martes, 10 de julio de 2007

Madrid

Sabina le cantó que es "allá donde se cruzan los caminos". Dámaso Alonso la bautizó:"Rompeolas de todas las españas". Cela hasta se atrevió a hacerle unos versos en su domicilio de Claudio Coello:"Madrid
portal de la amistad y de la elegancia
alcoba de la sabiduría y del ingenio
y alfolí de los más airosos trances
y las más generosas aventuras".
Le han hecho esloganes, "si vienes a Madrid ya eres de Madrid", para atraer visitantes a una ciudad que es Villa... y Comunidad Autónoma renunciando a un pendón castellano, a cambio de una bandera de siete estrellas... y de un escudo con un madroño y un oso pardo, aunque todos amen a uno panda. Tuvo una movida (como no hubo otra igual), en los ochenta, con un Loquillo, tremendamente cuerdo; un Ramoncin, rockeandole al pollo frito, una mexicana llamada Alaska y, todo ello, con uno de los alcaldes más viejos de la historia, don Enrique Tierno Galván (más que su catedral, por ejemplo)... y, aun así, el mejor, te dicen, fue un Rey, Carlos III. Tiene las mejores pinacotecas del mundo Prado, Thyssen, Reina Sofía... El monumento más grande del fútbol, el Real Madrid, para que, de todos modos, la mayoría del personal sea del Atlético. Siendo el punto más alejado de la costa tiene el mejor pescado... En verano dejan la capital desierta pero te dicen que es cuando se está bien en ella. Cuando hace calor no busques en las terrazas, están en las azoteas. Cuando hace frío, van al parque. Tienen uno llamado El Retiro que está en el centro... Un tráfico caótico y miles de kilómetros de circunvalaciones pues de su Puerta del Sol salen todas las carreteras.
Es Madriz y Madrid, le cantan cuplés y ella baila chotis... y, quieras o no quieras, de allí vas al cielo...eso sí, procurando no pasar por la T 4 de Barajas. Chueca y Salamanca; Lavapies, Vallecas y Carabanchel. Ecuador, Rumanía, Colombia, Marruecos. Es Madrid, multirracial y castiza. Culta y portera con gato en las noches de estío. Madrid "te quiero" pero "Aquí no hay quien viva". Es simplemente, Madrid... "Te la vas a perder".

sábado, 7 de julio de 2007

Las siete maravillas de elmaravillosomundo

Siete del siete del siete. Capicúa. Sin duda un bonito guarismo en forma de efeméride y, precisamente, hoy van a decidir en la preciosa ciudad de Lisboa que monumentos de los que hay por elmaravillosomundo son dignos de ser las nuevas siete maravillas. La elección tiene mucho de transcendental para nuestra amada España porque La Alhambra de Granada ha llegado a la final donde hay otras diecinueve candidaturas, pero, sin duda, de lo que más tiene es de político y, sobre todo, de comercial. Quien venza se asegura unos jugosos ingresos procedentes del turismo. Nuestro representante es para nosotros e, incluso para el resto de elmaravillosomundo, uno de los que deben estar en la relación final. Desde el año dosmiluno no ha hecho más que superar rivales en la encarnizada lucha por estar ahí y se las va a ver con Taj Majal, Estatua de la Libertad, Machu Pichu, Gran Muralla, Teatro de la Ópera de Sidney, Santa Sofía, San Basilio... y alguna que otra más hasta configurar esa potente lista, sin duda. De las viejas siete maravillas sólo quedan en pie las Pirámides de Egipto, maravilla honorífica desde ya (faltaría más).
También vamos a comprobar si el prestigio y poder de nuestro país tiene de verdad asideros reales como para influir en la decisión última. Entre bambalinas, como en toda decisión que se precie y que implique unos ingresos multimillonarios, va a haber mucha, y no precisamente limpia guerra y ese, mismamente, es el sitio donde hay que saber manejar los hilos que nos hagan estar donde la Historia de este país curtido en mil batallas, testigo del paso de todas las civilizaciones y personaje fundamental de la misma, tiene que estar porque como quisiera recordar, en este instante, con unos versos que quedaron escritos en el viento y que traspasaron el tiempo: Dale limosna mujer/ que no hay en la vida nada/ como la pena de ser/ ciego en Granada. Lo dicho, suerte.

viernes, 6 de julio de 2007

Vivir como un perro.( Homenaje póstumo a mi perro Tuli).

A veces me imagino que aún está con nosotros pero, por desgracia, se fue hace ya un tiempo y, quiero creer así, en la esperanza de que algún día, en algún lugar, podamos volver a encontrarnos examino mi corazón, triste y melancólico, para homenajearte. Fuiste un fiel amigo, un gran compañero y uno más de nuestra familia. Fuiste un modelo de vida y de tu sabiduría canina deberiamos aprender todos. Gracias Tuli, vivo ejemplo de que la inteligencia no está en la raza. Se imaginan vivir como un perro. Este sería nuestro particular catecismo:

Nunca dejar pasar la oportunidad de salir de paseo.

Cuando se aproximase alguien amado, correr para saludarlo.

Cuando hubiera necesidad, practicar la obediencia.

Hacer saber a los otros cuando estan invadiendo nuestro territorio.

Siempre que se pueda, dormir una siesta y desperezarse al levantarse.

Correr, saltar y jugar a diario.

Comer con gusto y entusiasmo y parar al encontrarse satisfecho.

Ser leal, siempre.

Nunca pretender ser algo que no se es.

Si lo deseado está enterrado, cavar hasta encontrarlo.

Cuando alguien estuviera pasando un mal día, quedarse en silencio, sentarse próximo a él e intentar agradarlo, gentilmente.

Cuando se llamase la atención, dejar que nos tocasen.

Evitar morder cuando apenas un gruñido podría resolverlo.

En días templados, recostarse sobre el pasto de espaldas.

En días calurosos, beber mucha agua y descansar bajo un árbol frondoso.

Cuando se estuviese feliz, bailar y sacudir todo el cuerpo.

Alegrarse con el simple placer de una caminata.

martes, 3 de julio de 2007

Castilleja de la Cuesta

Según se sube desde La Pañoleta, retorciéndose en la angostura de la Cuesta del Caracol para dejar detrás primero Coca de la Piñera, despues los depósitos de agua que matan la sed de Sevilla y, finalmente, una ermita chiquitita blanca de cal y amarilla de albero que guarda leyendas de antes de los moros, hay, siempre según se sube, un camino que traía desde la vieja Onuba las gambas blancas que ponían todos los bares de Triana y llevaba miles de veraneantes a las playas cuando la caló y hay, también, justo donde ese bendito lugar dejó hace siglos de llamarse Carretera de Huelva para ser, simplemente, Calle Real, un lugar coqueto y señorial llamado por los antiguos Alixar o Castalla.

Esa casa es una enredadera de moreras allí donde tienen los maristas su finca, el olor a aceite, a polvorón, a ajonjolí, palmas y cante en las noches de El embrujo y de El semáforo, una venta, la del Aljarafe, tertulias de la niña Rosalía, cafelito y copa de aguardiente en El baulillo, natillas y arroz con leche en Los Rosales, la calle Pedro Parias donde está Maternidad, los geranios de la Sevillana, los saquitos de la Montañesa y la ropa vendida a dita de Manolita la peluquera. Es Domingo de Resurrección, jornaita, partidos del Castilleja con Perona gritando enfervorizado. Son Rosales, Cansino, Villadiego, De los Reyes... Son dos casinos. Es una Plaza con un puesto de calentitos, un puente que lleva a El Faro sin aceras y agarrado a la barandilla si paraste antes en el Canela, un autobus de la Cooperativa con "el puya" cobrando, una tostá con manteca de lomo de Casa Abelardo, una velá chorreona en la calle Inés Rosales y un camión de papas descargando en el camino. Bar Pepito, Blanca Paloma, gente sentada en la puerta, al fresco, en las noches de estío; un Barrio Obrero, la Barriada, el economato de Fernando y el de las barberas, una saeta de Chicorro, Carmelita o Luis Cabrera.

No es donde está Ikea, no son los semáforos que atascan el pueblo, no es no poder dormir porque estan "toersantodía" tirando cohetes. Es algo más que una marca puesta en la publicidad de una inmobiliaria. Esa es la realidad que quieren que veamos los que tienen cerrados los ojos del alma, gentes que vienen a enseñarnos cuando aquí hasta Piano era catedrático y podía darte un Master en buen vivir. Es un sello identificativo que sólo pueden llevar una minoría de personas en este maravillosomundo. Lo cantó Diego (no hay que ponerle apellidos si eres de aquí): Castilleja de la Cuesta, todavía no había escrito su nombre, es la cumbre donde se sube con gran trabajo porque desde allí, quieran o no, se divisa lo que está abajo, todo.

lunes, 2 de julio de 2007

Triple filtro

Quisiera compartir contigo esta historia que cuenta Álvaro García Estévez, es de su libro Cuentos desde El Bosque:
"En la antigua Grecia (469-399 a.c.), Sócrates era un maestro reconocido por su sabiduría. Un día, el gran filósofo se encontró con un conocido que le dijo muy excitado:
-Sócrates, ¿sabes lo que acabo de oír de uno de tus alumnos?
-Un momento -respondió Sócrates-. Antes de decirme nada me gustaría que pasaras una pequeña prueba. Se llama la prueba del triple filtro.
-¿Triple filtro?
-Eso es -continuó Sócrates-. Antes de contarme lo que sea sobre mi alumno, es una buena idea pensarlo un poco y filtrar lo que vayas a decirme. El primer filtro es el de la Verdad. ¿Estás completamente seguro de que lo que vas a decirme es cierto?
-No, me acabo de enterar y...
-Bien -dijo Sócrates-. Con que no sabes si es cierto lo que quieres contarme. Veamos el segundo filtro, que es el de la Bondad.¿Quieres contarme algo bueno de mi alumno?
-No, todo lo contrario...
-Con que -le interrumpió Sócrates- quieres contarme algo malo de él, que no sabes siquiera si es cierto. Aún puedes pasar la prueba, pues queda un tercer filtro: el filtro de la Útilidad. ¿Me va a ser útil esto que me quieres contar de mi alumno?
-No. No mucho.
-Por lo tanto, -concluyó Sócrates- si lo que quieres contarme puede no ser cierto, no es bueno, ni es útil, ¿PARA QUÉ CONTARLO?
Esto explica el porqué de la grandeza de Sócrates y por qué se le tenía en tanta estima."