sábado, 7 de julio de 2007

Las siete maravillas de elmaravillosomundo

Siete del siete del siete. Capicúa. Sin duda un bonito guarismo en forma de efeméride y, precisamente, hoy van a decidir en la preciosa ciudad de Lisboa que monumentos de los que hay por elmaravillosomundo son dignos de ser las nuevas siete maravillas. La elección tiene mucho de transcendental para nuestra amada España porque La Alhambra de Granada ha llegado a la final donde hay otras diecinueve candidaturas, pero, sin duda, de lo que más tiene es de político y, sobre todo, de comercial. Quien venza se asegura unos jugosos ingresos procedentes del turismo. Nuestro representante es para nosotros e, incluso para el resto de elmaravillosomundo, uno de los que deben estar en la relación final. Desde el año dosmiluno no ha hecho más que superar rivales en la encarnizada lucha por estar ahí y se las va a ver con Taj Majal, Estatua de la Libertad, Machu Pichu, Gran Muralla, Teatro de la Ópera de Sidney, Santa Sofía, San Basilio... y alguna que otra más hasta configurar esa potente lista, sin duda. De las viejas siete maravillas sólo quedan en pie las Pirámides de Egipto, maravilla honorífica desde ya (faltaría más).
También vamos a comprobar si el prestigio y poder de nuestro país tiene de verdad asideros reales como para influir en la decisión última. Entre bambalinas, como en toda decisión que se precie y que implique unos ingresos multimillonarios, va a haber mucha, y no precisamente limpia guerra y ese, mismamente, es el sitio donde hay que saber manejar los hilos que nos hagan estar donde la Historia de este país curtido en mil batallas, testigo del paso de todas las civilizaciones y personaje fundamental de la misma, tiene que estar porque como quisiera recordar, en este instante, con unos versos que quedaron escritos en el viento y que traspasaron el tiempo: Dale limosna mujer/ que no hay en la vida nada/ como la pena de ser/ ciego en Granada. Lo dicho, suerte.