martes, 18 de septiembre de 2007

La gran estafa escandinava

A los que hablaron de un futuro mejor porque cierta multinacional, de origen escandinavo, instalaba una de sus macrotiendas en nuestra, repito, nuestra, de todos, no sólo de unos pocos, Castilleja de la Cuesta; a los que nos dijeron que ibamos a tener que atar los perros con longaniza, a los que pronosticaron que el paro se había terminado, a tantos y tantas vendeburras que juegan con la necesidad de la gente de este maravillosomundo, a esos politicuchos de poco pelo, grandes tragaderas, sonrisa falsa, aduladores de becerros de oro por venir, a esos, se les debería estar cayendo la cara de vergüenza. Pero no, no se les estará cayendo, peor aún, irán por ahí en sus todo terrenos, monovolumenes, bemeuves y audis varios, orgullosos y contentos. Que nos den las gracias, pensarán, hemos llevado el pueblo a la modernidad, hemos traído una galería comercial que es la envidia de todos los pueblos del Aljarafe, con su avenida de palmeras y todo, lo máximo Prii, que diría un castizo, y, en ella, hay comercios y los comercios necesitan personal y ese personal son puestos de trabajo y votos, añado, y, blanco y en botella, la leche, a quien van a votar ahora que están todos colocados, ¡bingo! a nosotros, los que somos más de aquí que nadie, los únicos que queremos a nuestros vecinos, los únicos, de verdad de la güena, que nos merecemos mandar, lo de gobernar mejor lo hablamos otra vida.

Pero no, el Ikea, el Zara, el Mango...Esos grandes depredadores de comercio tradicional, el cercano en el trato, amigo, en suma, les han salido ranas y, lejos de acabar con todos los males catetos y, al parecer, tercermundistas que nos impedían despegar de la mediocridad en la que nos instalaron los mismos que nos quieren sacar ahora, nos han añadido algunos nuevos como el perenne caos de tráfico... Y sin acabar con el paro.

Y digo yo, ¿es que no se podía haber gestionado esa bolsa de terreno para ocuparla con algo tan nuestro, tan generador de riqueza, tan querido y auténtico como la industria repostera?¿Es que no podíamos haber gestionado desde la altas, altísimas según quien se acerque, instancias municipales la formación de una denominación de origen?.

Miren Estepa, a ver quien duda que ahí se mueve dinero de verdad, del que revierte en el bolsillo del ciudadano. Miren Huevar con su plataforma logística de Mercadona... O mejor, no miren a ningún sitio y sigan pensando que somos los mejores der mundo que así nos va y sigan votando a estos que lo hacen muuuuuy bien pero, si lo hacen, no se quejen luego que donde más gente trabaja en el pueblo es en el Ayuntamiento donde, ya saben, la bolsa de empleo es pública y tal y tal.