jueves, 24 de enero de 2008

Arturo

No seré original. En esta ocasión, no les voy a contar ninguna de esas historias que tanto me gustan (y espero que a ustedes), no les voy a recomendar ningún lugar desconocido, no les voy a presentar a alguien del maravillosomundo que no tengan la fortuna de conocer, no. Simple y llanamente les voy a pedir, encarecidamente, que lean. Observen que no lo he recomendado, les he pedido que lean. Lo que sea: Prensa, revistas, libros, páginas güeb...Pero no lo hagan por las estadísticas, ni porque sea un símbolo de cultura, ni tan siquiera porque se lo diga el Ministro, el Papa o el sursum corda. Haganlo porque les interese algo, acerquense a las letras con amor y verán como aprenden y disfrutan.
Si no, no pasa nada. No les va a querer menos su señora madre por eso (¿si creen que se puede ir por la vida así?).
Lo único que pasa es que se lo van a perder. Sí. Se lo van a perder y me da una pena tremenda.
¿Les confieso una debilidad?. No se vivir sin él. Me paso todo el año esperando este momento. Hay quien espera el verano, la Semana Santa o la Feria. Hay quien vive pendiente del domingo para ir a ver el encuentro de su equipo. Mi año tiene una fecha subrayada en rojo y... lo siento Pilarita, no es nuestro aniversario. Es el día en que Arturo Pérez Reverte saca su nuevo libro, el día que me hace recordar lo mucho que me apasiona la lectura, por qué soy lector. Ese día ha llegado. Un día de cólera, ya está en mis manos y, en las suyas si quieren divertirse.