domingo, 8 de junio de 2008

Que os den...

. . . Gabachos, franchutes, francesitos. Que os den. Como en la guerra de la Independencia o, en esa batalla de Trafalgar en la que, por haceros caso, nos dieron a nosotros con vosotros. Que os den. Como en el Tour de Perico, en los de Indurain, en el de Contador o en el de Pereiro (en este, doblemente, por no aceptar la realidad e, intentar alargar, hasta el infinito, un asunto claro para todos menos para vosotros). Que os den. Como cuando Real Madrid y Valencia se jugaron, en ese París que también fue nuestro, la Copa, que inventasteis para reinar en Europa y que, todavía, esta por ver cuando vais a ganar, legalmente. Que os den. Como, anteriormente, os dieron con Arancha y otros más. Que os den. Nadal, ese al que llevabais dos semanitas puteando, colocándole a todos los zurditos que teníais en el cuadro, poniéndole los partidos para que no descansase y. . . otras argucias, después de eliminar a otras dos ratas terrícolas hispanas -piropo francés- y, sin perder un set, os ha vuelto a pintar la cara. . . y van cuatro añitos ya, chicos. Lo mismo sale más barato el trofeo de Campeón de Roland Garros, si lo grabáis con el nombre de Rafaelito. Si es que no aprendéis. ¿Por qué no quitáis la tierra y ponéis hormigón? Lo mismo, así os ahorrabais tener que pitar le al manacorí y ser suizos, croatas. . . Lo que sea menos español, que parece ser lo peor del mundo. ¡Vaya compañeros de viaje tenemos en la Unión Europea!. Libertad, Igualdad y Fraternidad. Perdón, me da la risa. ¡Ja, ja, ja, ja!. ¡Que graciosos, sois!.