lunes, 30 de junio de 2008

¡Campeones!

Repitan conmigo:
Somos ¡Campeones de Europa de selecciones de Fútbol!.
Sí, de Fútbol.
Repitan:
¡Campeones!.
¡Campeones!.
¡Campeones!.
Para todos los que pensaban que ESPAÑA era un país de perdedores.
Un país que tiene a Nadal, a Pedrosa, a Alberto Contador, a Fernando Alonso.
¡Campeones!.
Un país que ha sido Campeón mundial de Baloncesto. Campeón mundial de Balonmano. Campeón mundial de Waterpolo. Campeón mundial de Fútbol-Sala.
¡Campeones!.
Ese país que no podía ganar porque los catalanes, los vascos, los andaluces, los gallegos, los asturianos, los canarios...no se sienten españoles.
¡Campeones!.
Ese país que, en este deporte colectivo, no pasaba de cuartos nunca, porque no sabía competir pese a tener jugadores, que son estrellas en sus clubes, Liverpool, Arsenal, Real Madrid, FC Barcelona, Valencia... que son unos equipos que no ganan nunca, como se sabe.
¡Campeones!.
¡Campeones!.
Porque lo importante no es jugar bien -según esos mismos lumbreras- para ganar.
¡Campeones!.
¡Campeones de Europa de selecciones de Fútbol!.
Casi ná.
Puigcercós, Urqullu, Arzallus...
Ustedes, ¿quienes son, infelices?.
Salgan con sus banderas rojigualdas a la calle, abracen a sus vecinos, chillen hasta desgañitarse.
Ustedes, nosotros, yo...TODOS... somos un país, somos una nación. No tengan alergia de decir esta palabra, jamás de los jamases: ESPAÑA. No pasen, en sus vidas, vergüenza por sentirse españoles. Hoy es el primer día de una nueva vida. Una vida en la que -ya, sí- cabe (si aún no la tenían) la inmensa satisfacción de sentirse UNIDOS, por el símbolo de fraternidad, que históricamente nos representa y nos representará. No lo escondan nunca más, pues nos abraza. No escondan nunca más nuestra enseña, nuestra bandera, la bandera de ESPAÑA.
Para que luego digan que, el Fútbol, no es más que un negocio. El Fútbol es sentimiento, pasión, cultura, un inmenso aglutinador y el gran generador de unidad de nuestros días.
Todo eso es el Fútbol, aunque algunos gilipollas no lo quieran reconocer.
Repitan conmigo:
¡Somos Campeones!.