miércoles, 27 de mayo de 2009

Fernando Iwasaki, ¿de qué vas?

Tengo la sana costumbre, desde hace años, de leer varios diarios al día siendo, uno de los que leo, el ABC. Así que -creo- tengo experiencia, las suficientes referencias y -al ser desde hace muchísimos años transportista, para más inri de viajeros- la legitimidad necesaria, para llamar a las cosas por su nombre. Por eso, me parece que, lo que ha escrito el tal Fernando Iwasaki, con el título "Negocios piratas contra la crisis, I", es una de las mayores aberraciones que he leído en los más de veinticinco años que llevo como lector de periódicos. Me da muchísima rabia tener que ser tan severo. Me da muchísima pena, tener que atacar la manera de ganarse la vida de otra persona, pero, viendo que este señor no ha tenido el más mínimo reparo en hacerlo con el modo en que, procuro (últimamente con más pena que gloria) ganármela, a ver, porque no voy a hacer lo mismo.
Para empezar, les cuento quien es Fernando Iwasaki. En su propia página personal de Internet, nos cuenta que nació en Lima, Perú, en 1961. Va camino, por tanto, de los cincuenta años luego, una de dos, o es que el Alzeimer le ha visitado prematuramente, o es que, es así de inconsciente de nacimiento, pues la excusa de la inexperiencia de la juventud, hace un largo trecho que le abandonó. Se presenta como narrador, ensayista, crítico e historiador pero no nos da norte de donde adquirió tan vastos conocimientos. Es una pena que no completara su formación con algún curso de Derecho pues, lo que nos recomienda en su columna, es ilegal. Luego, a lo que nos anima el nota es, directamente a delinquir. Además de, por pintar la mona, de vez en cuando gracias a Dios, en el periódico de la grapa, este sujeto cobra por dirigir la Fundación Cristina Heeren de arte flamenco y por hacer lo mismo con la revista Renacimiento. Así que, desde ya, animo a todos los que lean esto que escribo, a no comprar nunca más la publicación citada, sugiriendo si quieren leerla, busquen quien se la pueda fotocopiar. (Anda, personaje, ¿te hace gracia mi idea?). En cuanto a que un peruano dirija una institución que promociona el flamenco, mejor me callo, no vaya a ser que me soplen, un discursito progre acerca de la xenofobia y el racismo porque, la verdad, no tengo el cuerpo para fiestas.
Vamos al tema. Entrecomillo citas textuales y sacan sus propias conclusiones:
"Espero ser capaz de aconsejarle algo valioso a quienes no sepan de donde sacar un dinerito B".
"Transporte escolar: ¿Quién no conoce a otros niños que viven por nuestra zona y que van al mismo centro que nuestros hijos?. Los autobuses escolares cuestan una pasta y encima hay que llevar a los niños hasta las paradas, que siempre quedan lejos de casa. Mi madre se pasó años recogiendo a tres niños que iban a mi colegio y a la salida los dejaba en la misma puerta de sus casas. Muchos padres van a empezar a quitar a sus hijos de los autobuses y allí habrá una oportunidad de negocio para quienes sean capaces de mejorar el servicio de transporte escolar sin subirse a la parra. ¿Cuánto estaría dispuesto a pagar una familia del Aljarafe por un servicio de transporte "pirata" que lleve y recoja a sus niños hasta un colegio del centro?".
"Me creo en el deber de advertirle al escrupuloso lector que ni pretenda como "empresario" ni exija como "cliente", permisos, seguros, certificados, facturas o cualquiera de esas gravosas formalidades".
"¿Como le vamos a hacer ascos al dinero B, si nuestra economía sobrevive gracias al dinero B".
Y, ahora, te voy a dar unas cuantas respuestas. Sólo por tu propuesta, veo, a lo que has venido a Andalucía. Está clarísimo. Eres de los que quieres vivir en España, para exigir derechos y, en Sudamérica, para no acatar nuestro ordenamiento jurídico. ¿Por qué no sugieres mejor como ganar dinero A? Sí, sí, dinero A. Como el que sirve para hacer carreteras, colegios, hospitales, parques, dar coberturas sociales, pensiones a nuestros mayores... ¿O es que no crees que este es el dinero que hace que sobreviva nuestra economía con mayúsculas, la del Estado que tenemos que sostener todos para que, entre otras, Fundaciones como la que te paga, perciban subvenciones?. Eres, también, un indocumentado. El transporte escolar, es algo muy delicado que tiene que cumplir, escrupulosamente, toda una normativa que exige vehículos adaptados a tal fin, que pasan unas inspecciones técnicas más exigentes de lo habitual y con una periodicidad mayor. Además, los conductores de los citados autobuses, aparte del carné que los habilita, están inscritos en un registro especial y en este tipo de servicios debe acompañar una azafata que, igualmente, también está inscrita. Tienen un seguro de viajeros, el propio del bus y una póliza de cobertura jurídica. Están provistos de tacógrafo y, el mismo, pasa revisiones bianuales. Los que manejan, como dicen en el país de cuya economía te sientes tan orgulloso, tienen que cumplir unos periodos de conducción y otros de descanso, diarios y semanales. Eso, sin explicarte que, para montar una empresa del tamaño que sea, se necesita que o bien el propietario o bien quien la gerencie, posean una Capacitación Profesional que hay que obtener en unas pruebas, cuyo tribunal examinador es la propia Administración con un temario común a toda la Unión Europea. En fin, que más necesitas para darte cuenta que lo que propones sería, directamente, quitar seguridad y derechos al pasajero. Te imaginas que tus hijos, si los tienes, fuesen al cole de este modo que ves como el negocio del siglo y, tuviesen un accidente. ¿Qué? ¿Acojona la perspectiva, eh?... Pero, por encima de todas las cosas que eres y, alguna de las cuales me voy a callar por el respeto que no te has merecido con esta mierda que has escrito, lo que eres, reitero, es, un irresponsable y un charlatán de taberna. ¿Qué nuestra economía sobrevive gracias al dinero B?. ¡Apaga y vámonos!.
Por último, quisiera darle la enhorabuena a los de Vocento. ¡Nada, nada!. Ya no tenemos que llorar más por La codorniz. Volvemos a tener un noticiario de humor con la actualidad como protagonista... Y pensar que os tenéis por prensa seria. ¡País!.

domingo, 24 de mayo de 2009

El triunfo de la paciencia

Diganmelo ustedes mismos: ¿Trabajarían para que el fruto de su dedicación lo recogiesen sus nietos?. Piensenlo detenidamente: ¿Serían capaces de crear algo para que lo disfrutasen otros?. Recapaciten: ¿Está nuestra sociedad educada para disfrutar de un esfuerzo sostenido en el tiempo, sin más premio que la satisfacción personal y la certeza de haber hecho algo que transciende nuestra propia existencia?. Pues, les puedo decir que, todo esto, sucede: En La Palma del Condado, provincia de Huelva, para más señas.
Allí, la familia Rubio, desde la fundación de su empresa en 1946, por Don Antonio Rubio, defiende con pundonor y constancia, con esmero y buen hacer, un producto que se comercializa con el nombre de Brandy Luis Felipe, en honor a unas barricas encontradas y que se hallaban señaladas, desde 1893, con tal denominación pues, parece ser, eran las reservadas a Don Antonio de Orleans, Duque de Montpensier e hijo del Rey de Francia Luis Felipe I, que residía en el sevillano Palacio de San Telmo.
Recientemente, he tenido la inmensa fortuna, el enorme placer y el gran privilegio de visitar sus bodegas y, constatar que, aparte de que saben lo que se traen entre manos, son conscientes de que, lo que hacen, no solo es respetado por la inmensa calidad del producto, sino por el amor que ponen en su crianza. Son sabedores de que han recibido un legado que tienen que cuidar y preparar para que salte, inmaculado y en las mejores condiciones, a la siguiente generación. Son conocedores de que económicamente, la relación tiempo empleado- coste final del néctar, es deficitaria. Saben que, elaborar estos licores, nunca será una manera de ganarse la vida y sí, un costoso pasatiempo o afición, por más que ganen dinero con el. Pero, no por eso, dudaron, ni dudan, ni van a dudar, continuar, con esta tradición, que pone a los brandys andaluces en el gran club de los mejores.
Ahí van mis respuestas: Mi humilde parecer es que no. Mi experiencia es que pocos lo harían. Mi sensación es que, hoy, perdurar, no es una aspiración de muchos. Afortunadamente, aún quedan tipos como los Rubio para desmontar todas estas teorías. Y que sea por otras cuantas centurias, por lo menos.

jueves, 14 de mayo de 2009

Todos retratados

A saber:
TVE por su manipulación, ocultándonos intencionadamente a todos los teleespectadores, la posibilidad de ver lo que, como era su obligación, las emisoras de radio contaron que pasó, o sea, el circo separatista de vascos y catalanes en una ofensa, sin precedentes, contra el Jefe de Estado de su país, España, Su Majestad El Rey Don Juan Carlos I, cuando sonó el himno de la nación, en el momento de acceder al Estadio de Mestalla, acompañado por la Reina Doña Sofía.
La R.F.E.F. por su favoritismo hacia el equipo de su Presidente, Villar, al ser notoria la mayoría de seguidores en las gradas del Athletic. Y eso que dicen que las entradas se reparten de manera equitativa.
Los vascos por violentos, pues fue continuo el lanzamiento de objetos desde todas partes hasta que, desgraciadamente, uno de los mismos impactó en Dani Alves. Una preguntita, sin maldad: ¿Pedirá ahora, el presidente de los rojiblancos, el ínclito Macua, el castigo, como lo pidió cuando el objeto impactó contra el portero de su equipo, Armando, en el viejo Villamarín?.
Joaquín Caparros, por pendenciero, al avisar con antelación, el uso de la violencia en el pre-partido y cumpliendolo, posteriormente, en el mismo. ¿A esto es a lo que llama el otro fútbol?. Un señor que ha caído en gracia y que lo único que sabe hacer es trampas, sin duda, este utrerano que dudo, consiga arrancarse el estigma de perdedor que lo acompaña.
José Guardiola, un pedazo de entrenador, un señor y un gran deportista.
El FC Barcelona, un equipazo.
El Athletic de Bilbao, un equipito.
Joan Laporta, un prepotente que cuando gana no tiene estilo y cuando pierde, se esconde.
Touré, un maleducado y un provocador.
Y, los catalanes. ¿Entendéis por lo que pocos os quieren?. Miraos en la victoria y sabréis porque, ni en otros cien años, seréis como el Real Madrid, por ejemplo.

viernes, 8 de mayo de 2009

Una historia y una proposición para este fin de semana

Primero, la historia. En el año 1994, tenía apenas veinte años y era un modesto aspirante a plumilla que, se entretenía, colaborando en una emisora llamada Radio Guadalquivir, como antes lo hice en otros medios de comunicación del ámbito local. Era divertido, me gustaba y, lo que era mejor, me permitía disfrutar de eventos a los que de otra manera, me hubiese sido imposible asistir. Uno de ellos fue una Final de Copa de Rugby. Se enfrentaron Arquitectura de Madrid, vigente Campeón de Liga y nuestro Ciencias -entonces El Monte-. Venció el equipo sevillano en el -por aquellas fechas- Estadio de La Cartuja. Y es que, los de Juan Antonio Arenas eran un equipazo que ganaron dos Ligas, tres Copas y, para los que no lo sepan o no les interese recordar, el primer título continental del deporte sevillano, la Copa Ibérica. A los Torres Morote, Sánchez y compañía, los secundaban escuderos de lujo como mi paisano y amigo Eusebio Quevedo quien, más tarde, fue pilar indiscutible del rival por antonomasia de los científicos, Universidad de Sevilla, donde entre él y un irlandés llamado Eoin Costigan, revirtieron una hegemonía histórica y nunca vista por estos lares. Aún hoy, este castillejano de ascendencia pucelana continua compitiendo en el recién creado Sevilla FC Andalucia que, mira que curioso, echó a andar vestido de verde en la capital de España. Sin duda, aquella fue la época dorada del deporte del oval en nuestra urbe y, como testigo privilegiado, tuve la inmensa fortuna de vivir estos éxitos en primera línea informativa, cosa de la que me enorgullezco profundamente.
Ahora, la proposición. Quince años después, los tricampeones coperos tienen, ante sí, la posibilidad de reverdecer viejos laureles, ante su propio público. La cita es este domingo en San Pablo y tienen la oportunidad, si asisten, de vivir en directo como se escribe la Historia. ¿Se lo van a perder?.

jueves, 7 de mayo de 2009

¿Políticamente correcto? ¿Por qué?

Vamos a ver. Me parece que no me he enterado bien. O sea, ¿qué por querer que ayer ganase el Chelsea en vez del Barcelona, no soy un buen patriota?. Y eso, ¿por qué?. Porque anoche, que se sepa, por lo que litigaron los londinenses y los barceloneses, fue por obtener un resultado deportivo... y punto. ¿Qué representaban a nuestro país?. No, no, no. Si acaso, lo hacían con la parte del mismo que es aficionada a los colores azul y grana... y nada más. A ver si se nos mete de una vez en la cabeza que, para representarnos futbolísticamente a todos, tenemos a la Selección Española y mira tú por donde, lo mismo, algún aficionado insigne de ese club, con esa representación, no está muy de acuerdo y si, para expresarlo, se pasa la corrección política por el arco del triunfo, a ver por qué, los demás, no vamos a poder hacer lo mismo. ¿O no?.