sábado, 20 de junio de 2009

Sobre el Príncipe de Asturias de los Deportes

El domingo pasado cayó una de las penúltimas barreras del deporte hispano. El mayor de los hermanos Gasol salió campeón de la NBA. Antes ya lo había sido dos veces de conferencia y otras tantas All Star. En una carrera aún inconclusa, a su palmares sólo le falta -según palabras propias- el oro europeo. Añadiría que quizás, algún trofeo de clubs a nivel continental... y subir al cajón más alto de los JJ. OO. Ese mismo día, Gené vencía en las 24 horas de Le Mans. Pena que pasase prácticamente desapercibido ante lo mediático del baloncesto. Lo mismo le sucedió, días antes, a la montañera Edurne Pasaban que, con la conquista de su duodécimo ocho mil, se queda en cabeza de la lucha encarnizada que sostienen varias féminas, por ser la primera en lograr poner el pie, en la cima de las catorce cumbres que componen tan selecto club. Cuando alcance este reto, se unirá en el olimpo del alpinismo al indiscutible rey mundial, el también vasco, Juanito Oiarzabal, que atesora veintiuna grandes montañas. Meses antes, Pellicer, un motorista prácticamente anónimo, se alzaba con la victoria final en el Africa Race, continuador del Dakar en el continente negro. Lo triste es que, como en esas mismas fechas se corre el auténtico en tierras americanas y, como no, también lo ganó un españolito, Coma por segunda vez, continuando la senda abierta por Nani Roma, pocos reconocerán su tremenda gesta en la que, sólo, cedió una etapa de todas las disputadas.
Desde que se inició este tremendo 2009 -sucesor del no menos espectacular 2008- rara ha sido la especialidad en la que no hayamos campeonado alguna vez. Baloncesto, Balonmano, Fútbol, Alpinismo... mas, si la pasada temporada, destacamos a los ciclistas y a los tenistas, esta, sin discusión, tenemos que hacer lo propio con los moteros.
España siempre ha sido un país de motos. Ángel Nieto, Ricardo Tormo, Aspar, Pons, Crivillé, Herreros, Alzamora, Pedrosa, Lorenzo y Bautista nos han hecho campeones mundiales entre 50, 80, 125, 250 y 500 c.c. la friolera de treinta y una veces. Colomer, Raga, Cabestany, Bou y Tarrés han aportado doce y once entorchados universales, de trial outdoor e indoor. Lo de los raids se lo he detallado más arriba. Le unes los dos títulos de rallies de Carlos Sainz y los dos de F-1 de Fernando Alonso y te hacen ser la envidia, si de motor hablamos, de todo el orbe. Esta misma temporada, sin irnos más lejos, lideramos todas las categorías. Moto GP con Lorenzo, 250 con Bautista y 125 con Julian Simón, así como Enduro con Iván Cervantes y en el trial, no sólo lideramos, es que tenemos asimismo a segundo y tercero de la general.
Luego, con todos mis respetos, cuando se habla de la concesión del Premio Príncipe de Asturias de los deportes, no podemos, con tanta ligereza, solicitárselo a Guardiola, por más que lo que haya hecho el Fútbol Club Barcelona sea el acabose, porque entonces, el Real Madrid, que triplica a los azulgrana en Copas de Europa, tendría que tener tres. Ni siquiera creo que lo merezca el bueno de Pau al que, pese a ser un símbolo, aún le queda tiempo para seguir aspirando. A los vascos, acostumbrados a hollar donde las nubes, se lo pediremos cuando Edurne deje de ser Princesa para ser Reina. Creo, firmemente, que quien tiene que tenerlo es un madrileño que se llama Ángel Nieto. Gracias a él, el motor español despegó. Para mi es un icono que representa todos los éxitos de hoy y de ayer. Sin su figura sería impensable, lo que hemos tenido la suerte de vivir. No lo tiene y lo tiene Fernando Alonso al que, especialidades aparte, aún le queda mucha vida y mucho himno que hacer sonar. No lo tiene y lo tiene Rafael Nadal, que es un pipiolo que no ha hecho sino empezar a traernos gloria. No lo tiene y lo tiene Sito Pons, merecidamente ojo, pero once mundiales menos grande.
En fin, dicho queda.

viernes, 19 de junio de 2009

Castilleja de la Cuesta, hoy: La realidad del Deporte (versión Benítez con comentarios del autor del blog)

Leo, con asombro, una entrevista que le hacen, hoy, en Estadio Deportivo, al actual Alcalde de Castilleja de la Cuesta, Manuel Benítez. En ella, nos presenta una visión del Deporte de nuestra población, cuando menos, idealizada, por lo que puede que, quien no conozca el paño, piense que esta es la realidad pero, como por fortuna, todos tenemos dos ojos en la cara, constatar que no existe la Arcadia feliz que nos vende quien, para empezar, lleva tan poco en nuestra localidad que no tiene perspectiva alguna para opinar con tanta seguridad, es tan simple que, les recomiendo encarecidamente, se den un paseito por las instalaciones que tenemos y así, se hacen su propia composición de lugar. Lo mismo se les cae el alma al suelo.
Ya en el titular, nos suelta que "Venimos apostando por el deporte desde hace años" y, a la vista de tal afirmación, habría que preguntarse: si esto es así, ¿por qué tenemos, por ejemplo, tan lamentablemente abandonadas las pistas de fútbol-sala y tenis, del Polideportivo del Casco Antiguo? o, ¿por qué no hemos tenido temporada de natación este invierno en la piscina del citado centro? o, ¿por qué no se ha abierto, en horario matinal? o, mejor aún, ¿por qué se han recortado las subvenciones a nuestros dos representantes futbolísticos, Castilleja CF y RCD Nueva Sevilla?. ¡Vaya manera de apostar!.
Más adelante, se vanagloria de contar con deportistas de alto nivel en el municipio. Cita cuatro casos y obvia a Llera que, como todos saben, juega al fútbol en la Liga Inglesa y, a Cañas, que hace lo propio en Segunda División, aquí, en nuestro país. De los que menciona, me voy a detener en el caso de José Medina Fernández, federado en Tiro al vuelo y que cuenta, entre otros logros, en su excelso palmares, con una Copa de S. M. El Rey. A José lo conozco personalmente -no sé si el podrá decir lo mismo- porque es de la familia y, como se de lo que escribo, le diré, Señor Alcalde que, ni usted ni quien le regaló el sillón (es lo que hizo), han hecho absolutamente nada para que sea lo que es, actualmente, en el mundo de las escopetas. Nada de nada. Ni una llamada, ni un reconocimiento, ni una recepción, ni una ayuda ni económica ni en material. Repito, nada. Esta situación puede resumirse con una simple sentencia: Mientras más gloria traes, menos te mereces. Así, una cara de la moneda es, "mi primo" y, el reverso, son los clubes Judolin y Alixar que son, los que más pasta pillan en subvenciones (dato comprobable con los presupuestos municipales en la mano). Si es que, no hay nada más que tener amigos donde se mueve el cotarro.
No quiero eternizar este escrito, estoy algo alterado y prefiero morderme la lengua. En vista de que es público, les recomiendo lo lean y sacan sus propias conclusiones. Sólo me voy a parar en un detalle más porque, en serio, me ha parecido el colmo del cinismo esta entrevista, con el añito que llevamos pasado... ¡Encima os vais a dar jabón en la prensa!. Entrecomillo lo literal. La pregunta es: Castilleja es un municipio muy participativo en las diferentes actividades que organiza la Diputación de Sevilla, ¿en cuáles de ellas están más arraigados?. "En competiciones de natación de invierno y en alquiler de calles a pueblos que no disponen de piscina en sus instalaciones deportivas municipales". ¡Anda mi madre!. ¿No ha sido este el año que han tenido nuestros niños que ir a la piscina de Mairena, porque no colocamos la cubierta?.
Pues, como esta, otras pocas por el estilo.
Post data: "Si no abres la boca, algunos pensaran que eres tonto. Si la abres, todos".
Yo, me entiendo.

jueves, 18 de junio de 2009

Castilleja de la Cuesta, hoy: La situación de los centros educativos

Cuando las cosas no te duelen. Cuando te importa bien poco lo que suceda en la población que, se supone, representas. Cuando la auto complacencia se apodera de tu gobierno y crees que es imposible hacerlo mejor. Cuando te desangras en guerras intestinas que te apartan de tus verdaderas responsabilidades. Cuando lo fácil es acusar a otros y no hacer un verdadero ejercicio de auto crítica. Cuando el miedo a reclamar lo que es tuyo ante quienes, dicen, son tus compañeros te atenaza. Cuando todas estas cosas suceden, la realidad que es tozuda y no entiende de excusas, termina por colocarte en el sitio que te mereces y, gracias a la gestión de tantos años de los mismos en los mismos puestos, nuestra localidad, como en tantas otras cosas, está situada en la cola del Aljarafe, siendo generosos, también en la situación de los centros escolares.
Porque, Castilleja de la Cuesta, tu pueblo y su responsabilidad, tiene una comunidad escolar que no se merece tanta desidia y desinterés, tantas promesas falsas y tantas mentiras. No se merece que de dos Institutos hagan uno y que los alumnos se hacinen en el Alixar. No se merece que del Juan XXIII (O Juan XXII, según la rotulación del propio colegio, que manda... narices) un día se insinúe que está en ruinas y que, por eso, se va a hacer un nuevo edificio y, al siguiente, se explique que de ruina nada y que, con un par de arreglitos, tenemos colegio para rato. No se merece que unas obras de ampliación que tendrían que haber concluido en Septiembre, aún no se hayan acabado, como en el Luis Cernuda. No se merece que la falta de vigilancia, haga que el vandalismo campe a sus anchas efectuando destrozos y pintadas en el Pablo Neruda. No se merece que en el Hernán Cortés, los alumnos tengan que estudiar entre las basuras que se acumulan en el propio centro, por el pasotismo de los diferentes Delegados que han pasado y huido de un cargo que, ha terminado por ser, una silla eléctrica que fulmina a quienes lo ocupan. No se merece que las AMPAS no sean no escuchadas que ya sería grave, si no, ni siquiera recibidas por su Alcalde.
La Castilleja que nos merecemos y que tenéis la obligación de darnos, es una Castilleja donde cada colegio tenga su vigilancia, no sólo en horas lectivas si no, sobre todo, en las extra-escolares. Donde cada centro tenga su conserje, limpieza suficiente y material en consonancia con la Castilleja que pretendemos construir, en el mañana, para esos niños (y niñas, Ministra) que son nuestro futuro. Donde haya actividades que complementen la formación como estudio de idiomas, práctica deportiva, informática, música, teatro... que los alejen de las peligrosas sentadas de plazoleta. Donde haya comedores, aulas matinales y transporte escolar. Una Castilleja de primera que, la verdad, dudo mucho que podáis darnos porque, para eso, a uno le tiene que gustar su pueblo y, con vuestras acciones, a lo largo de tantísimos años, demostráis todo lo contrario.

lunes, 15 de junio de 2009

Yo, voy

Revolviendo papeles apareció, oculta entre recortes gastados por el tiempo, una página suelta, de un cuaderno de dos rayas, donde, con trazo irregular, un pequeño había escrito unas inocentes líneas. En ellas, daba gracias a la vida por el tesoro que acaba de recibir, emocionado. En sus torpes letras solo acertaba a explicar que lo que había sentido, en aquella atardecida de un estío que se iba irremediablemente, era la sensación más bonita de su corto existir. Parece ser que, su Padre, sacrificando algunos caprichos propios, le había sacado el carné. Aquel día fue, por tanto, su debut oficial como socio. Continuaba una estirpe, seguía una saga. Contaba como había hecho caso a quien le había dado lo que tanto le pidió. No se portó mal, no dio la lata, ni a la tía Concepción ni a su marido el Moreno, se comió el bocadillo que la Abuela le preparó con tanto amor, no habló cuando los mayores lo hicieron. Esa noche jugaron con el Sabadell. Era la primera jornada de Liga. Hasta el último minuto, cuando Gaby Calderón transformó un penalty, no se resolvió el partido. Agarrado a la baranda de la escalerilla de Preferencia, contempló como el argentino batía al portero catalán y estalló en un goool que se escuchó en todo el campo. Un señor le dijo a su tío que, el niño, era de los buenos y este le replicó al hombre que, se fijara si era así, que le había dicho que no se fueran pues, precisamente ese día, no iba a fallarle su equipo para que se le quedase ese mal recuerdo. Terminaba la misiva con una frase minúscula pero rotunda: Se que siempre seré del Betis.
Hoy, aquel chiquillo que soy yo -como, no dudo, a estas alturas ya sabían- va a manifestarse, para que le devuelvan la dignidad de aquel viejo equipo, el suyo, el de su Madre, el de todos los que le rodearon, el que le pintaron en el corazón a fuerza de contarle calamidades y sufrimientos, pero también gozos y alegría. Las viejas banderas, que con fuerza ondearon cuando la Copa del 77, han vuelto a salir de los cajones. Las bufandas que resguardaron las gargantas de su fiel infantería en las, no tan lejanas, noches de Champions, lucen lustrosas en los cuellos de su gente. La parada del autobús que tantas veces se llenó de hombres y mujeres de la Peña, vuelve a estar repleta. Hoy, Betis, vas a dejar de estar solo en manos de un malage ditero que cree que tú, solo eres un apunte en una de sus sucias libretas. Vamos a rescatarte de quien cree que te salvó. Palabra.

domingo, 14 de junio de 2009

El "Kennedy" de Cataluña

Hace hoy, justo, un mes, el FC Barcelona obtuvo el primero de los tres títulos que ha conseguido esta temporada. Entonces, reflexioné en voz alta y les dí mi impresión particular acerca de la Final de la Copa del Rey. Puse el cetme en ráfaga y disparé. No me costó más de diez minutos escribirlo. Todos retratados. Cuatro semanas más tarde, la tozudez de los hechos me reitera en mi opinión. Juan Laporta es un prepotente que no sabe ni ganar ni perder. Es un manipulador. Es un embustero. Nos toma por imbéciles.
Se queja de lo que ha pagado el Real Madrid por Cristiano Ronaldo. Lo acusa de partir la baraja y de romper las reglas del juego. Dice que, eso, su club, no lo haría jamás. Señala un presunto favoritismo del poder hacia los blancos. Lo malo es que algunos, como este cateto de Castilleja de la Cuesta, tenemos si quiera, un poquitín de memoria y sabemos, porque ya lo vivimos antes, que esto es lo habitual cuando a los blaugrana les entra el miedo.
En 1982, un tal Diego Armando Maradona, saltó el océano, previo pago de unos mil doscientos millones de las antiguas pesetas, por parte de la institución que se jacta de ser más que un club. Si tenemos en cuenta que el año antes, el entonces Presidente, José Luis Núñez, había pagado ciento cuarenta por Bernardo Schuster y que, ya este, fue el fichaje más caro de su tiempo, ustedes me dirán, si lo que hizo el BarÇa no fue lo mismo que ha hecho ahora el equipo del Santiago Bernabeu. ¿Quieren más?. Más.
En 1989, luego de amotinarse la plantilla en el célebre Motín del Hesperia, los del Camp Nou, pusieron dos mil doscientos cincuenta millones de pesetas, para revertir su histórico sino perdedor. Fue el dispendio económico más costoso de ese periodo, donde las cadenas de televisión no pagaban lo que ahora y del merchandasing y el marketing no había oído hablar ni Dios. ¿Más?. Más.
Finales de la década de los noventa. En Coruña ha emergido el Depor más grande que vieron los futboleros. Su estrella se llama Rivaldo. Conscientes de la gran jugada que supondría reforzarse, debilitando al enemigo, revientan el mercado, pagando la clausula de rescisión del contrato, el último día. Con esto dejan sin margen de reacción a los gallegos. Cuatro mil kilitos de nada, oiga. ¿Una última?. Venga.
Verano del 2008, el Sevilla se ha convertido en una alternativa real a los dos grandes. Dos de sus mejores futbolistas son Keita ... Y Daniel Alves. ¿Tengo que recordar lo que pagó entonces, este iluminado por el brasileño? ¿Vale un 2 cuarenta y un millones de euros? ¿Es esto inflacionar o no?.
Miren ustedes, no es odio ni animadversión. Es, simplemente, que no tolero ni la hipocresia, ni la doble moral y a este, quiero recordar también, nos lo presentaron como el "Kennedy" catalán y va a ser verdad, que, como dicen algunos por ahí, se lo ha creído y todo, el tío.

viernes, 12 de junio de 2009

94 millones de euros, ¿y qué?

Me hace gracia el fariseismo que existe en torno al dinero que mueve el fútbol. Parece ser que, de cada euro que se menea en este deporte que -también- es una industria, con sus miles de puestecitos de trabajo, con sus impuesticos requetebien puestos, con su componente social -por si a alguno se le olvida- quien tiene que dar explicaciones, es el aficionado. Como si fuese culpable quien se sienta en la grada, quien anima a cualquier equipo, quien consume este producto tan multitudinario y tan criticado. Como si hubiese que andar justificándose por ser futbolero. Pues, saben una cosita, YO (con mayúsculas) ni lo he hecho, ni lo hago, ni lo voy a hacer. No voy a andar justificándome por disfrutar viendo como veintidós tíos (o tías, querida Bibiana) se pelean por una pelotita y voy a seguir gastándome MI (con mayúsculas) sueldo, en lo que me de la gana. Sin remordimientos de ningún tipo porque, no me siento culpable, es más, entiendo el circo según una máxima que señala que todo vale lo que se esté dispuesto a pagar por ello. Además, permitan me que les observe unos minúsculos detallitos que, lo mismo, tienen su aquel: ¿Quién ha aflojado la guita es el mismo que ha construido un imperio llamado ACS, no? ¿La tela marinera, la ha sacado de la cartera de una institución que se llama Real Madrid C.F., no? ¿Los socios de este club han decidido que sea él quién tome las decisiones, no? Pues eso. No se hace uno rico derrochando, ni los merengues parece que estén arruinados, ni los madridistas son contumaces en el error y ponen dos veces en la poltrona, a quién no lo merece.
Es que, de opinadores de pacotilla (como el tal Iwasaki) hablando y escribiendo pamplinas, estamos, un poquitín, hasta... el moño. ¿Por qué, cuando la manteca se gasta en pagar al escultor Pascual, para hacer una obrita de esas que no entiende ni la madre que lo parió, está bien gastado?. ¿Y cuando el pintor Cual, emborrona el techo de no se qué sitio, cobrando lo más grande?. ¿O, cuando el escritor X, trinca por dar una conferencia donde nos cuenta su visión, de la transcendencia de la literatura cervantina en el mundo esquimal?. ¿O, cuando cuatro pelanas, pegando berridos con una guitarra, una batería y cualquier otro instrumento, le abren la cartera al concejal de turno?. ¿Y, cuando les pagamos a la colección de chupatintas que se dedican, en este país que se llama España, a hacer películas (porque cine es lo que hacen los americanos, estos sólo películas... y gracias)?. Así que, diganme queridos lectores, ¿por qué nadie tiene bemoles, fusas, semi-fusas y corcheas de criticar esto que, por otra parte y no es detalle baladí, nos cuesta el taco a todos, futboleros y no futboleros?. ¿Por qué es cultura? Pues, a esta otra cultura, la futbolística, que también tiene una Historia (mayor que la del Cine, por ejemplo), que la sostiene, sólo la inmensa minoría a la que le gusta, que no tiene un Ministerio propio donde to quisqui está subvencionado, ya va siendo hora que la respetemos una mijita. ¡Coño!, que nada más parece que para ser inteligente, culto, progre, intelectual, en suma, hay que ser anti-fútbol.