viernes, 6 de marzo de 2009

Reflexiones en telegrama

¡Olé los cojones del ciudadano vasco que atacó la tasca de los compinches de los asesinos de ETA!. STOP. Si el Estado de Derecho te abandona y no hace nada porque tengas protección, no vas a quedarte, cruzado de brazos, esperando una solución que sabes nadie te va a dar. STOP. No soy de los del ojo por ojo. STOP. No soy de los de la otra mejilla, tampoco. STOP. No me gusta la violencia. STOP. No me gustan las injusticias. STOP. No me gusta como se aplican las leyes en los juzgados españoles. STOP. No me gusta la sensación de impunidad que acompaña a los autores de determinados delitos. STOP. Las víctimas y sus familias, reciben un castigo más duro que las penas que se aplican. STOP. Ejemplo: el Padre de una de las niñas de Alcasser. STOP. Ejemplo: la Madre de Iván y Sara. STOP. Quiera Dios que los familiares de Mari Luz y Marta, vean penas justas que alivien el dolor que sienten. STOP. Quiera Dios que vean como cumplen íntegras sus condenas los asesinos. STOP. Ojalá no juzguen estos casos jueces vedettes. STOP. Haberlos, hay los. STOP. Que vaya un político a ver a la familia de las víctimas. STOP. Que le den una recepción oficial con bellas palabras y afectuosos abrazos. STOP. ¿Para qué vale si luego no hacen nada para cambiar las leyes?. STOP. Menos fotografía, menos publicidad; más mejoras y más medios para la Policía y los Juzgados.