jueves, 14 de mayo de 2009

Todos retratados

A saber:
TVE por su manipulación, ocultándonos intencionadamente a todos los teleespectadores, la posibilidad de ver lo que, como era su obligación, las emisoras de radio contaron que pasó, o sea, el circo separatista de vascos y catalanes en una ofensa, sin precedentes, contra el Jefe de Estado de su país, España, Su Majestad El Rey Don Juan Carlos I, cuando sonó el himno de la nación, en el momento de acceder al Estadio de Mestalla, acompañado por la Reina Doña Sofía.
La R.F.E.F. por su favoritismo hacia el equipo de su Presidente, Villar, al ser notoria la mayoría de seguidores en las gradas del Athletic. Y eso que dicen que las entradas se reparten de manera equitativa.
Los vascos por violentos, pues fue continuo el lanzamiento de objetos desde todas partes hasta que, desgraciadamente, uno de los mismos impactó en Dani Alves. Una preguntita, sin maldad: ¿Pedirá ahora, el presidente de los rojiblancos, el ínclito Macua, el castigo, como lo pidió cuando el objeto impactó contra el portero de su equipo, Armando, en el viejo Villamarín?.
Joaquín Caparros, por pendenciero, al avisar con antelación, el uso de la violencia en el pre-partido y cumpliendolo, posteriormente, en el mismo. ¿A esto es a lo que llama el otro fútbol?. Un señor que ha caído en gracia y que lo único que sabe hacer es trampas, sin duda, este utrerano que dudo, consiga arrancarse el estigma de perdedor que lo acompaña.
José Guardiola, un pedazo de entrenador, un señor y un gran deportista.
El FC Barcelona, un equipazo.
El Athletic de Bilbao, un equipito.
Joan Laporta, un prepotente que cuando gana no tiene estilo y cuando pierde, se esconde.
Touré, un maleducado y un provocador.
Y, los catalanes. ¿Entendéis por lo que pocos os quieren?. Miraos en la victoria y sabréis porque, ni en otros cien años, seréis como el Real Madrid, por ejemplo.