martes, 8 de septiembre de 2009

A Javier Salas y Martín

Como veo que te has metido con alguien de la familia y -siendo la hora que es- todavía no te ha contestado ninguno de los que, por desgracia, nos representan, lo va a hacer un socio cualquiera, lo mismo da, porque para hablar con un tipo como tú, tampoco, la verdad, se tiene que dirigir a ti el Presidente del Real Betis Balompié. ¡Qué no tienes, tanta categoría!.
Así que, aunque te joda, lee en español.
La frase que has soltado de nuestra gloriosa y centenaria institución, en el Avui de hoy (qué, por cierto, vaya bazofia tiene que ser, para darte cobertura a ti), es desafortunada, triste, dolorosa, innecesaria, repelente, repulsiva, hiriente y, lo que es peor, mentira.
No la voy a reproducir. No te voy a desear nada malo. Al contrario. A ti y al Fútbol Club Barcelona, os deseo, que selléis vuestros caminos durante los diez años que sucedan al mandato del Kennedy catalán. Será lo mejor. De este modo, tendrá tu equipo, por fin, un bufón de Presidente y, cuando vengáis al sagrado y mágico templo de Heliópolis, tendremos la ocasión de ver circo gratis, como las dos últimas veces. ¡Qué, ni con todos los de las cinco copas, habéis tenido cojones de ganar en el campo de un humilde, con más clase que toda tu casta!. Eso sí, por favor te pido, vente con una de esas chaquetitas que me gastas, que, solo con la cara de payaso, no me va a dar, para reírme lo suficiente.
¡Adiós, mamarracho!.