miércoles, 29 de septiembre de 2010

El circo de la huelga

Nada debo a los sindicatos. Más bien, quienes están en deuda, son ellos conmigo pues, de mis impuestos, sale el dinero con el que, quienes se apropian de la representatividad de todos los trabajadores, con un quince por ciento de afiliados, entre la totalidad de los mismos, viven de una manera estupenda. Mejor que esos empresarios, entre los que se incluyen los autónomos, hacia los que, parece, han dirigido la huelga. Y, como nada debo a quienes se dicen, agentes sociales (perdón que me da la risa), no he hecho huelga. Vamos, como la mayoría de los curritos de este país. Porque, la pantomima esta que se han montado, no merecía que nos la tomásemos en serio pues, no era otra cosa, que una jornada, donde se han concentrado en parar el amanecer de España y, en este empeño, han gastado más de lo que, seguro, ingresan por cuotas de afiliación. ¡Todo para nada! Pues, el fracaso ha sido de estrépito. Sí, sí, he escrito fracaso y de estrépito ya que, la reforma laboral, es irreversible. Luego, diganme, queridos piji-sindicalistas, si el objetivo de este circo era impedirla y no lo habéis conseguido, ¿habéis fracasado o no?
Pero nada, las cabezas visibles, están tratando de vendernos que ha sido un triunfo cuando, vengo de desayunar en la calle, rodeado de personal que hacía el receso matutino de sus labores de oficina. Mi papá (un saludo, campeón) ha estado en el juzgado y traía los mandados, cuando lo he saludado. Su primo, tiene abierta su empresita. He podido repostar gasolina, los médicos están en sus puestos, los maestros en los coles y las tiendas y bancos abiertos. No sé. Lo mismo esto es un decorado y son ellos los que ven la realidad. O, lo mismo, es justo lo contrario.
Lo que es indudable es, que tal como están montados los sindicatos actualmente, su labor es poco útil, salvo para tener a mano, individuos cuya labor es coaccionar, quemar ruedas en las entradas de las urbes y gritar carajotadas calibrables en un término que da risa, esquirol. ¿Esquirol de quien? me pregunto. ¿De un número indeterminado de privilegiados, de un sistema oscuro y trasnochado? ¿De unos notas, que han mirado para otro lado, mientras llegaba el paro a los cuatro millones y medio de habitantes? ¿De CCOO y UGT? ¿Del Chikilicuatre? Más bien, será al revés. Los esquiroles sois vosotros. Esquiroles de unos principios que habéis traicionado para abrazar el becerro de oro. Esquiroles subvencionados y con visa platino. Esquiroles de quienes decís proteger.
Por suerte, cada vez se la dais a menos gente.

domingo, 26 de septiembre de 2010

Come, reza, ama

Esto que voy a hacer aquí, es lo mismo que hacen una multitud de críticos: la crónica de la película sin verla. Para ello, me dejaré llevar por idéntico egocentrismo. Pensaré que nadie en el mundo, sabe más de cine que el menda, hoy, un periodista especializado. Ni público, que a fin de cuentas, es el único indicador fiable del éxito de un filme. Ni opiniones de otros actores. Ni impresiones de otros directores. Ni jurados de premios varios. Nadie sabe más, que el experto que vive de la crítica. Nadie tiene más legitimidad para dar su veredicto. Por eso, creo que, desde Lo que el viento se llevó -según estos señores- no se ha vuelto a hacer algo, que haya hecho medio aconsejable ir a las salas. Así que, no se de que han vivido, todos estos años, los exhibidores. Lo mismo, ha sido de vender refrescos y palomitas.
Porque, la leña que le han dado a lo último de Julia Roberts y de Bardem, ha sido, sencillamente, para que, cualquiera que haya escuchado en radio sus apreciaciones o, leído en prensa, sus escritos, decidiese no ver esta historia que, me reitero, aún no he visto y de la que estoy hablándoles, por la cara. Pero bien, he ahí la diferencia. Pues, a diferencia de vende burras enfadados, no busco, cuando gasto mi dinero en ir a este espectáculo, otra cosa que me entretengan. Y, en ese punto, la novia de América, es un valor seguro.
Así que, mi consejo, al contrario que el de los expertos, es asistir a ver lo que les apetezca, cuando les plazca, sin prejuicios, con la única pretensión de participar en un acto cultural y pasar un rato agradable. Que es lo que voy a hacer esta tarde, pasándome, por la entrepierna, las intolerables patrañas, de quienes viven del trabajo de los demás. Y, si dos ganadores de Oscar, están de pena, mala suerte. Todos los días no se está igual de acertado en el trabajo. Pero, películas checas, dirigidas por norcoreano, producidas por griego y que no entiende ni la misma madre que los parió, pero que, a estos vainas, les parecen geniales: No, gracias. Por mucho que os las deis de geniales incomprendidos. A mi, como al resto del planeta, lo que me gusta es lo de toda la vida. El happy end, con beso de tornillo y la lágrima facilona. Que le voy a hacer, soy un burro, pero, las orejeras, me las quito cuando quiero y no, cuando a ustedes les de la gana. Es lo que hay, majos.

sábado, 25 de septiembre de 2010

Ni-nis de la Calle Convento

Quien inventó el termino ni-ni, fue un genio. Al menos, tanto como quien creó aquel otro, JASP. No tengo ni idea de quien le inspiró pero, lo mismo, su origen está en nuestro propio pueblo. Cosas más grandes veredes, amigo Sancho. Porque, si hay personas a las que les viene bien esa definición, esas, con razón, son las encargadas de gobernar en Castilleja de la Cuesta pues, ni-están ni-se les espera o, ni-gobiernan ni-tienen idea o, ni-son nadie sin el cargo ni-son nadie con el o, por ser rigurosos, ni-trabajan ni-estudiaron, salvo honrosas excepciones.
Porque, en la belenestebización de España, los precursores, los pioneros, fuimos los habitantes de la capital de mi maravillosomundo que, ya en los primeros ochenta, dimos la vara de mando, a un chófer que era patrón de ocho a tres y, sindicalista de tres a once, en el colmo de la incoherencia. Luego, consentimos que, este, le pasase la corona a una graduado social que, bajo la chaqueta de pana, modelo Felipe, ocultaba una camisa azul, banderitas rojigualdas en el reló y que, todavía no había llegado, cuando ya se quería ir con Manolo, a San Telmo, para que, en el trile final, esta hiciese lo propio con un jardinero, una limpiadora y el Superman de la Nueva Sevilla. Lo que une a todos estos casos, es la poca experiencia laboral acumulada en la empresa privada y en la gestión pública, previas a su ascensión al carguito, amen de la poca presencia anterior en la vida castillejana pues, dos ni siquiera eran de aquí y, a la tercera, tampoco era muy habitual verla merodear en las calles de la población. Para los Pepitos Grillos habituales, he de decir que, no estoy criticando a estas personas por ser de otros sitios. Las critico por el nulo interés en integrarse en la sociedad del lugar que les paga y pagó el sueldo. Por que, a ver, que me digan a mi, ¿cuantos de ustedes han visto a alguno de estos tres, antes de acceder al cargo y con posterioridad a su salida del mismo, en las Velás, en los Pregones, en el campo de fútbol viendo al Casti, bañándose en la piscina, en la Casa de la Cultura, viendo una exposición o, por abundar más, tomándose un café, si quiera, en Casa Abelardo o en el Marengo? Pocas, ¿verdad? Es obvio que, durante su mandato, iba en la nómina, asistir, si quiera de higos a brevas, a alguno de estos saraos. Ahí, en ese a posteriori, es donde se ve la integración.
Y, es que, es una teoría mía, la primera obligación de quien quiere gobernar, es, conocer a quienes se gobierna y, ahí, hemos pinchado en hueso porque, la verdad, a estos, los habitantes de este rincón aljarafeño, les importan lo mismo que, a este humilde junta letras, los de Lima. Así que, diganme, ¿como van a entender las diferentes problemáticas, si no conocen si quiera el lugar donde moran? ¿como va a importarles que se vayan las fábricas de tortas a Huevar, si ellos tienen el estómago lleno? ¿como va a importarles que el tráfico sea un caos, si ellos no lo sufren? ¿como va a importarles que se acabe la Feria o los Carnavales, si a ellos los que les gustan son los de Gines o los de Cádiz? ¿como va a importarles que nadie vigile las Velás, si ellos no han correteado de chicos en ellas y sus hijos tampoco van a hacerlo? ¿como va a importarles que rompan el azulejo de la Iglesia de Santiago, si ellos no se han puesto en su vida una túnica un Viernes Santo? ¿como va a importarles que, María Santísima representada en la Inmaculada, cuyo dogma concepcionista, fue proclamado aquí, por vez primera, recorra las calles del vecindario sin seguridad, si a ellos no los va a tocar ni Dios en sus casas? ¿como va a importarles Castilleja de la Cuesta, si ellos vinieron aquí a ganarse la vida?
Esto es, lo que no debemos olvidar, cuando llegue la hora de meter la papeleta en la urna. Que a esta colección, se la soplan las costumbres, tradiciones y vida de quienes les pagan. Que a esta camada de políticos, Castilleja de la Cuesta solo les gusta, cuando llegan los billetes verdes a final de mes. Que es mentira, que estén más preparados que quienes les hacen oposición. Que les importa un pepino, de los de Pepe el de la Cantoras (¿sabéis quien es, queridos?) el drama del vecino si no es de su cuerda. Que son, en su inmensa mayoría, de izquierdas por el interés. Y, que ya no deben seguir engañándonos más, porque, más bajo, no puede caer el cartel de la que era considerada, desde hace décadas, la capital del Aljarafe.
Todos los demás pataleos, todos los demás desahogos, en forma de comentarios en los blogs de referencia, todos los calentones de barra de bar, no servirán para nada si, en Mayo del dos mil once, no vemos desfilar, por la puerta de la Casa Grande de la Calle Convento, a estos tipos (y tipas, off course dear Bibiana) con dirección al mundo real, ese que, es menos amable con quienes fracasan, como ellos llevan haciéndolo tres décadas y, que no mantiene incompetentes.


Post data: Reitero por vez un millón y medio que, las opiniones en la red de este cateto, solo serán auténticas si, debajo, llevan su nombre y primer apellido que, a más abundar, no es Leonidas. Así que, por favor, no busquen más páginas escritas por el menda, que, con esta, tengo bastante.
Un saludo. Con Dios. Que les vaya bonito. Recuerdos a la familia.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Otoño

Amanece gris y húmeda, esta mañana de un tiempo, que nos ha atropellado, casi sin verlo venir. Lejanos quedan los despertares sudorosos. Lejanas las tardes, al Sol de un estío que se ha ido, sin avisar. El calendario arranca sus hojas, con violencia, reclamando lo suyo: las horas de luz, el calor, las noches de patio de enredadera, de pilistras enmacetadas, de olor a jazmín y de cantos de grillo. La rutina poco a poco avanza y, las vacaciones, quedan difusas en la consciencia de un ayer que se fue, para no volver.
Son los dominios del marrón, que todo lo inundará, haciendo más cortos los atardeceres y más tempraneras las mañanas. Es el preludio de los rigores extremos, de ver como empieza a amontonarse la leña en los corrales, mientras verdean en Pilas, gentes de allende los Pirineos. De ver, como los domingos empiezan a atascarse las puertas del bollullero Pinar de la Juliana. De ver, como maduran en los lagares de Villanueva y Umbrete, los caldos de la Pureza. Avisan las lluvias su presencia, para no venir. Es la eterna espera que desespera a los impacientes. Es el pasillo que transita del Verano al Invierno, de la vida que floreció en los jardines, a la muerte que veremos, en los abandonados parques cubiertos de hojas secas. Nostalgia y melancolía. Es el Otoño que ha llegado a nuestros corazones.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

¿Era o no una negativa a España?

Han sido breves. No han tardado ni dos meses. Rápidos, raudos, veloces en amarrar el blindaje de los toros embolados. Ahí, no sufren los animales y, por tanto, no había que manifestarse por sus derechos. Esos festejos, no son una rancia costumbre de fachas españolistas. Son la expresión de lo avanzado que está el pueblo catalán, de lo cercano que está de Europa, de la inteligencia natural, para discernir, que no se puede hacer espectáculo, del sufrimiento de otros seres vivos. Los mismos que ayer decían no, hoy dicen sí. Dos meses, ya les digo. Luego saldrán con que si la abuela fuma o no. En fin, ¡país!

viernes, 17 de septiembre de 2010

Con la seguridad no se juega

No es nuevo el problema de la seguridad en Castilleja de la Cuesta. Bueno, en realidad, no el de la seguridad. Más bien, el de la falta de la misma. Y, digo que no es nuevo porque, ya en tiempos de la Señora Tovar, doña Carmen, el abajo firmante denunció, desde su cargo de Presidente de la extinta Asociación de Comerciantes El Valero que, en nuestra población, estaban empezando a pasar cosas que, los ciudadanos, solo habíamos visto en las películas como, por ejemplo, que empotrasen un vehículo en la fachada de un estanco para robar.
Se pueden imaginar, la furiosa reacción de la hoy Delegada de la Junta en Sevilla. Un hecho aislado aprovechado por quien, en las próximas elecciones, será integrante de las listas del PP, vino a decir. Lastimosamente para la capital de mi maravillosomundo, ni fue un hecho aislado, ni formé parte de las listas de ese partido. Ni en esas, ni en las siguientes votaciones tampoco.
Fue mi amigo Juan del Río, quien se enfrentó a esta política, afortunadamente amortizada. Gano ella. Perdimos todos. Y la vida siguió su curso, con un pueblo entregado al populismo barato de quien se decía, iba a ser Ministra, ahí es nada. Quizás por eso, frente a su casa, había colocadas cámaras de vigilancia e, incluso, tenía escolta. Quizás, como estaba tan bien protegida, pensaba que los demás también vivíamos así.
De la negación de lo evidente deriva este problema. Si no hay un problema de seguridad -deben pensar- para que vamos a invertir en la misma. Si los incidentes son hechos aislados (cada vez menos, desafortunadamente) no hay caso.
Pero lo hay, vaya que sí. Castilleja de la Cuesta, ha devenido de plaza ideal para residir, en un sitio donde hay robos, peleas con apuñalamientos... eso, sin contar con el permanente caos circulatorio, por los problemas de un tráfico mal gestionado, con una regulación semafórica del tebeo y, con impunidad para aparcar donde le venga en ganas a alguno. Libre albedrío.
Por eso, que ahora sean los propios agentes encargados de velar por nuestra tranquilidad, quienes pongan el grito en el cielo, a mi no me produce mas que desasosiego, angustia e inquietud, aunque, no me pilla desprevenido, porque lo sabía y así lo hice saber.
La cuestión es:
¿Podrán seguir mirando nuestros gobernantes para otro lado?
¿Seguirán jugando con nuestra seguridad?
Porque ya no es un supuesto adelantado del Partido Popular, haciendo campaña, quien los advierte. Ahora son los propios Policías quienes avisan. Y, a estos, no creo que tengan las narices, de hacerlos opositores porque, todos sabemos que, los miembros de los Cuerpos de Seguridad, no concurren a los comicios.
La solución, tras la publicidad, como dicen en los programas de la caja tonta. O, tras el Pleno de este mes. O nunca, en un ejecutivo municipal, que cada vez se demuestra más, ni está preparado, ni se espera que lo esté jamás.

martes, 14 de septiembre de 2010

Rafa Nadal, orgullo del deporte español

Si en esta edad de oro del deporte español, hubiese que señalar a alguno de nuestros grandes campeones, como el más destacado, ese, sin género de dudas, sería el mallorquín Rafael Nadal que, con la victoria de esta madrugada en el US Open, ha rematado lo que se conoce como Grand Slam, o sea, vencer en los cuatro grandes del tenis, al menos una vez.
Cinco Roland Garros, dos Wimbledos, un Abierto de Australia, el citado Open USA, tres Copas Davis, un oro olímpico y el récord en torneos Masters Series. Si, esta tarde, anunciase que se va a su casa y que no vuelve a empuñar mas que su caña de pescar, para entretenerse en su Manacor natal, nadie podría quitarle su sitio en el Olimpo del deporte patrio. Claro está, con solo veinticuatro años, no creo que pase por su cabeza tamaña tontería. Es más lógico pensar que, este gladiador de las pistas, sean del tipo que sean, tendrá en su mente, la cifra de diecisiete Majors, con la que, sería coronado como el mejor de la Historia. Me pega más en un tipo que a fuerza de ser resistente, persistente, humilde, peleón y trabajador, se ha quedado sin rivales en el circuito mundial, para luchar solo consigo mismo. Pocos son los territorios que, el sobrino de ese gran futbolista que fue, Miguel Ángel Nadal, ha dejado vírgenes a lo largo de su carrera. La Copa de Maestros, quizás dos o tres torneos de fuste... En casi todos los demás, ha dejado, mínimo, un mordisco de recuerdo.
Qué orgullo para España, a la que se le agotan las plazas para hacer sonar tanto himno, para levantar tanta admiración, tanto respeto, tanto pavor. Y es que, sin ir más lejos, este mismo fin de semana, antes de lo de Rafa, nos habíamos traído, para la península, un Mundial de Triatlón, con Gómez Noya; otro triunfo en Fórmula Uno, el de Alonso en Monza; el Campeonato Continental de Hockey Patines por sexta vez y, si alargamos por detrás unos días, el Mundial de Windsurf, con Blanca Manchón y, la plusmarca universal de ascensión a picos de más de catorce mil metros, con Edurne Pasaban, al quedar descartada, por tramposa, la coreana Miss Oh.
Lo mismo, esa, va a ser la única manera que le va a quedar, al resto del globo, de hacer que doblemos la rodilla.


viernes, 10 de septiembre de 2010

¿Da el dinero la felicidad?

¿Da el dinero la felicidad? Simple aunque peliaguda cuestión.
Parece ser que, tras un sesudo trabajo de investigación, los americanos, tan aficionados a este tipo de estudios, han concluido que ni si, ni no. Pues vaya pamplina, dirán vuesas mercedes. Que quieren que les diga, hay gente pa to y, no seré yo quien diga a nadie, qué o sobre qué, tiene que estudiar.
A título particular, si les puedo contar que, soy conocedor de la existencia de personas, que son felices sin un centavo y que otras, ni millonarias, alcanzan ese estado mental, pero también sé que, hay una cantidad que, es indispensable para poder subsistir con un mínimo de dignidad y que, esta, es variable, como variables son las necesidades. Lo que no me imaginaba es que, por arriba, había un tope por encima del cual, daba lo mismo tener más y, aquí es, donde nos alumbran los yankees, en la cifra. Convertida de dolar a euro, vienen a ser unos cincuenta y ocho mil euros anuales. ¡Uff! ¡Casi ná! Unos cuatro mil ochocientos y pico al mes. Por encima de ahí, tener más ingresos da lo mismo.
Y, el menda, que es un obsesivo buscador de la Felicidad, con mayúsculas, se ha parado a pensar y ha hecho sus cuentecitas de la lechera. Así, estimando que, noventa son los años que, chispa más o menos, venimos viviendo los de mi familia y, considerando que nací hace treinta y seis, viviré -Dios me escuche- unos cincuenta y cuatro más (ojalá me alcance para ver un cambio político en nuestra Castilleja de la Cuesta). Luego, por concluir, necesito unos quinientos veinte kilitos de las antiguas pesetas, para rematar, por todo lo alto, una vida plena, que es a lo que aquí hemos venido todos.
Por lo que, una de dos, o me toca la Primitiva, o no lograré, en mi caminar por este valle de lágrimas, ser plenamente feliz. Porque, lo de los casi cinco mil palos al mes, está difícil y más, en esta Andalucía de la hora, en la que o te metes a socialista, o estás apañado.
¿O el informe excluía a nuestra región?
Que se yo.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Villa Arriba + Villa Abajo = Villa Enmedio

Pienso que, es excesivo que, los españoles, paguemos, en números aproximados, unos 86000 Concejales, casi 9000 Alcaldes, 17 Presidentes autonómicos, más de 300 Consejeros regionales, alrededor de 1600 Parlamentarios de Juntas y similares, 350 Diputados nacionales, 300 Senadores, 200 Eurodiputados, 26 Ministros, 200 Directores Generales, más 2000 asesores, más 300ooo liberados sindicales...
Repito para los tocapelotas: números aproximados y redondeando cifras. Ahora, a dejar comentarios de Pepito Grillo, para restar credibilidad a lo que aquí escribo. ¡Qué estáis muy vistos! ¡Qué no me asustáis! ¡Qué voy a seguir aquí hasta que me canse!
Me parece que, si hiciésemos como en el célebre anuncio del lavavajillas y, por concretar, uniésemos, refundiésemos o agrupáramos, lo que prefieran, algunas entidades, no se iba a notar en demasía y, es seguro, el gasto bajaba. Porque, es que, algunas cositas, no se sostienen y carecen de lógica. Un poné: Sabrán que, el número de Concejales, es diferente en cada pueblo según su número de habitantes. Así, en los que tienen hasta 250 habitantes, hay 5. Desde ahí, hasta los 1000, 7. Nueve, hasta 2000. Once, hasta 5000. 13, hasta 10000. En Castilleja de la Cuesta, 17, por estar incluidos en el tramo que engloba, a los municipios de hasta 20000 censados. 21, en Tomares, por ejemplo, por no llegar a 50000. Y, 25, en ciudades de hasta 100000 vecinos, con un concejal extra por cada fracción de cien mil. Por eso, Sevilla tiene 33 Concejales.
Ven razonable que, Tomares y Castilleja de la Cuesta, por seguir con el ejemplo, tengan treinta y ocho Concejales, sin llegar a cincuenta mil habitantes entre ambas y, la Capital de Andalucía, solo treinta y tres. ¿Es eso coherente? ¿No, verdad?
Pues como esas, un saco y así nos va. Pero, de esto, no van a escuchar hablar a ningún político -ya se lo digo- ni, por respeto a un sistema que les pone el plato en lo alto de la mesa, a ningún estomago agradecido de PSOE, PP, IU, PA o UPD. Esto no interesa que se sepa, no está en discusión y, como en las dictaduras, es lo que hay. Esa es la verdadera sangría y, ese, el motivo por el que no bajan los impuestos. Lo demás, pamplinas para entretener al personal en la SER o la COPE, en El Mundo o El País, en Antena 3 o la Primera, en Intereconomía o Canal Sur, en el blog de los cachorros de la Calle Jesús del Gran Poder o en el de los cantaores.
¡Pobre España! ¡En qué manos está!



lunes, 6 de septiembre de 2010

Lope

¡Noticia! Tenemos, en cartelera, una gran película española: su nombre es Lope. Nos cuenta las andanzas de juventud del famoso Fénix de los Ingenios. Es instructiva, entretenida y apta para todos los públicos. Es cine sin matices ideológicos. Es Cultura, con mayúsculas. Aplaudo que el Ministerio subvencione estas cosas lo que, también puede ser noticia, pues, según algunos iluminados que se dejan caer por aquí, el menda es incapaz de aplaudir nada que haga este Gobierno. ¿Será que me he caído del caballo, como San Pablo? ¿Será que soy menos facha de lo que piensan?
¿Será que, generalmente, las cintas españolas son muy malas y, callarse, es dejar la puerta abierta a que reincidan? ¿Será que, siempre actúan los mismos pésimos actores, haciendo los mismos papeles y, cuando vemos otros, nos damos cuenta que hay vida más allá de la ceja en las españoladas? ¿Será que, aparte de la Guerra Civil, tenemos más Historia?
¿O será que, cuando las cosas se hacen bien, no tengo reparos en alabarlas?
¿Que será, será?

jueves, 2 de septiembre de 2010

¿Bienestar social?

Hay un mantra que ha calado en la sociedad. Según el mismo, la derecha es un hacha en los asuntos económicos pero, si no gobernase la izquierda, no habríamos avanzado en los asuntos sociales. Tomando como punto de partida esta teoría, la conclusión que saco es, que en la capital de mi maravillosomundo, Castilleja de la Cuesta, tiene que estar gobernando la parte que no provee de derechos al conjunto de la ciudadanía. Porque, si no, no se entiende. O eso, o que, a los citados logros, solo tienen acceso... (complétenlo ustedes mismos).
A qué viene esto, se dirán. Les cuento.
Hace dos días, me contaron el caso de un señor al que, los Servicios Sociales de nuestro Ayuntamiento, tras la correspondiente ronda de entrevistas y tras examinar la copiosa cantidad de papeles que le fueron solicitados, baremaron como persona, no en riesgo, si no, directamente, excluida socialmente. Una persona de más de sesenta que, eso lo sabe hasta el apuntador, difícilmente, va a encontrar trabajo y que, por las cosas de la vida, no tiene derecho a una pensión, por un par largo de añitos. Este buen hombre, en la montaña de documentos, incluye un informe médico que le incapacita para la realización de trabajos pesados.
Llegados a este punto, les voy a copiar, literalmente, lo que, en la página web de nuestro consistorio, definen, como objetivos de la Delegación de Bienestar Social, cuya Concejalía ostenta Inmaculada Oliver García, de la que, buscando en el sitio virtual del PSOE local, descubrimos que, es estudiante de Magisterio a sus casi cuarenta años. Cosa que nos alegra, porque formarse es importantísimo pero que, a la vista de como está redactada la parrafada que sigue, de poco le está sirviendo porque, como responsabilidad suya que es, permite que se cuelguen cositas tan incongruentes:
"Ofrecemos un conjunto de recursos que a disposición de los/las ciudadanos/as así como colectivos de la localidad con la finalidad de que alcancen su máximo desarrollo e integración social. Nuestra función es prevenir y eliminar las causas que pueden generar la marginación social. Los Servicios Sociales vienen a satisfacer las necesidades de la ciudadanía, necesidades o carencias básicas y suficientes para la consecución de su desarrollo personal y autonomía para la consecución de una vida digna."
Quien lo entienda, que lo traduzca a garbanzos y chícharos, por favor.
Vuelvo con la persona. La solución que estos lumbreras le plantean, es esta:
Un contrato de cuarenta y cinco días en la Delegación de Obras y Servicios (recuerdo lo del médico)... de media jornada. O sea que, si comienza a trabajar, un poné, un uno de Septiembre, el día quince de Octubre, ya ha dejado de estar excluido socialmente y eso, con cuatro horitas diarias de curro. ¡Con un par!
Parece ser que, la recepción del Pabellón Cubierto, de la Casa de la Cultura, del Centro Cívico, no son el sitio de un herniado. No, el sitio es la calle. Parece ser que, con veintiún días de cotización, ya se puede jubilar. Parece ser que, así, es como le ayudamos para que se desarrolle personalmente. Parece ser que, la política de contratación municipal, privilegia otros aspectos menos baremables.
Si es que, no hay por donde cogerlo. Si es que, sois del Tebeo. Si es que, no se como no se ha liado ya gorda. Me pregunto, inocentemente: ¿Sería posible contratar cuarenta y cinco días, a media jornada, a determinados concejales? Lo mismo, saldría ganando nuestra pobre población.
Y paso palabra que me estoy calentando.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

El elixir de Motril

Quienes suelen venir por esta negra página, sabrán de la predilección, de este humilde junta letras, por las historietas de abuelo cebolleta. Sabrán, asimismo, que me encantan las curiosidades de las empresas andaluzas, que ofrecen algo diferente: Inés Rosales, Bodegas Rubio, Antonio Barbadillo, etc, etc, etc. Hoy, toca cuento. El cuento de un abuelo al que se le ocurrió hacer una bebida, supuestamente caribeña, en la costa que moja la Alpujarra, tras toda una vida trabajando entre cañaverales.
Pocos saben que, en realidad, la caña de azúcar no vino del Nuevo Mundo; era conocida, ya hacia el 6000 A.C. en la India y China y utilizada, para la alimentación humana, desde el 3000. El recorrido de este cultivo, contrariamente a lo que se dice, es de Oriente a Occidente, o sea, del Índico al Mediterráneo y de este mar, al Océano Atlántico. De hecho, quienes trajeron a Europa esta planta, fueron los hombres de Alejandro Magno en el 325 A.C... Quienes introdujeron y adaptaron su plantación, fueron los musulmanes (tenemos textos de geógrafos como Al-Razi y Yakut, que hablan de la agricultura de las márgenes del granadino Guadalfeo)... Y, finalmente, quienes la pasaron a América, fueron los españoles en el segundo viaje de Colon, tras haberla dado a conocer en Canarias y las Azores. Es tan diáfano que no vino de allí, donde, sin discusión, ha arraigado que, ya anteriores al siglo XV, constan datos de la existencia de Aduanas de azúcar, en el Motril previo a la conquista del Reino de Granada.
Hecho este preámbulo histórico. Hecho este aclaratorio y reivindicativo recorrido, por su devenir, por el conocimiento de la materia prima, hablemos del resultado final, del elixir de la Costa Tropical, un tesoro que empieza a ser conocido y valorado, como lo que es: Un monumento al trabajo abnegado de Francisco Montero Martín, el tío Paco, que desde 1963, nos viene ofreciendo sus célebres Ron Montero y Ron Montero Gran Reserva que, como se ha explicado, son netamente andaluces, desde la raíz a la terminación.
El tío Paco, nacido en Abril de 1929 y, vinculado desde siempre, a la elaboración de azúcar por herencia familiar, tiene, a la hora de elaborar sus rones, dos máximas. Una, no tener prisa por vender. Dos, producir máxima calidad a buen precio. Por eso, construye su brebaje en barricas vírgenes de quinientos litros, rompiendo la tradición de emplear las ya usadas para bourbon o whisky. Lo hace por el sistema de envejecimiento de solera y criaderas, heredado de Jerez.
Mas, donde tiene un curioso sistema, es a la hora de comercializar. De todas las posibilidades, siempre, reitero, siempre, escoge la más económica. Así, su botella es la más barata y, en consecuencia, la más fea. Su etiqueta es la más simple y, hasta hace poco, era adherida a mano y, por ahorrar, hasta hace escasas fechas, su bodega tenía la luz ¡a 125! Casi ná. Sigo. Su embotelladora es de segunda mano y, su volumen de producción, está muy alejado de los estándares al uso, porque es minúsculo. Su ron tiene 40 grados, en lugar de los 37 habituales, porque empezó fabricándolo así y, al cambiar la normativa y bajar la graduación, considero que, adaptarlo, era encarecer costes. Por eso, su recipiente es de un litro, en vez de los tres cuartos usuales, porque ese cambio, implicaba dar menos cobrando lo mismo y, a eso, no estaba dispuesto este peculiar señor.
Podría continuar y contarles muchísimas más cosas pero, la verdad, no me apetece. Tienen la oportunidad de degustar esta bebida por solo diez euros el envase, y, en realidad, de lo que se trata es de luchar porque perviva, porque defender lo nuestro, es nuestra obligación y porque está en nuestra mano. ¿O acaso creen que, en otras regiones, no venderían esta Historia y esta bebida como algo singular y único? Pues eso, hagamos nosotros lo mismo. Verán como Andalucía, crece, realmente imparable.