domingo, 28 de noviembre de 2010

De manifa con los polis

Esta mañana, como avisé, he participado en una protesta a las puertas de Robles, ese restaurante, al que agrandaron el aparcamiento quitándonos, a los vecinos, un pedazo de parque. Por cierto, ya que he tocado este punto, me gustaría dejar unas preguntitas impertinentes en el aire:
¿No les parece curioso que, cada vez que tiene que celebrar el PSOE local algo, el sitio elegido sea el mismo? Les harán un precio de cliente especial porque barato no es, ¿o será que no hay problemas para estacionar, gracias al tamaño de su parking?
¡Que se yo!
A lo que vamos, que el tío se ha presentado allí, a ver pasar cochazos con matrículas de la G, abrigos de pieles, trajes azules y corbatas a tutiplén, progres y progras, vaya, lo más granado de nuestra Castilleja de la Cuesta, celebrando -parece ser- el aniversario de la Constitución que, se ha adelantado este año, para que no se les fastidie el puente a nuestra alegre pandilla socialista. Si no me hubiesen dicho quien organizaba, hubiese pensado, una de dos, o que en aquella boda, los novios eran muy principales o que el acto, era del partido político contrario... Sí, sí, el de los fachas aunque, visto lo visto, poca diferencia tiene que haber entre ambos porque, de camisetas, palestinos, botines o tejanos hemos visto pocos y, de pegarse el homenaje, ha tenido que estar igualaito. Se ve que, como la pasta es suya, que es el argumento que usan quienes les defienden, no tienen que tener reparos en gastarla como les de la gana y sin remilgos. Luego, saldremos con lo de los ricos y los pobres, con lo del capital y los trabajadores e, incluso, con el sueldo de la Cospedal. Los buenos y los malos, ya saben mi teoría.
En fin, que me disperso, la manifestación la han convocado los policías locales. No éramos muchos, la verdad. Los agentes, un concejal de los cuatro del PP (no era su portavoz), un par de vecinos y dos blogueros, el Sr. Baena, don Rafael y este humilde junta letras. No ha durado mucho, ha sido educado y respetuoso y, perdonen que sea tan claro, no va a servir para nada:
Castilleja se va a quedar igual de mal vigilada, los maderos igual de cabreados y, a la población, va a seguir dándole lo mismo todo. Porque esa es otra. ¿Qué más le tiene que hacer la tropa de Benítez, Anguas, Herrera y compañía a este pueblo para que reaccione? Parece que, se le olvida al personal que, los impuestos, se los cobran, los gestionan y los gastan esos señores. Parece que, el miedo a señalarse, impide a los valientes anónimos virtuales de los foros, decir lo mismo poniéndose cara y mirando a los ojitos.
Lo mismo tiene razón, quien advierte que tenemos lo que nos merecemos. En cualquier caso, no me voy a cansar de decir que, ya va bien porque, vuelvo a insistir, en el proceso de degradación, la antigua capital del Aljarafe, no es, a día de hoy, ni siquiera poblado del Oeste y es que, perdón por la gracia, allí, al menos, tenían al Sheriff de guardia.


viernes, 26 de noviembre de 2010

Cataluña elige sus gobernantes...

[...] Y, el nivelito, está, más bien bajo. Sí, ya sé que, precisamente en Andalucía, no es que andemos sobrados pero, al menos, no tenemos como argumentario de campaña, el sexo.
No quiero ni pensar, en un vídeo de Arenas vestido, únicamente, con una toalla. No soy capaz de imaginar, las reacciones a nivel nacional, si la peli del orgasmo, nos la cuenta Juventudes Socialistas aquí. Prefiero no tener que escuchar, críticas incendiarias de la clase política catalana, si hubiese sido Valderas quien hubiese dicho, lo que ha dicho el tal Juanito Puigcercos. Del porno-Kennedy blaugrana no les hablo. Lo tengo tan en cuenta como lo tienen allí.
Parece ser que, si tenemos en consideración las encuestas, vencerá Convergencia y Unión, o sea Arturo Mas. Con su pan se lo coman. Si fuese un charnego, que es una palabra que, por la cuenta que les ha traído, no han pronunciado ninguno de estos angelitos, no vaya a ser que se fuesen las manos a otras papeletas -si fuese un andaluz, reitero- jamás olvidaría, a la hora de votar, lo que piensa Cataluña, en boca de su "honorable" ex-presidente, el renombrado estadista Pujol. Fue, en un libro que le publicó la editorial barcelonesa Nova Terra, en 1976. La inmigración, problema y esperanza de Cataluña. Páginas sesenta y cinco y sucesivas:
"El hombre andaluz no es un hombre coherente, es un hombre anárquico. Es un hombre destruido ... es, generalmente, un hombre poco hecho, un hombre que hace cientos de años que pasa hambre y que vive en un estado de ignorancia y de miseria cultural, mental y espiritual. Es un hombre desarraigado, incapaz de tener un sentido un poco amplio de comunidad.
A menudo da pruebas de una excelente madera humana, pero de entrada constituye la muestra de menos valor social y espiritual de España. Ya lo he dicho antes: es un hombre destruido y anárquico. Si por la fuerza del número llegase a dominar, sin haber superado su propia perplejidad, destruiría Cataluña. E introduciría su mentalidad anárquica y pobrísima, es decir, su falta de mentalidad."
¿Es para ciscarse en sus difuntos o no?
Solo pido, desde estas humildes líneas, a los hermanos de esta insultada, vejada, humillada, vilipendiada, pisada y ridiculizada región, dignidad, orgullo, amor propio, memoria... Y cojones, con perdón, para que indeseables de esta calaña, no manden porque, la verdad, miedo da pensar en estos capitanes, al timón del barco de nuevo.
Advierto: así empezaron en Alemania.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Mi colaboración para Calle Real

LA FOTOGRAFÍA

Noviembre es un mes triste, nostálgico y muy duro, cuando empiezas a peinar canas. Aunque el recuerdo de los que ya no te acompañan, no te abandona durante toda tu vida, la realidad es que, hay instantes, en que se hace más presente la falta del ser querido. Este periodo del año, popularmente conocido como el de los difuntos, es un ejemplo de esto. En estas fechas, hace un año que se fue con Ellas y con Él, mi abuela, una chorreona que, muy a su pesar, se sumó al eterno Domingo de Resurrección que, a diario, se vive en esa Gloria, que es tan celeste como nuestra Castilleja de la Cuesta en la Madrugá.
Carmelita Navarro, que así se llamaba, en lo material dejó poco pero, en lo emocional, legó una cascada de cariño a su Inmaculada Concepción, a su Virgen de los Dolores y, a su Jesús del Gran Poder, que, en gran medida, ha pasado a sus familiares. Les he dicho, que no fue grande la herencia pero, de las pocas cosas que dejó, guardamos como una joya, en su casa de la Plaza de Santiago, una fotografía que tiene el privilegio de haber permanecido, siempre, en ese hogar partido por un arco. En ella, una orgullosa señora, agarra de la mano a un mocoso, delante del altar mas, aunque el primer plano lo ocupemos ambos, quien, realmente preside, es la soberbia imagen, que corona todos y cada uno de los pensamientos de los que son azules.
Estoy seguro que, en muchísimas paredes, están colocados testimonios gráficos de momentos parecidos, en la vida de personas que, desgraciadamente, no vemos a diario aunque sintamos su presencia. No necesariamente han tenido que fallecer. Muchos, solamente, han partido a lugares que les han hecho dejar aparcadas sus costumbres, aunque no olvidarlas. Son devotos que viven exiliados por amor, por trabajo o por gusto pero que, cuando se van acercando los momentos más solemnes, sienten como les hierve la sangre en las venas y como, sus pensamientos, se dirigen desbocados a ese cerro donde, entre una Casa Palacio y una Iglesia, nació una Hermandad, para meter un mismo sentimiento en los corazones de un pueblo.
Y, a mi personalmente, me da rabia que, todo ese caudal de amor que nos hace estar, aunque no estemos; que nos hace ver, aunque no tengamos delante lo que miramos; que nos hace más humanos, se pierda el resto del tiempo y por eso, aconsejo que, como hago yo, miren su foto, la inimitable, la genuina. Y piensen en todos los que no están, aunque nunca se vayan a ir. Y en como les gustaría que pusiésemos esa vela en el templo, que rezásemos ese Padrenuestro por ellos, que no nos desviásemos de la senda que pisamos por vez primera, agarrados de su brazo.
Porque pocas cosas hay más bellas, que vivir la cercana Pureza en fraternidad, con los que aún no se fueron, con los que nada saben y tenemos que enseñar, con los que ya no estarán más, con todos y cada uno de nuestros Hermanos en Dios. Porque el reloj, corre inexorable hacia delante y nunca sabemos que es lo siguiente que va a pasar. Porque, lo mismo, mañana, los que estemos colgados en la pared seamos nosotros y, aunque ahora lo dudemos, también miraremos y, como me acaba de pasar ahora que me he fijado bien, sonreiremos satisfechos, como sonríe mi abuela, viendo el tesoro que derramó sobre su familia: el tesoro de ser de la Calle Real.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Una cita para la reflexión

Dijo George Bernard Shaw:

"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana cada uno. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea, e intercambiamos las ideas, entonces ambos tendremos dos ideas."

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Nosotros lo sabíamos

La declaración del Flamenco, como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura y, más concretamente, de su Comisión del Patrimonio Inmaterial, ha venido a reconocer la importancia de esta manifestación del Sur de Europa y del Norte de África, con raíces tan hondas que, sus orígenes, se pierden en la noche de los tiempos.
Algunos quizás hayan necesitado, que les digan en Nairobi (Kenia), lo que cualquiera le podría haber dicho, en el rincón más diminuto, de este pedazo del mundo que son Andalucía, Extremadura y Murcia. Algunos quizás hayan necesitado, que promuevan esta Candidatura los Gobiernos regionales de las Comunidades Autónomas citadas. Estos señores de la UNESCO, sin ir más lejos, han necesitado que, España, se lo explique dos veces, incluyendo esta, para entenderlo.
Pero nosotros lo sabíamos. Porque nosotros, no necesitamos que nadie nos diga que, el Flamenco, no es únicamente un arte, ni siquiera uno singular y único. Nosotros, los aficionados, no necesitamos que vengan a corroborarnos lo que ya teníamos claro. En cualquier caso, damos gracias por este acto de justicia, tan tardío como merecido. Gracias por confirmarlo y por dejarnos que podamos decirlo con papeles, que parece ser, es la única manera que tienen algunos de enterarse de las cosas. Que podamos decir, que el Flamenco es Cultura, con mayúsculas y sin que nos miren raro. Sin parecer, además, unos ombliguistas. Sin tener que pedir perdón.

martes, 16 de noviembre de 2010

Nos falló Ferrari...

Y no pudimos ser Campeones de la Fórmula Uno. Nos quedamos con la miel en los labios. El quinto más victorioso de la Historia, hubiese sido el cuarto grande, tras Schumacher, Fangio y Prost, con un tri-campeonato, que le habría igualado a Senna, Piquet, Lauda y Stewart. El segundo con más puntos, desde la creación del Mundial, se tuvo que conformar con ser Sub-campeón. Pero, lo del domingo, no puede empañar que, este dos mil diez que empieza a dar muestras de agotamiento, ha sido el año del motor español.
Empezó Sainz, con el Dakar.
Siguieron los moteros que, con sus treinta y seis victorias, treinta y dos segundos y diecisiete terceros, nos dieron los tres campeonatos y los tres sub-campeonatos. Nadie nunca ganó tanto como ellos, en un mismo año, salvo los ingleses en el sesenta y siete, que, solo lo hicieron una vez más... incluyendo las carreras con sidecar y con más categorías en disputa. Nadie nunca hizo ochenta y cinco podios. Nadie nunca ganó todas las especialidades en juego y, con este tercer triplete, solo Italia ha hecho lo mismo, tantas veces como nosotros, o sea, tres. Es, de lejos, la especialidad deportiva que más gloria ha traído a España: Ciento dos Campeonatos universales.
Pudo haber sido brutal, con lo del asturiano Fernando Alonso. Se quedó en soberbio. Qué se le va a hacer. Eso sí, quien quiera, que pruebe a superarlo.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Juanito Puigcercos, otro vaina

Esto ha dicho el líder de Izquierda Republicana de Cataluña, Juan Puigcercos:
"En Andalucía no paga impuestos ni Dios".
Y, que quieren que les diga, a mi me cansa, tener que salir cada cierto tiempo, a defender LO NUESTRO, nuestra gente y nuestra tierra, la que amamos, la que nos corre por las venas... y, la que levantó, la del tontito ese, de tanto pobre diablo. Porque son cansinos, repetitivos, poco originales, mentirosos, cobardes, hipócritas pero, como no me demuestran lo contrario, son lo que los ca-ta-la-nes, quieren. Luego, para mi, la conclusión está clara. Mientras persista la actitud de ataque continuado, con mi dinero, no se compra nada hecho en esa región.
Por eso, me adhiero a lo que les ha contestado, nuestro Gobierno autonómico y, en especial, la Secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz:
"Prueban que siguen anclados en el tópico de una Andalucía vaga, subsidiada e indolente".
Y, como ellos no se bajan del burro, el menda, tampoco, porque, si hay alguien que cuando habla, solo lo hace de pasta, esos son los ciudadanos de esa parte del este peninsular. Unos peseteros, miserables, fabuladores de conspiraciones paranoicas, megalómanos de pacotilla e inventadores de Historia para no dormir.
Majos, ya nos podemos acostar tranquilos todos. Vosotros habéis hablado por boca de vuestros dirigentes y, este cateto que no paga impuestos (me parto), os ha dicho lo que pensamos, no solo los andaluces, sino el resto de ese país, España, del que formáis parte, porque no tenéis co-jo-nes, de luchar por vuestra independencia, más allá de la palabrería y del insulto.
¡Buenas noches, risiones!

sábado, 13 de noviembre de 2010

Ni-nis: la cara más dura que el cemento armado

La dureza facial, la ausencia de ética y, tener, como ideario, que los electores son manipulables, cuando no directamente carajotes, propician que, personajes como los que nos gobiernan, tengan la falta de vergüenza de tirar a la calle, panfletos como Castilleja de la Cuesta al mes, suplemento por el que, los amigos periodísticos de quienes mandan en nuestra población, los chicos de PRISA, versión El Correo de Andalucía, cobran un dinerito que, díganme, qué necesidad tenemos de gastar. Porque si uno se quiere hacer autobombo, lo mínimo cuando se es honrado, es tener la decencia de pagarlo con pasta del bolsillo propio. Que la propaganda, de toda la vida de Dios, la han financiado, en los periodos electorales, los partidos políticos y no las instituciones.
Sí, ya sé que, actualmente, no estamos en la previa inmediata de los comicios pero, para esta colección de ni-nis o de inútiles, lo que más les guste, la campaña ya ha empezado. Por eso, tenemos que leer idioteces como "Mi deseo es que Castilleja sea un referente", en boca de un Alcalde que, parece olvidar, ya lo ha conseguido; un referente en inseguridad, por ejemplo. O, aguantar la chorrada de la carta al lector, de un tal Jesús Camino Costales, que no figura en el padrón municipal por ningún lado y que da pie, al gaditano que Preside los Plenos y ha sido nombrado, próximo candidato del PSOE, a que se de jabón y se cuelgue la medalla de haberse bajado el sueldo. O, a que el mismo sujeto que protagoniza, un bodrio de ocho páginas a todo color, suelte perlas como "Hasta que no haya ni un solo vecino que no esté en las listas del paro, seguiremos trabajando para invertir la situación". Criaturita, ¿usted es consciente que, lo que ha dicho es, que hasta que no estemos todos parados, no va a quedarse tranquilo? ¿Tan cortito es? O, para persistir en la pamplina del soterramiento de la A-49 que, aparte de una cuestión inviable, es una mentira como el Convento de las Irlandesas de grande.
Lo dejo, que me caliento, pero, de verdad, si estos notas vuelven a ser quienes, desde el dos mil once, decidan el futuro de nuestra querida tierra, es, directamente, para que nos hagan, en un psicólogo, un precio de grupo, a todos los que nos denominamos castillejanos.


domingo, 7 de noviembre de 2010

Una pincelada cibernética

El deporte de muchos de los que van a votar al PSOE, aunque presenten como candidata a la nieta de Franco es, venir a la página de este facha, a enmendarle la plana.
De este modo, por aquí, se han pasado para hacer correcciones históricas. Se han pasado para pedir explicaciones sobre opiniones. Se han pasado para decir que me vaya a hacer... lo que rima con Parla. Y, se han pasado, para decir que no tengo ni idea de lo que escribo.
Tengo que aceptarlo. Lo sé. Es la servidumbre que hay que pagar por opinar desde un foro público.
Ahora bien, antes de pasarme por el sitio virtual de un vecino, a decirle, que no sabe de la misa la mitad, procuraría, tener controlado que, en contraposición, la web de quien defiendo ideológicamente, fuese perfecta. Y, no es el caso.
Tampoco me extraña sabiendo quien es su mantenedor.
Ahí va, la pincelada que me hace llegar, un seguidor, cuyo anonimato mantendré.
"Podemos leer lo siguiente, clickando, en el menú principal, de la página de los socialistas castillejanos, en el apartado Partido Socialista y, luego, en la parte izquierda de la pantalla, en el sub-apartado, Grupo Municipal:
El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Castilleja de la Cuesta cuenta con doce miembros (¡como se entere la Aído, que no usan el palabro miembra!) de los veintiún concejales (¿no eran diecisiete?) que conforman la Corporación.
A continuación se relacionan los nombres propios de los miembros (¡ojú, dos veces!) así como las concejalías asignadas por el Alcalde-Presidente.
Y, cascan, una relación... de trece personas (no doce que es su representación).
Obviando el detalle de tener, tres de estos vecinos, solo el acta y ninguna función (aclaro, son vestigios de la guerra civil interna), la pregunta es:
¿Quien es el número trece?
La respuesta es, Francisco Tovar Ángel, cuya concejalía es:
Representante de la Ejecutiva Local, vamos, un comisario político."
Y, ahora, se cuestiona el menda, queridos amiguitos y amiguitas:
¿Consideramos esto un lapsus, o vamos más allá y pensamos que hay, falta de preparación y de conocimiento sobre Política Municipal?
No sé, es por barajar de nuevo y comenzar la partida, con las mismas reglas para todos.
O no.


jueves, 4 de noviembre de 2010

Cierro el blog

Tranquilos, era un titular sensacionalista. No ha llegado el momento, de cumplir el sueño húmedo de tanto ni-ni mantenido y, de tanto atormentado con las próximas elecciones. Porque, por mucho que le pese a algunos, como al anónimo que, en la antepenúltima entrada de elmaravillosomundo, se ha despachado contra mi persona, no se va a cerrar este sitio virtual. No. Siento defraudar a mis detractores. Queda blog para rato.
Y es que, es fantástico comprobar, el grado de tolerancia a la crítica, que tienen muchos señores (y señoras, querida ex-Ministra Aído). Pensaran aún, que son merecedores de alabanzas. Cosas que tiene, vivir encerrado en una burbuja irreal.
Así, ven fantasmas por todos lados, e imaginan "tea partys" en el Piraña. Conspiran en reuniones secretas, sobre como acallar voces disidentes. Barajan denuncias... y, cuando todo falla, pasan al plan mafioso y a la amenaza. Omertá, que dirían en Sicilia.
Por eso, más que nunca, hoy, me siento orgulloso de la educación y de los valores recibidos. A mi, mis principios me impedirán, siempre, insultar y amenazar. Vivo con unos códigos que priorizan la Democracia. Amo la Libertad.
¿Puede usted, querido anónimo, decir lo mismo?
Me da a mi que no.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Escrito en Soledad, el boletín de la Plaza

Esta es mi colaboración, del presente número de la revista Soledad.

EL HOMBRE TRANQUILO
En el año mil novecientos cincuenta y dos, John Ford estrenó su película El hombre tranquilo. En ella, Sean Thornton, a la sazón John Wayne, interpreta a un caballero que, dieciocho años después de su partida, regresa a la irlandesa Innisfree. Una vez allí, tiene que luchar para integrarse en una sociedad controlada por Willy Danaker, o sea Victor MacLaglen, que le hará la vida imposible. La cosa se complica aún más cuando, el emigrante, se enamora de la hermana del mandamás del pueblo, con la que está a punto de casarse, justo cuando interrumpe la ceremonia éste. Todo concluye con una pelea, donde el vaquero americano por excelencia, se gana el respeto de toda la población e, incluso, de su rival, del que termina haciéndose cuñado, pues finalmente desposa a la bella Mary Kate, o sea, Maureen O´Hara.
Y, ustedes dirán, ¿qué tiene que ver esto con nuestra querida Hermandad de La Plaza?
Mucho. Les explico.
Cuando estén leyendo estas líneas, nuestro hermano mayor, Diego Villar Delgado, habrá apurado sus últimos momentos como el primero de los colorados de Castilleja de la Cuesta. Será pues, la hora de un merecido descanso. Será el momento de reintegrarse a la normalidad de su vida anterior. Será el instante en que su familia recupere a su cabeza y, será el tiempo, del análisis y de la reflexión profunda. No puede irse, más que con la conciencia tranquila y la serena convicción, de que ha hecho todo lo que el cargo requería y, en todo instante, ha estado a la altura del mismo. No debe irse, mas que con el cariño eterno de todos los que amamos nuestras veneradas imágenes y, no se va a ir, sin que le demos las gracias, por haber engrandecido todos y cada uno de los actos que se han realizado: Cultos, salidas procesionales, velás y jornaditas.
Permítame, Diego Villar, la licencia de dirigirme a usted, para decirle, que puede hacer mutis, con la testa alta. Muy feliz. Ha dignificado con su actuación las palabras Hermano y Mayor. Ha sido ejemplo de saber hacer, querer hacer y poder hacer. Si se deja algo pendiente, no se lo podemos apuntar en el debe, porque dio más de lo que tenía. Se ha ganado el respeto de su gente, como John Wayne en su película. No ha perdido, en ningún segundo, el tiempo en discusiones absurdas, pero, cuando ha tenido que salir a pelear por los suyos, lo ha hecho como un titán. Deja convencidos hasta a los MacLaglen de la vida y, como el galán de Hollywood, se va a su casa, con su señora.
No está nada mal, si miramos bien cerquita. No está nada mal, para quien ha sabido apartar las pasiones perniciosas de su gobierno, para dejar una impronta, que debe perdurar: el sello Villar Delgado. El estilo de El hombre tranquilo.