viernes, 31 de diciembre de 2010

¡Qué cortitos son algunos!

Antes de empezar, me gustaría felicitarles el nuevo año, a los lectores de elmaravillosomundodemiguel australianos. Sí, sí, he escrito australianos. Como sabrán, ellos son siempre, los primeros en entrar en enero. Lo que no sabrán es, que en las antípodas, tiene seguidores esta negra página. El menda lo ha descubierto hace poco. Alguno no se quiere enterar que, en los blogs, tenemos un completo escritorio, que nos proporciona multitud de datos: Cantidad de visitantes, procedencia e, incluso, sistema operativo desde el que entran a nuestras casas.
Hago estas aclaraciones, para los señores que se han dedicado a boicotear, la encuesta del CDS local. No se cual ha sido el objetivo. Si lo que se ha pretendido, ha sido manipular para dejar mal a mi amigo Rafael Baena; si lo que se quería lograr, era que nos enfadásemos, lo siento, queridos, no lo habéis logrado. Es difícil, socavar el prestigio logrado por este señor que, en su paso por la política, dejo su cartel, no muy alto, si no en el Everest. Es harto complicado que nos cabreemos.
Y es que, con estos bueyes aramos. Han dejado, en su diario y en el mío, mensajes amenazantes. Han expandido bulos tontos. Han intoxicado sobre nuestras personas. Pero aquí seguimos. Porque, lo que nos importa es Castilleja de la Cuesta. Lo que nos mueve, no es el interés económico. Lo que queremos es, que nuestro pueblo sea cada vez mejor.
Así que, es una pena ser tan torpe, tan tonto, tan cortito. Es una pena perder el tiempo en estas cosas. Es una pena, pretender, que se aburran las personas con absurdos piquetes. Es una pena, que lo más interesante que puedan hacer algunos, con su vida en Navidad, sea entretenerse con el I-phone.
No pierdo ni un segundo más con esto. ¡Feliz dos mil once!

jueves, 30 de diciembre de 2010

En el cierre de CNN +

Chapado, cerrado, fundido a... Gran Hermano. Así ha acabado el canal de noticias de PRISA. Y, la prole progresista, se lamenta. Ve injusta la perdida, de una manera de hacer tele, distinta a las demás. Condena la perdida de puestos de trabajo y, en el colmo de la transcendencia, insinúa que, la Democracia, es la gran derrotada, con esta muerte más que justificada.
Porque CNN + la veían cuatro gatos. No busquen otras cuestiones que no las hay. Con esa audiencia, con unos números tan cortos, la rentabilidad era quimérica y, los nuevos accionistas de esa empresa que, tanto, tanto daño ha hecho a la tolerancia, no han entrado en el negocio para perder su pasta. Porque, PRISA precisamente, no es que fuera, en sus tiempos más boyantes, una ONG de los medios de comunicación. Al conglomerado de Polanco, el único leit motiv que lo movía, era la pasta. Ganar taco, juntar guita. Como a todo buen emprendedor que se precie.
Lo que ocurre, es que no era Intereconomía la que se clausuraba. Otro gallo hubiese emulado a Plácido Domingo, en este caso. O no nos acordamos cuando murió Antena 3 radio. ¿Vieron tal manifestación de dolor lastimero? ¿Escucharon hablar del fallecimiento de una voz crítica? Y, de aquellas, se fueron al paro José María García, los Herrero y una ristra larga de buenos profesionales pero, claro, entonces era don Jesús quien hacía el fundido a negro. Entonces, estaba más que justificado en aras del bussiness. Tiene que ser que nos toman por desmemoriados. O por idiotas, que es peor.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Miscelánea de reflexiones sobre la Ley Sinde

Presto mi voz, a una serie de reflexiones halladas en diferentes medios. Comparten, el hecho de ser, de ciudadanos anónimos. Coinciden, en su nulo cariño a una Ley que no ha salido adelante: La de la Ministra de Cultura, la Señora Sinde.
Hoy no opino, solo transmito.
"Lo gratuito es una manera de democratizar el conocimiento y la información."
"Agfa, Kodak, Fuji, Polaroid, TDK... estas marcas, transformaron su negocio o desaparecieron."
"El soporte es lo que se paga. Cintas, discos, CDs. Antes de los soportes solo cabía la posibilidad de pagar por verlos en concierto. Han aparecido soportes nuevos y se sigue pagando por el, solo que a otros. Ahora se le paga, no a la discográfica sino a la compañía de telecomunicaciones. El CD, el vídeo, la radio, la TV... ahora son un ordenador."
"¿Donde pagan sus impuestos Bardem y Alejandro Sanz?."
"Si en 1930 se hubiese restringido la exhibición de las películas con sonido, porque muchos de los actores de entonces, se iban a quedar en el paro, no se hubiese ayudado a la creación artística, se habría devaluado."
"Un artista cuando trabaja para una obra, tiene un contrato y cobrará por ese contrato lo estipulado. El problema es cuando el artista es empresario y pretende, legítimamente, como empresario y socio, ganar dinero por todos los aspectos comerciales de la exhibición. A quien se perjudica es al empresario, no al artista que ya ha cobrado."
"En la época de Mozart, Goya, El Greco, Cicerón o San Agustín, no había legislación sobre derechos de autor y no se acabó el arte, ni la cultura."
"1. Me compro un libro. Se lo paso a un amigo y este a otro. Así sucesivamente. ¿Vulneramos los derechos de autor?... 2. Entre veinte amigos compramos una peli y nos la pasamos. ¿Debemos comprar veinte?... 3. ¿Las bibliotecas son centros dedicados a la piratería intelectual?... 4. Un hostelero compra el periódico y lo pone en el bar. ¿Debe comprar uno por cliente?"

Nota de elmaravillosomundodemiguel: Si quieren unas versiones con opiniones opuestas a estas, busquen lo escrito por Alejandro Sanz y Javier Bardem. No me atrevo a ponerlo aquí, no vayan a denunciarme y me cueste el dinero. Aquí, los partos de sus parientas y las pensiones de sus vástagos, no se subvencionan como su cine y su música. Bastante tienen con mis impuestos.

martes, 28 de diciembre de 2010

Sobre el Mercado de la Encarnación

Como no me gusta que me digan como tengo que pensar. Como para tener pensamiento propio hay que estar informado. Como para poder emitir una opinión hay que tener conocimiento. Como quería, en resumen, tener información para analizar, de manera seria y rigurosa, el por qué de una polémica tan grande, en esta urbe tan refractaria al cambio, como es la suscitada, por las setas de la Plaza de la Encarnación, ayer que tenía tiempo, decidí irme de paseo hasta allí. Sin mucha prisa para curiosear con tranquilidad. Lo que vi, desmenuzado con detenimiento, no es, ni más ni menos, que otro paso en la peatonalización que, en el casco histórico de Sevilla, se viene realizando desde hace años. La Avenida de la Constitución, las Plazas de San Francisco y Nueva, las Calles Asunción, San Jacinto y San Fernando y, ahora, este entorno. Punto y pelota. No hay más. No sé a que viene todo este lío, la verdad.
Que la obra se ha eternizado, se ha encarecido y ha ocasionado molestias. Todas las obras son así. Si no, prueben a empezar una en sus casas. Que el resultado es distinto a lo habitual por estos lares. Verdad y eso, sin acabar.
A mi, en concreto, se me hace raro y, si las noticias que suenan son ciertas, la metedura de pata ha sido colosal. Dicen que en el proyecto inicial, los altos de las columnas, contenían unos ágoras transitables. Dicen que, por fallos en el diseño, ahora no va a ser así. Tiempo al tiempo. Lo que no se puede es juzgar, sin haber puesto un pie en el sitio. Ni tampoco, predecir el futuro pues, siendo coherentes, todo es mejorable.
La realidad es, que los placeros de un Mercado de Abastos histórico, tienen casi cuarenta años después, unos puestos dignos donde, eso sí, habría que ir viendo la posibilidad, de darle un giro al tipo de comercio asentado. Porque, díganme, ¿cuantos de ustedes hacen los mandados, aún, en tiendas de ese cuño? Tenemos el ejemplo del precioso y coqueto Mercado de Triana. Boom al principio, normalidad transcurridos los meses. Aquí va a pasar lo mismo porque, el sevillano, es novelero y figurón pero, a la hora de la verdad, un animal de costumbres fijas al que, las modas, aunque sean revisiones de algo, que viene desapareciendo por su falta de especialización, duran poquito y, los mercadonas y carrefoures, han sido el video que mató a la estrella de la radio.
Finalmente, decir que quedan, en la ciudad de la gracia, dos tesoros que deberían ser remozados, reciclados y aprovechados: Naves del Barranco, al final de la calle Arjona y, Mercado del Arenal o, para los clásicos, de entradores. Si estuviera en política, me daría una vueltecita por Madrid, Mercado de San Miguel o, por Barcelona, Mercado de la Boquería. Ejemplos máximos, de optimización e incorporación, a la vida comercial y cultural de sus respectivas ciudades. Ejemplos de reclamos turísticos. Ejemplos de lo que, la Administración, puede hacer por una actividad económica en franca decadencia. Pero, ya saben, esto lo mismo es una pamplina, a sumar al carro de las escritas, en esta negra página que nadie lee. ¡Que se yo! Para eso, quiero imaginar, se paga esas magníficas soldadas a los asesores. Para que se les ocurran, las cosas que nos hacen la vida agradable, a quienes los ponemos en sus puestos.

lunes, 27 de diciembre de 2010

Aprendiendo a contar

Cuando era chiquitito, me enseñaron los números en una cartilla Palau. Primero a identificarlos, luego a ordenarlos, finalmente, su utilidad. Inocentemente creí que, las cifras, determinaban cantidades. Parece ser que no estoy acertado. O eso, o aquí, a alguien, no le han dado cartilla Palau, como me la dio a mi, mi abuela que en la Gloria estará, en un banco de la Plaza de Santiago, a la hora de los deberes.
¿Qué me estás contando, hijo mío? se dirán ustedes. Simple, les ubico.
En breve, tomará posesión de su cargo de Presidente de la Generalidad, el líder de Convergencia y Unión, Arturo Mas. No hago más que leer y oír, que es el número ciento veintinueve y, no me salen las cuentas. Si, desde el exilio, volvió Tarradellas para dar la vara a Pujol y, con estos dos, cerramos un periodo de más de cincuenta años. Antes de ellos, estuvieron Macia y Companys. Luego de ellos, han estado Maragall y Montilla y, ahora viene este señor (si me dejo alguno, tampoco es relevante)... ¿Cuando han estado los otros ciento veintidós notas ocupando la poltrona? ¿Qué estamos contando? ¿cardenales? ¿obispos? ¿condes, quizás? Porque, no me saldrán con la milonga, de un Estado catalán en el siglo XVI o en el XVII. Por favor, díganme que no. Que me puede dar un ataque de risa.
Una última reflexión, un poco menos divertida. Según este político al que, en breve investirán, las sentencias del Supremo no deben ser acatadas, porque no tienen jurisdicción sobre sus dominios. O sea que, según su argumentación, si tampoco estoy de acuerdo con que me condenen alguna vez, con decir que no tiene autoridad sobre mi, el Tribunal que lo haga, no tiene que ejecutarse lo que disponga. ¿Esa es la democracia de estos? ¿La Ley feudal?
Interesante. Tomo nota. Así nos va.


sábado, 25 de diciembre de 2010

Un belén en abril

La cara de Manolo lo decía todo. No quedaban ni un par de horas de guardia cuando, sobre las seis de la mañana, avisó desde el umbral de la puerta del dormitorio, el coordinador. Había una incidencia en Utrera. En las literas, solo estábamos los cuatro de la móvil dos. No había sido un día fácil, ni mucho menos y mira que, hasta el almuerzo, el relax presidía la jornada. Fue, justo en el postre, cuando sonó el teléfono de la médica. Era un traslado. Huelva-Cádiz, Juan Ramón Jiménez-Hospital Puerta del Mar. Cuatro horas, por la cuenta de la vieja.
El problema vino cuando, sobre las cinco de la tarde, mientras retornábamos por la autopista, volvió a sonar el cacharro pidiendo presencia en Morón, en una intoxicación alimentaria. Así, entre un asunto y otro, solo se había parado para cenar, a deshoras, en el comedor de la Maternidad de Virgen del Rocío y, el cuentakilómetros, estaba cerca de los mil, a la hora de ir a descabezar, un sueño que estaba claro, había sido corto.
No cabía la queja. En SAMU, las cosas son así. Unas veces es plácido y otras, un no parar. Unas veces, se sale lo imprescindible y otras, se vive en la carretera. Los ángeles de la Salud, no entienden de horas. El material, siempre tiene que estar en estado de revista. El personal, dispuesto.
El tema era que, allí íbamos cuatro sanitarios al rescate. Carretera de Utrera para arriba. Luces y sirena encendidas. A una chica, no le había dado lugar de llegar al CHARE y, muy cerquita, en una acera, había traído a su crío al mundo. Un buen hombre que pasaba por allí, dio el aviso e, inmediatamente, los de urgencias salieron y, con una camilla, la metieron dentro. El bebé era prematuro, la noche fría y la mamá, drogadicta. Peligrosa mezcla. Mejor nos los llevamos a Sevilla... y, en esas estábamos. Dos técnicos, una DUE y una facultativa colombiana. Ocho manos para que, ni a la mamá, ni al renacuajo, les faltasen calor, mimos y amorosos cuidados.
Manolo era padre tres veces. Los demás, tíos todo lo más. En su cansada cara, se dibujaron mil sonrisas de pasión, por un trabajo, que es duro pero que te recompensa, con la satisfacción de salvar vidas. Me pidió que mirase, por la ventana que separa el puesto de conducción y la cabina. Lo que vi, hizo que se me saltaran las lágrimas. Es el belén que quiero compartir con ustedes:
La madre tirada en la camilla, dormitaba con una sonrisa de oreja a oreja. La enfermera, vigilaba de cerca la cápsula, donde recibía calor un mocoso que, les juro por Dios, tenía los ojos más abiertos que he visto en mi vida. Entretanto, la doctora, ángel celestial que vino de América, tomaba la tensión a la parturienta. Me giré, miré al frente y, atónito, noté que, pese a que se había hecho de día, una estrella continuaba brillando en el cielo. Quise pensar que señalaba nuestro particular nacimiento, el de un Jesús cualquiera, que vino al mundo rodeado de paz y cariño. Entonces supe que, no tenía que ser veinticinco de Diciembre, para que hubiese un milagro.

viernes, 24 de diciembre de 2010

Los pájaros tirando a las escopetas

Como sabrán, porque no es noticia pues, a quienes nos gobiernan, ni es la primera, ni será la última vez que les pase -como sabrán, decía- han condenado al Ayuntamiento de Castilleja de la Cuesta, al pago de una sanción de cien mil euros, en número redondos.
La multita, se la ha cascado la Inspección provincial de Trabajo de la Seguridad Social, adscrita al Ministerio de Trabajo e Inmigración. Parece ser que, el tema, era que, estuvieron haciéndole contratos a una auxiliar administrativa desde el año de la Expo (pocos, solo veintiocho), de manera temporal y que, curiosamente, dejaron de renovárselos cuando llegó, este equipo de incompetentes que, se creen legitimados, cuando su acceso al poder se produjo tras linchar políticamente, ningunear y cachondearse de la Alcaldesa que, me guste más o menos, pusieron los votantes en las urnas. Porque, al vecino Manolo Benítez, a la vecina Carmelita Herrera y, a Juan Manuel Anguas, no los conocía ni el Tato, curiosamente, también castillejano.
Los dieciséis kilitos de pesetas, los vamos a tener que apoquinar todos los censados. No la tal Carmen Herrera, que es la culpable, en su condición de Delegada de Personal. No el Alcalde, que es culpable por ser el máximo responsable. Todos, a escote. Porque cuando condenan al Ayuntamiento, nos condenan a los ciudadanos y, la pasta para pagar esto, va a salir de nuestros castigados bolsillos de contribuyentes.
Y, como eso es así, lo digo alto y claro. Por vuestra incapacidad, tendremos un saco menos de billetes, para gastar en las cosas realmente importantes. Porque no tenéis ni idea de gestión. Porque gobernáis contra muchos y pensando solo en vuestro interés. Porque sois unos NI-NIs. ¿Comprendido? Repito, NI-NIs.
Ahora, querido Manolo Benítez, tenga las mismas pelotas, tenga los mismos cojones, de decirme a mi, que soy un analfabeto; de decirme a mi, que me han largado de un partido político. Siendo como es jardinero, estando cobrando, lo que en su vida se imaginaba que iba a cobrar y, después de haber mandado a... lo que rima con Parla, a Carmen Tovar.
Usted y toda su panda de conspiradores de tres al cuarto, son un problema. Un problema con patas y un marrón para una Villa, que no tiene porque aguantar que, encima que nos han abierto la cartera, salga con toda la cara, a repartir estopa a la oposición. Es lo que nos quedaba por ver. El mundo al revés. Los pájaros tirando a las escopetas. En vez de callarse, sale a ajustar cuentas, el nota. La pena es, que ni calladitos están guapos. ¡Qué mala suerte, coño, qué mala suerte hemos tenido! ¿Socialistas y obreros? Un jamón de Trevélez, como el del morito de La Línea.

jueves, 23 de diciembre de 2010

Diálogo de besugos

Tú, es que se la tienes jurada a estos, pero, la verdad, la verdad de la güena es, que tan malos no son. Yo, el pueblo no lo veo tan mal como tú dices. Tenemos dos polideportivos y un pabellón, cuatro colegios, dos institutos, un centro de salud y hasta un hospital y, ¿eso quien lo ha hecho? Que están viejos, vale, pero los tenemos antes que todos los demás del Aljarafe. Cuando nadie tenía piscina, ya estabas harto tú, de bañarte. Ikea tiene colocada a un montón de gente y, con Airesur, no tenemos que ir a Sevilla para nada. Lo que pasa es que la gente quiere vivir del cuento y, en esos sitios, hay que currar para ganarse el sueldo. ¿Qué es bajo? Más vale eso que nada, ¿o no? ¡Las tortas ni las tortas! ¡Eso es una antigüedad! ¿Quien come tortas? Ese lo que quería, era que le regalasen una fábrica por la cara. ¿Y el NISA, dime, listillo, quien tiene el NISA? El NISA, es una maravilla y, todos los que trabajan allí, son de Castilleja. Pero, claro, como la gente no va al NISA porque, dicen, que es de pago. Pero si vale una iguala dos perras gordas. ¡Menos gastar en los bares!
Sigue habiendo fiestas y, por hacer, hasta han hecho, no una feria, si no varias. La Policía, tú sabes, que lo que quiere es cobrar mucho y trabajar poco y, fíjate si los que os quejáis sois cuatro gatos que, fuisteis a manifestarse a Robles y, no se juntasteis los suficientes ni para agarrar la pancarta.
A ti lo que te pasa es que, como no te tienen colocado a nadie en el Ayuntamiento, pues estas muy quemado pero, dime, que te crees, que si gobiernan los fachas te van a meter a ti. Esos son la derecha y, la derecha, lo que hace es machacar al trabajador y beneficiar a la Iglesia. Mira tú, si están juntos en el asunto que, hasta es candidata la mujer del Hermano Mayor de la Calle Real y, desde allí, putean al pobre Alcalde porque, cuidado lo que le han hecho en la Pureza a Benítez, con lo buen muchacho que es. La política no tiene nada que ver con la Religión, a ver si se enteran. Ahí, quien tenía que mandar, es el otro que se presentó. Pero tú sabes que, el que está, manipula las elecciones. ¡No, no, no! ¿Como va a ser lo mismo en las elecciones municipales? Ahí vota el pueblo y el pueblo es inteligente. Al pueblo no se lo compra tan fácil. Pero, ¿qué quieren esos? ¿lo de antes? ¿y Franco por qué no le regaló a las Hermandades, las dos pedazo de casas que les ha regalado el PSOE?
Que no, hijo, que no. Que como está ahora todo, no ha estado nunca y, eso que, como dices, nos gobierna un jardinero y una limpiadora. Y los otros ¿qué estudios tienen? Ninguno, te lo digo yo. Que sí, que colocan a los suyos pero, eso, eso lo hace todo quisqui y, además, todos los que han entrado, han superado unas oposiciones ¿o no? Dime tú, ¿en Tomares no pasa eso? ¡Ah, no! ¡Que de Tomares no se te puede hablar!. Tomares está perfecto, según tú. Tomares toda la vida de Dios, ha sido un corral de vacas, hasta que llegaron los socialistas. Los socialistas son los que han hecho progresar Tomares. El PP no ha hecho nada, solo continuar lo que hicieron antes... estropeándolo.
La culpa de todo, la tiene el PP. Esta crisis no es solo de España, es mundial y la han empezado los bancos, que son el capital y, el capital, es de derechas y va contra el obrero, de siempre, no de ahora. Mira tú, a Garzón, como lo han querido quitar de en medio. El Gurtel, eso si que cuando salga os vais a quedar helados. Merca Sevilla no tiene nada que ver.
Yo, estoy muy contento. Mírame a mi. En casa no tenemos problemas porque no nos hemos creído millonarios. Mi mujer y yo, dos trabajadores y, mis niñas, en un colegio de monjas por el horario y el comedor, que si no, estarían en el nacional. Sí, voy al NISA, pero a ver si es que, por ser de izquierdas, no tengo derecho. ¡Ojo! La Sanidad pública es mejor, pero es que no puedo esperar tanto.
Yo, lo que no me cambio es de camisa, como todos los tontos que le echan la culpa a Griñán o a Chaves. Si la Junta es la que ha dado el dinero para, por ejemplo, mis casas que son VPO. ¡Si no tendríamos que vivir, de alquiler en corrales de vecinos! ¡Y si no han salido más baratas ha sido por los bancos, que inventaron el euribor para subirnos las cuotas!
Hazme caso, tu ve y habla con ellos, como hice yo... y ponte del lado de los que nos defienden. Mírame a mi. Mi trabajito en el Ayuntamiento no es para siempre. Mañana pueden convocar oposiciones y, lo mismo, viene uno y aprueba, aunque no creo, porque me tienen que reconocer todos los años que llevo y, además, también hay una entrevista que, estoy seguro la paso, porque a mi me conocen y, en esos puestos, tiene que estar gente de su confianza, que esos sitios son muy delicados.
Te dejo, me voy a una reunión porque, ya ves, hasta por la tarde trabajo. ¡No dicen que no hacemos nada! No, no. Es en la sede. Que en Mayo son las elecciones. No, no, en las listas, no voy. Yo soy apolítico, como tú sabes.

Nota de elmaravillosomundodemiguel: La citada conversación no es, si no un ejemplo, de la ceguera interesada de algunos. Por desgracia, es tan real que, se produjo en la tarde de ayer. Quién no tenga alguien a su vera, que le haya soltado las mismas consignas, que afortunado es.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Sorteo de la Lotería Nacional: arranque de la Navidad

Todo empezaba el día de la Lotería. Entonces solo había primera y segunda cadena y la pedrea eran ciento veinticinco mil pesetas. Ese día quedábamos libres hubiésemos o no aprobado, que tiempo habría de recuperar.
Todo, repito, empezaba el día que en los hogares entraba el soniquete eterno, el ilusionante cantar de los niños del Colegio de San Ildefonso de Madrid. Millonarios o no, en casa no faltó nunca, como en casi ninguna casa, una caja surtida de "La estepeña", que anda que no vendí ninguna el año que fui de viaje fin de curso, ni una botellita de anís, ni algún que otro disgustillo en forma de suspenso: ¡Ay! Don Cipriano, Don Emilio y Señorita Suni... Cuanto carbón habéis repartido. Ese día nacía la Navidad, el día de la Lotería y el de las notas. Antes, había, como ahora, anuncios de Famosa y de castillos de Airgam Boys aunque, los de ahora, tengan más diseño y también se hayan incorporado las nuevas tecnologías, con las Play Station y los ordenadores, pero la Navidad no era tangible hasta esa fecha, veintidós de Diciembre en los almanaques, por mucho que las muñecas corriesen para el portal.
Parafraseando a Machado, puede decirse que mi infancia son recuerdos de una casa en la Plaza de Santiago y de un brasero de cisco picón. Mi mocedad primera, son carreras por la huerta de Leocadio, donde están los pisos de la Cooperativa y donde, porque es verdad, dicen, los amaneceres, los riega Casa Abelardo con ríos y ríos de aguardiente que, precisamente, no van al pantano, ni a los naranjos de la huerta de los Maristas.
Mi infancia son juegos de las vacaciones de Navidad en torno a ese abeto, que vete a saber por qué, quitaron un año del redondel de la Plaza y que no volvió; visitas furtivas al belén del Ayuntamiento, petardos por la calle Enmedio en las cajas de Pepe el de las Cantoras, chucherías de ese aguinaldo de mi abuela, que me gastaba en Casa Pepa o Amalia, o con María la del puestecillo y, tardes y tardes, de abriguito de paño y de misa en las Jornaitas.
Mi infancia son la angustia de las notas de esos colegios viejos, donde ahora ya no suena el timbre de los recreos y, desde cuyo patio, ya no se ven los campos de amapolas, de trigales, de cardos borriqueros, de ese Camino del Solís, que ahora es solo camino en la placa de la calle y donde ya no corretean los sueños de nadie, porque la realidad de las hipotecas, ha puesto muy caro hasta soñar, con esas cabañas de los cañaverales de la huerta de Maternidad que hacíamos mi amigo Rogelio Cansino, Francisco Fidel y Manolo Solano, Nino, Benjamín, los Mai, los Hermanos Adorna, Pichi, Buyo, Rincón... y tantos y tantos, que hace un rato, chiquetito pero rato a fin de cuentas, que ya no jugamos al trompo ni a piola y que, incluso, porque no somos tampoco nosotros los que paramos el reloj, hay algunos, que son padres de familia y que, hoy, a sus niños, les cuentan historias y batallas que hasta son verdad.
Mi niñez es la Navidad, esa época en la que todo estaba por descubrir, en la que la inocencia, aún entre pañales, me hacía ver, con ojos de asombro, todo lo bello que me rodeaba y donde aun eran puros mis sentimientos quizás, porque pura era también la mirada con la que los recorría. Mi infancia, mi niñez, mi mocedad como queramos llamarla, toda es un puro nacimiento con son de campanilla, de pandereta, de villancico a lo castillejano, de "...Que es aquello que tanto reluce en lo alto del cerro, que tan bello está...", de sonido hueco de alpargata en cántaro, de voz rompiendo la madrugá, de tin tin de triángulo, de rascado en una botella de anís, del Bibi, Luis Cabrera, Leopoldito el de la carnicería de la Plaza...
Mi infancia son las vacaciones de Navidad porque, la Navidad, hay que mirarla con ojos de niño y, el verano, en el frágil espacio de mi memoria, siempre será la adolescencia de estrenados chapuzones, de una piscina recién inaugurada. La Navidad, mirando entre los barrotes de la escalera de la Peña Bética de la calle Mariquita, la Navidad de ese cotillón de uvas gordas, confeti y mata suegras, en una Castilleja, no tan lejana, donde había dos casinos y dos peñas, una de cada color. La Navidad que se fue haciendo mocita con las fiestas de los PRII, de las Almenas, con el chiringuito de Francisquito, en la calle Jesús del Gran Poder, con el Stiletto y Los Rosales... La Navidad, entre familiar y popular, de pueblo, sí, PUEBLO con letras grandes, que eso es lo que tenemos que seguir siendo, pueblo y no barrio de Sevilla, con nuestra identidad, con nuestras señas bien legibles... No dejando que se acaben las cosas nuestras como las tortas, que pasean por el mundo un envoltorio con nuestro nombre y, un producto que se hace y hoy es de Huevar ¡señores!... No dejemos que pase lo mismo con nuestras fiestas que todo no es colorado y celeste.
Tengo muy cerca la cuarentena. Hasta los catorce, corría para el tresillo del salón de mi piso a ver qué me habían puesto los Reyes... y les acabo de regalar un trocito de mi intimidad, mía, de mi familia, de muchos de ustedes. No fue hace tanto que soy joven y esa, recuerden, era la Castilleja de la Cuesta que había.
De que nos sirve construir el más hermoso decorado, de que llenar de tecnología nuestra vidas, donde está la humanidad, el regocijo íntimo de dar lo poco que tenemos... Que le vamos a dejar a nuestros niños, qué sensibilidad hacia las cosas y hacia las tradiciones, qué estilo de vida: ¿el cateto y confortable o el urbano y frío? ¿qué nos queda?
Se lo voy a decir. Una cabalgata de amor y recuerdos que, quiera Dios darnos la inteligencia, para saber mantener, muchos años más, tras tres Reyes y una Estrella de la ilusión porque, mientras esta brille, querrá decir, subliminalmente, que no hemos dejado que muera el niño que llevamos dentro.

martes, 21 de diciembre de 2010

Una curiosa lista para definir al español

En su blog de la edición digital de El Mundo, el periodista y profesor de la Universidad catalana Pompeu y Fabra, Arcadio Espada, enumera, en una curiosa lista, los diez pecados capitales del español. Las españoladas serían:
1. El delirio de grandeza (Ejemplo: llamar al basurero, técnico superior en gestión ambiental de residuos).
2. El maniqueísmo.
3. El odio al que destaca.
4. El escaqueo.
5. El todologismo (sabemos de todo).
6. El gratis total.
7. El guerracivilismo.
8. La criminalización de la víctima.
9. La sumisión al cacique.
10. Los tontos son los demás.
Personalmente, estoy totalmente de acuerdo con el listado. Es más, creo que no podría hacerse una mejor radiografía de nuestra sociedad. Nuestros defectos como colectivo nos retratan y, lo que es más grave, nos lastran. El problema, no es tener meridianamente claro que nos atenaza y ancla en un inmovilismo preocupante. El problema es, que nuestra educación, al seguir bebiendo de las mismas fuentes perpetuamente, retrasa las posibles soluciones.
Cuando se habla de alcanzar un gran pacto educativo, no se habla de arreglar un problema menor. Que mejoremos como país, depende en un porcentaje muy amplio, de la calidad de nuestra enseñanza desde ahora. Formar a las nuevas generaciones, dotarlos de recursos que los hagan más competitivos, ponderar el saber y aupar a los más capaces a los cargos de responsabilidad, tienen que ser nuestros objetivos pues, solo así, lograremos que, en los tiempos venideros, España alcance el sitio que su Historia demanda.
Aún no es tarde para corregir, el grave error que fue, crear un programa escolar para cada Comunidad Autónoma. Tendríamos que ser conscientes que, en un mundo global, solo los que tengan líderes cualificados, dominarán al conjunto. Ha llegado la hora, de iniciar la superación de unos estereotipos que, en otros ámbitos, han quedado más que denostados. Lo que no podemos es seguir conduciéndonos con tanta cortedad de miras. Así somos en este trozo del mundo mal que nos pese.
La primera cosa que hay que hacer, para superar un problema, es reconocer que se tiene y, aquí, todos señalan al del lado culpabilizándolo. Solo cuando nos demos cuenta que, desunidos no vamos a ningún sitio y que, no se han dado las condiciones necesarias para la mejora de la totalidad, a través de la mejora de cada individuo, solo entonces, estaremos en disposición de alcanzar nuestras mejores expectativas. Hasta entonces, la validez de determinados tipos solo será apreciada, para nuestra desgracia, fuera de nuestras fronteras donde, porque lo inteligente es ponerse en esas manos, sabrán sacar rédito a ese capital humano que, viendo la pobredumbre de la que han surgido, da que pensar, cuanto talento emergente podría aflorar con otras condiciones para ello.

lunes, 20 de diciembre de 2010

Lo que nos quedaba por ver

Denuncian a un profesor del IES Menéndez Tolosa, de La Línea de la Concepción, por hablar, en una de sus clases, del proceso de curación del jamón. Parece ser que, uno de sus alumnos, musulmán por más señas, se ha sentido ofendido con la explicación que, únicamente, fue una anécdota vinculada a una disertación sobre el frío, donde se mencionó Trevélez, municipio de las Alpujarras granadinas, célebre por sus elaboraciones con la pata del cochino.
Y digo yo. ¿De verdad va a tenerse en cuenta semejante denuncia? ¿con esto vamos a entretener a nuestra saturada Justicia? ¿no puede hacerse nada para que, idioteces de este calibre, no lleguen a los tribunales? ¿dónde está el delito? ¿no sabía esta familia que, España, es el paraíso del cerdo? ¿por qué sigue en este país, sabiendo que es nuestro manjar por antonomasia? ¿qué se pretende conseguir con esto? ¿que los programas educativos se hagan consultando con las autoridades religiosas islámicas? ¿que deje de comerse ibérico? ¿vamos a seguir aguantando, que nos impongan sus costumbres y que no respeten las nuestras? ¿no tiene nada que decir el progresismo militante sobre este ataque a la libertad de expresión? ¿seguiremos diciendo, tras esta bufonada, que no tenemos un problema con una religión intolerante? ¿seguiremos pidiendo tolerancia hacia una creencia que no lo es? ¿O vamos a coger el toro por los cuernos, de una vez, y empezar a ponernos firmes antes de que sea tarde?
No sé. Es que me ha dado por pensar que hubiese pasado si, en un colegio de Marruecos, un poné, hubiese denunciado un alumno a un profesor, por hablar del cuscus. Porque a mi me jode tela el cuscus y todavía no he denunciado a nadie. . . y ¡qué quieren que les diga! ¡lo mismo está el cuscus que un Cinco Jotas!
¿O no?

domingo, 19 de diciembre de 2010

El último bailarín de Mao

El cine, de todas las opciones de ocio, es la más recomendable porque, en el cien por cien de las veces, auna diversión y conocimiento. Por eso me reconozco cinéfilo. No solo por el hecho de que es una manifestación cultural económica. Si no por la facilidad con que se accede a ella, lo cómoda que es y lo que entretiene.
Normalmente, suelo ir a las salas un par de veces mensuales. Ha tocado hoy. La elección me ha venido impuesta por una amiga de mi mujer. A ella, pues, he de dar gracias de haber visionado El último bailarín de Mao.
En esta película, se hace un recorrido por la vida de Li Cuxin. Bruce Beresford, su director, nos ofrece un producto que emociona e incita a la sonrisa, a partes iguales. Rodada en China, USA y Australia, resulta enriquecedor, comprobar las dificultades que atraviesa, este oriental, desde sus inicios en una escuela rural del interior de su país, hasta que logra triunfar en América. Nos muestra lo que significa desarraigo, sufrimiento, lucha, tesón, constancia. Nos hace partícipes de los esfuerzos ímprobos de un muchacho que, a base de sacrificio, logra hacerse un nombre en su campo, el ballet clásico.
Pero, por encima de todas estas cuestiones, brilla una que es primordial en la existencia. El compromiso con uno mismo aunque las renuncias sean tan grandes. Li Cuxin pasó más de cinco años sin tener ningún tipo de contacto con su familia. En ese tiempo, fue un apátrida y sintió como se las gasta la dictadura comunista que sufren en su nación. Convendría no olvidarlo porque, cuando hablamos de totalitarismos, caemos, frecuentemente, en la frivolidad de dulcificar los regímenes de Cuba, de Corea del Norte y, sobre todos, de China.
Recomiendo esta cinta que no sobrepasa las dos horas y que, es apta para todos los públicos.

sábado, 18 de diciembre de 2010

¿Qué te han dado, Betis?

Escribo estas líneas justo, cuando acaba de finalizar el partido que, el Real Betis Balompié, ha ganado en la isla de Tenerife. Y, en Tenerife, precisamente en una de esas, que denominan islas afortunadas, el equipo de Pepe Mel ha engrandecido con un resultado de cero-tres, el debut de Rafael Gordillo, como Presidente de la escuadra heliopolitana. Tres, curiosamente tres, el número del totem, el guarismo que caía en la espalda del icono, ahora General con mando, en los sagrados cuarteles del Villamarín.
Ha sido imperial el paseo de las huestes de la tercibarrada. Ni media hora ha durado la cosa. Un gol del de siempre, de Rubén Castro y, dos más, de ese bisonte que responde al nombre de Achile y que, en su camiseta, simplemente es Emana, han elevado el contador del líder, al borde de los cuarenta puntitos. Con esta progresión firmaría, al final del curso, un campeonato de noventa y seis puntos y de ciento un goles.
Esa es precisamente la noticia. Que el bético, no está acostumbrado a tanta alegría junta, deportivamente hablando. Que la llamada Liga Adelante, se le está quedando chica. Que el retorno se vislumbra a seis meses vista.
Ojalá nada se tuerza y, todas las energías disponibles, se empleen en arreglar, el desaguisado de tanto loperismo metido en las entrañas del coliseo de La Palmera, de tanta mentira y tanta falta de respeto, de tanto personalismo y tanto fraude. Ojalá, en junio, festejemos que ya va siendo hora. Entretanto, solo nos queda pasarlo bien mirando, lo estupendamente que juega esa locomotora que, inexoráblemente, avanza hacia su único destino posible: la Primera División.

viernes, 17 de diciembre de 2010

La cámara de los balones

Soy un apasionado de los medios de comunicación. Raro es el día que no dedico mi tiempo de ocio, a la lectura, escucha o visionado de prensa, radio o televisión. Me ayuda, cierto es reconocerlo, internet, esa herramienta indispensable para quienes quieran estar actualizados. También, me veo obligado a señalar, que el hecho de consumir información, no me aparta de otro vicio que, desde niño, cultivo: devorar libros.
Me disperso. Les decía que, soy un ferviente seguidor del periodismo actual. Hace unos años, fruto de una serie de colaboraciones altruistas con diferentes emisoras locales, tuve la suerte de conocer a Fran Ronquillo, un plumilla que se iniciaba, como David Martínez y Jerónimo Fernández, los del informativo del centro regional de TVE; Villanueva, el de Tele 5 y otros tantos a los que, nombrar, haría excesivamente extenso este artículo.
De todos, Fran, fue el que más ha tardado en llegar al reconocimiento y, mira que cosas, lo ha hecho siendo el alter ego de un señor, José Antonio Sánchez Araujo, que se tiró, una larga ristra de años, trayéndonos los lejanos goles que, por toda Europa, marcaban Betis y Sevilla. Ronquillo ha tenido el inmenso privilegio de heredar su espacio de la SER, La cámara de los balones, una tertulia que -quizás ahora- esté en lo más alto de su discurrir como programa deportivo.
La cámara, no es un noticiario al uso. Es, más bien, una tertulia en clave de humor. La componen, todos los miembros de la redacción deportiva de la emisora de PRISA: Santi Ortega, Florencio Ordoñez, Manolo Aguilar y el susodicho. Lo que la hace tan especial y tan divertida, son las imitaciones más que logradas, de mi admirado compañero de madrugones, carreras por la banda y partidos de regional.
Un día es Lopera (yuyu), otro Araujo, otro Luis Carlos Peris y otro, quien se tercie. Lo borda. No sé cuantos registros de voz tiene el nota. Hay veces que te da por pensar, si sería capaz de hacer dudar, a la mismísima madre de los imitados. El caso es que te ríes hasta que te duele el estómago y por eso, soy fiel oyente del 103,2 de la F.M., a la una y media de la tarde cada día, entre semana. Porque una carcajada, está muy cara en estos años. Porque, la risa, es la mejor terapia contra la crisis. Pero, sobre todas las cosas, porque un amigo es quien la provoca, entre ataques de nostalgia y emoción sincera. La de ver, como los sueños se cumplen y, el de este caballero, a quien puedo mirar desde arriba porque es más chico que yo, se ha hecho tangible a lo grande. Solo le pido a Dios, que le dure mucho, más que en Radio Voz y la COPE.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Las jornaitas, ese tesoro castillejano

Suelo achacarlo, a la falta de interés y al desconocimiento, de la riqueza cultural que atesora, una población como la nuestra, Castilleja de la Cuesta. Hablo de la poca presencia, de los nuevos habitantes que, desde todos los rincones del orbe, se han incorporado a nuestro vecindario. No voy a descubrir nada, si les cuento que tengo conocidos, entre ese sector de la población, que sugieren que, por nuestra cercanía a la capital, nuestra vida gira, como la suya, en torno a las tradiciones sevillanas. Conocidos -decía- que, reconocen abiertamente y sin rubor alguno, no haber pisado mas que unas pocas calles y, no haber visitado jamás, ninguno de los dos principales templos locales.
Eso que se pierden, me digo, mientras rememoro con nostalgia, una infancia que no volverá más, donde la Navidad empezaba con las Jornaitas placeñas. Pero me entristece, ciertamente, tal dejadez y tamaña falta de integración. Que, para introducir a los pequeños en la Navidad, llevemos a nuestros hijos, a Sevilla, a visitar belenes, cuando, caminando, sin guardar largas colas y con más comodidad, sin apreturas, podemos darles sus primeras lecciones sobre este tiempo, a la par que integrarlos en las costumbres del maravilloso sitio donde habitan, me parece, perdón por la contundencia, de tontos.
Porque no voy a decirles, cayendo en el error de pensar, que mi niño es el que mejor lleva el paso que, las Jornaitas, son la más singular representación de las vicisitudes que María y José padecieron, hasta poder encontrar la plaza donde dar a luz, a nuestro Señor Jesús. Porque no voy a entrar en discusiones históricas sobre antigüedad o modernidad. Porque no voy a comentarles que, los Campanilleros, son un espectáculo musical de primer orden. Porque no voy a entrar en la demagogia barata de señalar, en definitiva, que en esta Villa, inventamos el Nacimiento. No, no voy a hacer eso. Aunque podría porque, es tan vieja esta costumbre que, su origen, entronca con la leyenda.
Lo que si voy a hacer, es explicarles que se pierden. Se pierden una Novena, donde cada día, porque se matan a trabajar los componentes de la Hermandad colorada, el altar sirve de escenario para un recorrido, que arranca en Nazaret y culmina en Belén, sin dejar de estar en la Plaza de Santiago. Se pierden ver a los Santos esposos caminando juntos, a María subida en una mula, a la Virgen vestida de pastora, o sacando agua del pozo, o sentada junto al fuego, o pidiendo posada con José. Se pierden la armonía de ese coro de cantoras. Se pierden Castilleja de la Cuesta, su pueblo, el mío, el nuestro.
¿Les parece poco? ¿merece o no un poquito de sus agendas? Prueben una noche a ir a la Iglesia. Les puedo asegurar, y no es chouvinismo de castillejano del barrio del aguardiente, que no se van a arrepentir.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Si yo fuese socialista, se me caería la cara de vergüenza

Hace dos noches, reapareció José María García, en uno de esos canales nuevos que la TDT nos ha traído. Fue en la 10, en una tertulia política. Butanito no ha cambiado nada. Sigue teniendo igual de bien amueblada la cabeza. Sigue teniéndole pillado el pulso a la actualidad. Sigue siendo aquel periodista racial, que decía su verdad con una crudeza terrible.
De entre la multitud de temas que trató, me quedo con una reflexión que tiene mucho de desgracia para la sociedad española. Vino a decir, quien pasó por SER, COPE y Onda Cero, sin tocar una coma de un discurso, simple pero cargado de realismo, aún siendo diferentes ideológicamente, esas tres emisoras, que, los políticos de la transición eran los primeros de sus clases. Con Felipe, agotados los primeros espadas, llegaron los siguientes en el escalafón. Aznar, simplemente, trajo a gente que iba a clase en sus respectivas facultades y, ZP, ha metido en el Gobierno, a los que ni asistían a las aulas.
Y claro, si analizamos con tranquilidad, la carga de profundidad que tienen esas palabras, podemos entender que, energúmenos como Antonio García Leiva, estén a estas horas, ocupando cargos de responsabilidad, como la Concejalía de Hacienda y el Vice-secretariado local del PSOE de Maracena, en Granada, sin que nadie lo haya mandado a las colas del SAE.
Porque lo que ha dicho este tipo, es bajuno, ruin y, esconde una maldad tan grande, que merece que le suceda lo mismo. A ver que pensaba entonces.
Transcribo: "Nada como una hija muerta para entrar por la puerta grande en el PP" aludiendo, a Juan José Cortés, padre de la niña asesinada en Huelva por un depravado. A las pocas horas, viendo que la metedura de pata era olímpica, rectificó en FACEBOOK. Bueno, escribió esto otro: "A veces nos expresamos con una mayor crudeza cuando lo hacemos de forma personal, como ciudadanos de a pie y no como responsables políticos" frase que, en honor a la verdad, no sé como interpretar pues, me da que pensar que, siente lo que ha dicho y que, en lo único que reconoce estar errado es, en haberlo dicho. Lo que da pruebas de la catadura moral del tío.
Por eso, no me queda mas que reconocer al otrora líder de las ondas que, efectivamente, el empobrecimiento de la clase dirigente hispana, es consecuencia de su falta de conocimientos. Lo que no puedo reconocerle, al rey de las noches de mi niñez, es que todos sean iguales. Muchos sí han sido buenos estudiantes. El problema es, que han vendido su formación por un trozo de pan y, la verdad, para ese viaje, se podían haber ahorrado comprar el billete en las Universidades. El ticket de esas colocaciones, lo venden en las sedes de los Partidos pero su precio, es tener unas tragaderas gigantescas. Solo tenemos que mirar a nuestra querida Andalucía donde, todavía, nadie ha tenido la vergüenza de poner en la calle a este desalmado y lo que es peor, donde algunos piensan que, lo que ha dicho, no les incumbe. Por eso miran para otro lado porque, como dijo Alfonso Guerra: "Quien se mueva, no sale en la foto".

martes, 14 de diciembre de 2010

La red social

Lo cierto es, que hace unas semanas, cuando la vi, La red social no me pareció mas que uno de esos largometrajes, que te llaman la atención desde la cartelera. Sabrán, si son seguidores de esta negra página, que pocos leen, que lo único que le pido a una película, es que me entretenga. No soy un experto ni en dirección, ni en realización, ni en producción, ni en interpretación. No me fío, ni de lo que diga la crítica, ni de lo que digan los jurados, de esos certámenes que florecen por doquier. Quien decide el premio de mi particular festival, es el menda.
Es por todo esto que, a la obra de David Fincher, basada en el best seller Multimillonarios por accidente de Ben Mezrich, no me queda más remedio que darle mi visto bueno pues, su cometido que no es otro que divertirme un rato, lo cumplió con creces. Eso sí, tienen otras propuestas en los cines que, a fuerza de ser sincero, les recomiendo antes que esta.
Porque, lo que van a ver cuando se sienten en sus butacas, no es si no la historia de Facebook, la conocida red que fundaron Mark Zuckerberg, Eduardo Saverin y a la que se sumó, en el dos mil cuatro, el inventor de Napster, Sean Parker. Todo el argumento del filme gira, no obstante, en torno al proceso judicial que dilucidó la paternidad del producto.
No les voy a contar nada más. Solo les añado, a título de curiosidad que, la proyección acaba, con el tema You' re a rich man de The Beatles. La rareza del hecho estriba en, que el conjunto de Liverpool, contadas manos permite que sus canciones, sean usadas como banda sonora.

lunes, 13 de diciembre de 2010

¿Un nuevo Betis?

No quiero un nuevo Real Betis Balompié. Quiero a mi Betis de siempre, ese Betis, que un ditero del Fontanal, intentó quedarse por la cara. Por lo tanto, no puedo consentir ese discurso que se ha instalado en el periodismo, que dice que, hoy, precisamente hoy que es trece, como trece son las bandas verdiblancas de nuestra camisola, nace de nuevo el equipo coronado por su majestad. El Betis, señores míos, nació hace ciento tres años y, dificultades como estas, ha pasado en su legendaria historia, miles, habiendo salido de todas más fuerte, más grande. El Betis, ha pasado de ser Campeón de Liga, a verse en campos de polvareda. Ha ganado en Milán y, ese mismo ejercicio, se ha caído a segunda. Ha tenido un futbolista con siete pulmones y otro con la pierna de caoba. Un alemán negro y un brasileño rubio. Fíjense, si es peculiar este club.
El Betis no va a nacer esta noche, como tampoco lo hizo en mil novecientos noventa y dos. Lo que está sucediendo mientras escribo estas líneas, es, ni más ni menos, que un bético, puede que uno, de la terna de los más grandes de la institución, va a sentarse en el sillón de don Benito, en la butaca de don Pepe Núñez, en el asiento de don Ignacio Sánchez Mejías. Tiene el encargo más bonito que se puede dar, a un miembro de esa tribu de privilegiados elegidos por Dios: gobernar a un pueblo que se conforma con poco, pero que no es tan tonto como para hacerlo siempre. Precisamente, ese ha sido el fallo de los tres últimos individuos que se han sentado en el trono de Heliópolis, aunque, para mandar, los tres nombres solo hayan sido la máscara, de un cara dura culpable, de habernos hecho llegar a este punto.
Por eso, se merecen mi más absoluto desprecio, los idiotas que creen en Lopera, a estas alturas de la situación. Si el hijo que roba al padre es un mal nacido, quien lo hace al padre y a sus hermanos, es dos veces mal nacido. Y, quien viendo esto aplaude, tres veces.
Esto es lo que está pasando, señores jornaleros de la noticia. No les puedo tolerar que cuenten lo que no es verdad. Hoy no va a nacer el Betis, esa información es vieja, tela de vieja. Cuenten que el Betis es inmortal y que, si no se ha muerto con tan mal médico, ha sido, porque su familia, no ha dejado de cuidarlo y de protegerlo, tanto, tanto, que contra viniendo toda lógica, una vez más, lo ha puesto en el camino de sus futuros triunfos que, por ese aro, paso. Pero, de nueva natalidad no nos hablen que, hasta cuando nació, ya había quien lo esperaba jactándose de conocer su venida, como quien espera a un Mesías que va a señalar donde cae el cielo.
Cuenten que empieza un nuevo tiempo donde, lo que es puritita normalidad, va a hacerse real en las entrañas de ese coliseo a medio terminar. Cuenten que, Rafael Gordillo, tiene la más difícil carrera por la banda que ha tenido que hacer en su vida. Mas no cuenten algo que es tan hiriente que, su sola mención, provoca dolor. Respeten que, bastante llevamos ya pasado.

domingo, 12 de diciembre de 2010

Marta, ¿por qué?

¿Qué necesidad tenías, si lo tenías todo? Eras la niña de nuestros ojos, la más admirada, la más aplaudida, la más victoriosa. Eras la garantía de éxito de la marca España en atletismo. Eras la sonrisa que paseaba la bandera rojigualda. Eras la deportista más grande y habías construido tu prestigio, desde los rígidos pilares de tu propio esfuerzo y de la constancia. Hasta en política, donde o se es blanco o se es negro, habías logrado la unanimidad. ¿Vivíamos acaso engañados? ¿Era todo una mentira? ¿Eran tus conquistas fruto de la droga?
Dinos que no, Marta Domínguez. Queremos creer en ti. Queremos que salgas y nos digas que nada es verdad. Que la lacra del doping no puede ligarse a tu nombre. Que tu única adicción es a ganar. Palencia, tu Palencia y España entera, espera que así sea.
No nos defraudes, tu no, Marta. Bastante estamos pasando para que, el deporte, nuestro refugio, se desmorone como se ha desmoronado el resto.

sábado, 11 de diciembre de 2010

Un buen plan para mañana domingo

Magnífico el plan que les propongo para, no solo la matinal de este domingo, si no para cualquiera de los siguientes. La actividad es, como la que les plantee para hoy, apta para todos los públicos, sexos y carteras.
Paseo en coche, dirección Dos Hermanas. Perfectamente señalizado el itinerario hacia el Hipódromo de la población nazarena, nuestra parada. Arranca el programa de carreras a las once y cuarto. Tienen a su disposición, una cantina fantástica y guardería gratuita.
Luego no se me quejen, ni me dejen comentarios pidiéndome variedad de temas. Aquí tienen servicio público, propuestas diferentes, cositas que hacer. Ya si quieren aburrirse es su problema. El menda, desde luego, no lo hace y, como ustedes, es un ciudadano viviendo, en primera persona, una crisis de la que no tiene la culpa nadie.


viernes, 10 de diciembre de 2010

Un buen plan para mañana sábado

Les propongo que hagan algo diferente. No es necesario madrugar. No es caro y se van a divertir. Vayan a la jornada final del Master Nacional de Tenis. Solo tienen que montarse en el coche y presentarse en el Pabellón de San Pablo. Pueden llevar a su pareja, a sus hijos... no tiene sexo ni tiene edad, el evento.
El programa, que lleva desarrollándose desde la matinal del jueves, incluye, en si mismo, dos competiciones diferentes: la Copa del Rey y la de la Reina. Han tomado parte, en el mismo, las mejores raquetas disponibles de este laureadísimo deporte patrio.
La primera corona, la femenina, se la van a jugar Pous y Martínez. La segunda es la favorita número uno y, ha ganado en Roma, Bogotá y Bastad. La Pous, es la vigente Campeona de España y ha sido finalista en Maribor y Atenas. Es, por más abundar, la ciento seis del ranking WITA.
La segunda, lo van a hacer Granollers, que está mostrándose solido y contundente, sobre todo con el saque y David Ferrer, el séptimo de la clasificación ATP que, como les expuse ayer, tendrá por siempre el honor, de haber sido el último rival de Carlos Moyá.
Gran plan. Enorme. ¡Apúntense!

jueves, 9 de diciembre de 2010

¡Hasta luego Lucas!

Se acabó lo que se daba. Carlos Moyá cuelga la raqueta. Ha sido en el Pabellón de San Pablo, de esa Sevilla que lo vio lograr dos puntos decisivos, en la segunda Copa Davis lograda por España. Atrás queda una carrera plagada de triunfos. El número uno mundial, la final del Open de Australia, la corona en Roland Garros... amen de su papel estelar, en el citado mundial de tenis, por países. Se ha ido por la puerta grande, tras vender cara su derrota, en los cuartos del Master Nacional, ante el siete del mundo, David Ferrer.
Vaya desde aquí, como hace pocos minutos he hecho, desde el graderío, mi más sentido aplauso, para un líder en lo deportivo y en lo humano. Le deseo lo mejor, al bueno de Charly y a la bella madre de su bebé, Carolina. Que sean todo lo felices que se merecen. Que disfruten tanto como lo hemos hecho nosotros con él. Que la vida le devuelva todas las alegrías que nos ha dado. Y, parafraseándole, decir que no es un adiós, solo un hasta luego, aunque no me llame Lucas porque, tíos así, siempre deben estar en el deporte.


miércoles, 8 de diciembre de 2010

No todos son iguales

No me gustan las frases hechas. No me gusta que se den, por definitivas, determinadas cosas. No me parece digno, señalar a los individuos por culpa del colectivo al que pertenezcan.
Según esos convencimientos, personales por supuesto, no me parece correcto un mantra, que se repite con una frecuencia espantosa. Quien no ha escuchado, alguna vez, decir:
"Todos los políticos son iguales" o "los que se meten en política, lo hacen para hacerse ricos".
Casi todos, ¿verdad? Pues, que quieren que les diga, a mi, estas dos expresiones, me parecen ofensivas, amen de mentira. Porque, no todas las personas que entran en ese mundo, lo hacen movidas por un fin económico y, con uno solo que no lo haga, a mi me parece suficiente para que, decir eso, quede directamente catalogado, como una ofensa.
A qué viene esta defensa encendida de nuestra clase política. Les explico.
Aunque no lo parezca, no soy anti-PSOE. Soy un ciudadano crítico que ejerce un derecho constitucional, la libre expresión y que, porque es posible, porque lo están haciendo rematadamente mal y porque me da la gana, entre otros motivos, aspira a otra Castilleja de la Cuesta, a otra Andalucía y, a otra España.
Coincide que, en todos esos Gobiernos, quien ostenta la vara de mando es un socialista. Sucede, todo hay que decirlo, porque los votantes han querido y, eso es sagrado. Prueba de que no soy contrario a nada, es el hecho de haber sido despiadado, tanto con los de Génova como con los de Ferraz. Solo soy, por norma, enemigo de los inútiles y, por desgracia, esos no tienen colores definidos.
A mi, la verdad, me encantaría que, en nuestra Villa, gobernase alguien preparado, trabajador y honrado y, si el perfil lo da un miembro (paso de la idiotez de miembra, lo siento) del partido que fundó Pablo Iglesias, no tendré problema en votarlo. Pero, la realidad es, que solo veo, en ese lado, fracasados buscando reengancharse, ni-nis bien pagados y conspiradores capaces de vender a quien sea, por meter la cabeza. Duro, pero más duro sería mentirse y decir algo que no siento. Por gente como esta, como los de la Junta y, como los que rodean a ZP, cobra sentido la reiterativa, cansina y falsa cantinela de, todos son lo mismo.
Sin embargo, si en la capital de mi maravillosomundo, apareciese alguien como Antonio Gallardo Soler, que es quien suena para ser cabeza de lista del PSOE en el cercano Bormujos, no tendría el mínimo inconveniente en meter, no la papeleta, si no la mano en la urna. Y no por nada, díganme, ¿cuantos de los que se han metido en política han hecho lo que este tío? En el blog que tiene, en una esquina, ha puesto, con un par, una declaración de su patrimonio. Ahí, a la vista de todos, para que no haya dudas. Veanlo, si les place, en este sitio:
antoniogallardosoler.blogspot.com
Más gente así, más tipos con dignidad, más decencia... Eso es lo que necesitamos en nuestro pueblo y en el país. Se podrá estar de acuerdo o no en lo que dice pero, claridad, de salida, ya hay. Por eso, mientras no vea lo mismo, en los de la calle Jesús del Gran Poder, no me creeré más que lo que mis ojos ven. Gente sin oficio conocido que no sea vivir de nuestros impuestos y, contra esos, hay que ir a muerte porque, por culpa de ellos, está el patio como está.
Termino, que me esperan los romanos de Antena 3, con un consejo al chupa tinta que me lee a diario, para contárselo a su jefe; él y el menda sabemos quien es. No es algo contra una ideología, iluminado, ni contra un sistema. Es, contra vuestra eterna falta de capacidad. Explícalo bien, campeón.
Con Dios.

martes, 7 de diciembre de 2010

No habéis estado a la altura (una vez más)

Hay veces que, determinadas decisiones, no se entienden porque, parece mismamente que quienes las toman, o bien desconocen el tema sobre el que tienen que hacerlo, o bien están mal asesorados, o bien lo hacen a la ligera.
Este ha sido el caso, de la falta de atención a un colectivo de ciudadanos agrupados, desde hace varias centurias (¡ahí es nada!), en torno a una devoción religiosa. Me refiero a la Hermandad de la Calle Real, a la que se ha faltado gravemente al respeto, no contestando si quiera, a la solicitud de una reunión para debatir determinados honores que, a una de sus imágenes, se le iban a brindar y en los que, como deferencia al Excelentísimo Ayuntamiento de Castilleja de la Cuesta, se iba a dar un papel estelar a la figura de su Alcalde.
Lo que se ha pedido era tan pequeño, para lo grande que es el amor de esos fieles a los cuales, ni oír han querido, quienes se dicen sus gobernantes que, me da a mi, que este feo gesto, no va a caer en el olvido para su Junta.
No voy a entrar en más valoraciones pues, mañana, es fecha grande para los que se consideran chorreones y, con esta polémica gratuita, lo que se puede alimentar es el morbo y, con ello, restar protagonismo a quien, de verdad, es la Reina de ese día. Solo quiero decirle al equipo político socialista que, desgraciadamente, aún rige los designios de esta Villa, una cosita:
Una vez más, habéis confundido churras con merinas y no estado a la altura de vuestros cargos. Atender es vuestra obligación. Escuchar es lo mínimo. Respetar las tradiciones, un deber. Si no os gustan las cosas, del sitio más grande de mi maravillosomundo, lo mismo es, porque no os habéis molestado en conocerlas. Si no queréis conocerlas, seguro que es, porque no os importan nada. Si no os importan nada, queridos ¿a qué habéis venido?
Mientras escribía, pensaba las respuestas y, lo reconozco, he sentido vergüenza ajena. ¡Qué tropa nos manda, por Dios!

lunes, 6 de diciembre de 2010

Estrella Michelín: ¿garantía o rollo?

No, no me fío del criterio de los jueces de la archifamosa Guía Michelín. Lo siento, no me dan confianza aunque, la verdad, a mi, lo que digan estos críticos gastronómicos, me da exactamente igual. Reitero para los que aterricen, desde hace poco, por esta negra página: mi única referencia a la hora de elegir mesa y mantel, son mis ojos y mi estómago.
Que me resulten poco creíbles, lo acrecientan hechos como la concesión de una de sus famosas estrellas, al restaurante Santo del Hotel Eme. Nada tengo en contra, ni de Baltasar Díaz, su chef, ni de Martín Berasategui, el ideólogo del sitio. Nada que no sea que, por regla general, no suelo repetir donde se me maltrata y, en ese establecimiento, se me maltrató. Así, sin anestesia y con todas sus letritas. Concreto: dormí mal a causa del ruido, se inundó la habitación, me levantaron de una mesa, para sentar a otro cliente, una vez se me había servido una copa... podría seguir, pero para qué. Me parecen razones de peso, para hacerle la cruz a una casa que, tras esas peripecias, me tiró a la calle lloviendo, tras negarme el préstamo, de un triste paraguas de publicidad, insinuando, encima, que había sustraído la llave del cuarto, cuando la citada tarjeta magnética, reposaba sobre el mostrador de recepción.
Sin embargo, tal como refiero que, habitualmente, no son indicativas sus sugerencias, tengo que reconocer si quiero ser justo que, en el listado, tienen otras señoriales opciones que, si son fieles de la publicación de la rueda, están muy bien aunque, son de capricho por sus precios.
Uno es Abantal, donde Julio Fernández Quintero, su cocinero, borda una cocina de autor que, encima, es generosa. Otro, el Burladero del Hotel Colón, versión renovada del gran Dani García, de lo que, en tiempos, era un referente en los ambientes taurinos.
No me he sentado a comer, en el único dos estrellas de toda la provincia, en la Alquería del Benazuza sanluqueño. Allí, guisaba Rafael Morales aunque, la carta, era de un tal Adriá. Tienen tiempo para preparar la cartera porque, desde hace un tiempo, abre a partir de la primavera.
Tres apuntes, para concluir. En primer lugar, tengo buenas referencias de Gastromium y, la verdad, como huyo del momento prestigio, habrá que ir, antes de que, lo que es solo nominación, pase a premio. En segundo, si tuviese ganas de excursión para comer estupendamente, aprovecharía que se ha caído del Olimpo, el rondeño Tragabuches. En tercero, no es tiempo de aparecer por A poniente, en El Puerto de Santa María. Será más caro porque, salir en el elitista y rojo álbum, tiene unos costes que hay que amortizar.
¡Buen apetito a todos!

domingo, 5 de diciembre de 2010

A enemigo que se marcha, túnel de plata

Los suecos de los muebles en paquete plano se han cabreado. ¡Vaya por Dios! Rompen el acuerdo para hacer un túnel con que aliviar el tráfico de la autovía. Acusan a la administración de incumplir sus compromisos. Y, por tanto, se consideran liberados de la palabra dada.
Nuestro Ayuntamiento aprueba, por unanimidad, mandar embajadores para parlamentar. Ilusos.
No se dan cuenta que, la única realidad del asunto, son los costes. Si Ikea se asentó en la capital de mi maravillosomundo, no fue, si no por el lote descomunal de facilidades dadas. Lógico, en una empresa cuya filosofía es, el ahorro en todas y cada una de sus vertientes. Los auriazules de la decoración fabrican lo más barato que pueden, se ahorran el transporte, encargan al comprador el montaje y, no hacen contratos laborales por minutos, porque la ley no los deja.
Como cabría esperarse, de especuladores como estos, la construcción de un acceso digno, que paliase el descomunal lío de tráfico que, desde que vinieron, soportamos a muchísimas horas del día. Su proceder era diáfano, para cualquiera que hubiese analizado la cuestión con detenimiento. Si un túnel me cuesta equis y abrir otro puesto, menos que equis... lo inteligente es no abrir el agujero y, pirarse con las banderitas del país de las guiris en top-less, a otro corral. Y punto pelota.
Lo que me sorprende es la reacción de nuestros políticos saliendo, con los pantalones bajados, a correr tras estos pavos. Firmeza, señores, firmeza.
Seamos claros. ¿Qué le ha aportado esta multinacional a Castilleja de la Cuesta? ¿Se ha acabado el paro? ¿Nos han regalado algo, a cambio de nada? ¿Han mejorado las ventas del resto de comerciantes y hosteleros?
No, ¿verdad?. Entonces, mi enfoque es claro. Si se quieren ir, con Dios, good bye, au revoir. Para ayer, mejor que para hoy. Lo que no tendrían es que haber venido. Con lo a gustito que vivíamos con nuestro mueble castellano, nuestro ECOLOP y ECOLIVER, nuestros viajecitos al centro a comprarnos los modelitos y, sobre todas las cosas, con nuestra industria tortera que, esos sí que nunca, dejaron de crear riqueza y de pasear el nombre, de este bendito pueblo, por todo el mundo mundial.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Breve apunte sobre la huelga de los controladores

Vaya por delante que no estoy muy puesto en la problemática de los controladores aéreos. No tengo la más remota idea de que reclaman; no sé, si quiera, si es justo. Solo sé, lo que sabemos todos: el oficio está bien pagado, es de responsabilidad máxima y, aún así, no están satisfechos.
Con esta profesión, como con otras muchas, es curioso lo que pasa en este país. Son ocupaciones donde se transmite el puesto de padres a hijos. No por ley pero sí en la práctica. Díganme, ¿cuantos de ustedes saben que hay que hacer para ser maquinista de tren? ¿cuantos de los que aquí leen, podrían acceder? No les hablo de otros casos pero, segurísimo, seríamos capaces, entre todos, de hacer un listado, de grandes sitios donde les apetecería colocarse. A algunos de ellos, les puedo asegurar, es virtualmente imposible que, cualquiera, pueda soñar con llegar. Si no es una formación carísima y donde prevalecen criterios subjetivos para su acceso, son los sindicatos quienes hacen la criba. Si no son unos requisitos extraños, son la ausencia de información. En fin, no me extiendo sobre este particular. Dejo en el aire, únicamente, la reflexión de la cerrazón de determinados cotos laborales donde, que me digan porque en el dos mil diez, en una España donde la Constitución nos iguala a todos, no pueden entrar los hijos de cualquier vecino.
Al lío, mi opinión sobre el suceso.
Es lamentable lo que ha pasado. Así no se hacen las cosas. Si tenían razón, quienes ordenan los vuelos en los cielos, la han perdido. No se puede hacer rehenes a unos pobres paisanos. Ahora bien, a mi lo que me parece es, que este Gobierno, solo sabe, ante los problemas, buscar culpables ajenos para eludir la responsabilidad y, eso sí que es grave porque, verán si dejan correr el tiempo, como, en breve, vuelve a haber lío. A ver entonces, qué le explican al sufrido contribuyente. Y es que, lo de la culpa es del PP, cansa. Además, no se lo cree ni el que asó la manteca, que quieren que les diga.

viernes, 3 de diciembre de 2010

¡Qué malo es ahora Willy Toledo!

Sigo pensando lo mismo del tal Guillermo Toledo, un tipo, al que el socialismo de este país le ha reído las gracias, cuando los ridiculizados eran los adversarios. Me parece un titiritero que no pasará a la Historia del cine español. No diré que es un pésimo interprete. Respetaré su trabajo pese a que, la verdad, ha sido escaso y de nulo interés o repercusión. Malo de solemnidad.
Sigo pensando lo mismo, reitero, porque los motivos de mi crítica no han desaparecido. Afirmo, con rotundidad, que el compromiso ideológico de este señor, es más falso que un euro con la cara de Belén Esteban. Sostengo que, su manera de hacerse notar, es esta. Dar repercusión mediática a conflictos que, es mi parecer, le importan lo que me importa a mi, que baje el precio de los sujetadores. Ahora es el Sahara, antes fue Irak y, en medio, Cuba. Den le un charco que él, encantado de conocerse, se tirará de cabeza si obtiene propaganda gratuita.
Ahora bien, lo que no es de recibo, es que Pepe Bono, nos salga ahora con estas. Como el olor de la basura le pilla más cercano, es el momento de darle leña al mono. Parece ser que, súbitamente, ha dejado de representar a nadie cuando, tamaña cosa, era sabida por muchísimos que sufrieron la mofa de un oportunista, que se descojonó de todo un segmento de votantes, con la complicidad y el aliento de gente, como este fracasado manchego.
Querido Presidente del Congreso, si este sucedáneo de actor, no hubiese dejado de mamar de la teta, como no lo han hecho los Bardem y otros ínclitos émulos, nunca lo hubiésemos vuelto a ver pero, mucho me temo, que como la ubre se sigue secando y, no viene mal, con tal de seguir alimentándose, no desdeñar que pechos, hay dos, le va a tocar salir, más veces, a quejarse de la intolerable falta de respeto de estos retoños hambrientos que, por culpa de gobernantes como usted, se han acostumbrado a vivir, de un arte que, es tan malo, que hay que subvencionarlo.
¿O es que solo van a aguantar su palo las velas de Aznar, Trillo, Rajoy y todos los populares? ¡No hijo, no! ¿No decíais que, el PP, lo que quería era amordazar a los intelectuales? A ver si va a ser al revés.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Candidatura ibérica: no pudo ser.

Al mágico dos mil diez, le faltó rematar, en los despachos, lo que se consiguió en el césped de Sudáfrica. Los vigentes Campeones, no fueron reclamo suficiente para los jefazos de la FIFA que, han preferido dar el evento más importante del planeta balompié, en su edición del dos mil dieciocho, a Rusia.
De nada ha valido aunar esfuerzos con los vecinos portugueses. Para nada ha servido presentar el mejor dossier de las candidaturas. No se ha tenido en cuenta, como bien ha dicho ZP, que, mañana mismo, España y Portugal podrían acoger la ceremonia inaugural y empezar la fiesta. La federación de federaciones ha obviado la lógica.
Es sintomático que, en las dos grandes peticiones deportivas que hemos efectuado, dos naciones emergentes, Brasil y Rusia, se queden con el premio gordo. Quizás, nuestros cracks, sean los que sudan la roja, en las diferentes modalidades en las que mojamos la oreja al globo y, los ejecutivos, tengan que esmerarse más en la diplomacia para estar a su altura. Ello, no obstante, no debe significar que no debamos seguir intentándolo. Merecemos unos Juegos Olímpicos y un Campeonato Mundial de Fútbol. Nuestros dirigentes, los mismos que nos han convertido en potencia, no deben cejar en el empeño porque, esos saraos mueven mucha pasta y, vamos a no engañarnos, venden magníficamente la marca España. Eso sí, hay que trabajar más en los pasillos, que es donde están los votos.
Aún así, en estas tristes horas, no hay que perder el ánimo. Solo pierde quien deja de luchar. Nosotros no nos vamos a rendir. Otra vez será.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

No seamos como los koalas

Les voy a sugerir una lectura que no les resultará difícil obtener. No tienen que ir a ninguna librería. No tienen que comprar ningún ejemplar. Busquen en google un artículo, del día veintiocho de septiembre del dos mil ocho. Lo escribió un periodista de El País, diario que a más de uno sorprenderá saber que leo. Cosas que tiene no dejarse comer el tarro fácilmente. El texto se puede encontrar tecleando "El ejemplo del koala."
Pero, como uno es muy buena persona y, puede pensar que, lo mismo, se encuentran cansados, no tienen ganas o simplemente, no les apetece ni hacerse con el, ni entretenerse en su tiempo libre en estos jueguecitos, les hago, con sumo gusto, un resumen de la idea.
Enric Gonzalez -que así se llama el autor- nos habla del koala, un marsupial arbóreo y herbívoro. El koala era un mamífero que, antes del enfriamiento del clima, que dio lugar a la sustitución de la selva por los eucaliptales, allá en la lejana Australia, era de los más avanzados. Al contrario que otros compañeros de hábitat, el bicho ni se extinguió, ni se mudó. Optó por lo más cómodo, se adaptó y, básicamente, lo hizo a la alimentación. Así, pasó a comer hojas de eucalipto. Parece ser que, las citadas hojitas, son, fundamentalmente, incomibles. Por eso, este curioso animalito, no tuvo más remedio que, en el último paso conocido de su evolución, desarrollar un microbio estomacal que le facilita su pesada digestión.
No se vayan que, ahora, viene lo bueno. La bacteria, no es propia de su organismo y, por tanto, no la traen de nacimiento. ¿Como la consiguen? Simple. Las crías, pasan un período que va, de los seis meses al año, acurrucados junto al ano materno, comiendo los excrementos que vienen enriquecidos de su particular digestivo.
¿Encantador proceso, verdad? Aún hay más.
Gracias a su dieta, pobre en elementos nutritivos, el koala, cuyo peso oscila entre los cinco y doce kilos, ha visto como su cerebro se va reduciendo, hasta suponer el 0,2 % de su masa corpórea. Usando como referencia nuestro propio cuerpo, podemos decir que, nuestro coco, pesa un kilo cuatrocientos, más o menos. De haber seguido su evolución, serían unos cien gramos. Llegados aquí, he de decir que, en el caso de la mami que asesinó a su hijo y, lo troceó en pequeñas partes, para que cupiesen en una maleta que enterró o, en el del gilipuertas que se hartó de beber este fin de semana, montándose luego en su coche y atropellando mortalmente a una pobre chica de Olivares o, en el de tantos y tantos mal nacidos, cabría pensar que, finalmente, lo que comen, ha determinado una pigmeización de su parte pensante. Esta, es una hipótesis que me permiten formule en voz alta.
¿Qué les quiero decir con esto?
Me explico. Haciendo un símil, podría decirse que, nuestra querida Castilleja de la Cuesta, era una selva, en la edad oscura, hasta que llegó el cambio climático, o sea, la Democracia. Muchísimos de los espécimenes, a Dios gracias, desaparecieron de la vida pública. Aparecieron sustitutos para estos. Los demás, se adaptaron para sobrevivir.
De entre estos últimos, algunos, parece ser, se han atiborrado de mierda y ya no tienen capacidad para pensar. Su estómago, está agradecido a sus papis, por haberlos enseñado a comer de su culo y, pretenden, que los demás hagamos lo mismo. Nada puedo hacer, por los que quieran comer, de la ideología que nos están poniendo en la mesa.
Me dirijo a usted, que acaba de llegar a este bosque. O, a usted, que no termina de adaptarse al menú que le ofrecen, pese a llevar toda su vida. O, incluso a usted, al que acaban de decirle que no le van a dar, ni lo que sale de su trasero. O, finalmente, a usted, que no tiene más cojones que comer de ahí pero que, no quiere que sus hijos lo hagan.
Está en su mano no seguir así, créaselo. Solo tiene que decirse a sí mismo:
No soy un koala.
Yo lo hice y no me he muerto, como ven.