miércoles, 8 de septiembre de 2010

Villa Arriba + Villa Abajo = Villa Enmedio

Pienso que, es excesivo que, los españoles, paguemos, en números aproximados, unos 86000 Concejales, casi 9000 Alcaldes, 17 Presidentes autonómicos, más de 300 Consejeros regionales, alrededor de 1600 Parlamentarios de Juntas y similares, 350 Diputados nacionales, 300 Senadores, 200 Eurodiputados, 26 Ministros, 200 Directores Generales, más 2000 asesores, más 300ooo liberados sindicales...
Repito para los tocapelotas: números aproximados y redondeando cifras. Ahora, a dejar comentarios de Pepito Grillo, para restar credibilidad a lo que aquí escribo. ¡Qué estáis muy vistos! ¡Qué no me asustáis! ¡Qué voy a seguir aquí hasta que me canse!
Me parece que, si hiciésemos como en el célebre anuncio del lavavajillas y, por concretar, uniésemos, refundiésemos o agrupáramos, lo que prefieran, algunas entidades, no se iba a notar en demasía y, es seguro, el gasto bajaba. Porque, es que, algunas cositas, no se sostienen y carecen de lógica. Un poné: Sabrán que, el número de Concejales, es diferente en cada pueblo según su número de habitantes. Así, en los que tienen hasta 250 habitantes, hay 5. Desde ahí, hasta los 1000, 7. Nueve, hasta 2000. Once, hasta 5000. 13, hasta 10000. En Castilleja de la Cuesta, 17, por estar incluidos en el tramo que engloba, a los municipios de hasta 20000 censados. 21, en Tomares, por ejemplo, por no llegar a 50000. Y, 25, en ciudades de hasta 100000 vecinos, con un concejal extra por cada fracción de cien mil. Por eso, Sevilla tiene 33 Concejales.
Ven razonable que, Tomares y Castilleja de la Cuesta, por seguir con el ejemplo, tengan treinta y ocho Concejales, sin llegar a cincuenta mil habitantes entre ambas y, la Capital de Andalucía, solo treinta y tres. ¿Es eso coherente? ¿No, verdad?
Pues como esas, un saco y así nos va. Pero, de esto, no van a escuchar hablar a ningún político -ya se lo digo- ni, por respeto a un sistema que les pone el plato en lo alto de la mesa, a ningún estomago agradecido de PSOE, PP, IU, PA o UPD. Esto no interesa que se sepa, no está en discusión y, como en las dictaduras, es lo que hay. Esa es la verdadera sangría y, ese, el motivo por el que no bajan los impuestos. Lo demás, pamplinas para entretener al personal en la SER o la COPE, en El Mundo o El País, en Antena 3 o la Primera, en Intereconomía o Canal Sur, en el blog de los cachorros de la Calle Jesús del Gran Poder o en el de los cantaores.
¡Pobre España! ¡En qué manos está!