domingo, 28 de noviembre de 2010

De manifa con los polis

Esta mañana, como avisé, he participado en una protesta a las puertas de Robles, ese restaurante, al que agrandaron el aparcamiento quitándonos, a los vecinos, un pedazo de parque. Por cierto, ya que he tocado este punto, me gustaría dejar unas preguntitas impertinentes en el aire:
¿No les parece curioso que, cada vez que tiene que celebrar el PSOE local algo, el sitio elegido sea el mismo? Les harán un precio de cliente especial porque barato no es, ¿o será que no hay problemas para estacionar, gracias al tamaño de su parking?
¡Que se yo!
A lo que vamos, que el tío se ha presentado allí, a ver pasar cochazos con matrículas de la G, abrigos de pieles, trajes azules y corbatas a tutiplén, progres y progras, vaya, lo más granado de nuestra Castilleja de la Cuesta, celebrando -parece ser- el aniversario de la Constitución que, se ha adelantado este año, para que no se les fastidie el puente a nuestra alegre pandilla socialista. Si no me hubiesen dicho quien organizaba, hubiese pensado, una de dos, o que en aquella boda, los novios eran muy principales o que el acto, era del partido político contrario... Sí, sí, el de los fachas aunque, visto lo visto, poca diferencia tiene que haber entre ambos porque, de camisetas, palestinos, botines o tejanos hemos visto pocos y, de pegarse el homenaje, ha tenido que estar igualaito. Se ve que, como la pasta es suya, que es el argumento que usan quienes les defienden, no tienen que tener reparos en gastarla como les de la gana y sin remilgos. Luego, saldremos con lo de los ricos y los pobres, con lo del capital y los trabajadores e, incluso, con el sueldo de la Cospedal. Los buenos y los malos, ya saben mi teoría.
En fin, que me disperso, la manifestación la han convocado los policías locales. No éramos muchos, la verdad. Los agentes, un concejal de los cuatro del PP (no era su portavoz), un par de vecinos y dos blogueros, el Sr. Baena, don Rafael y este humilde junta letras. No ha durado mucho, ha sido educado y respetuoso y, perdonen que sea tan claro, no va a servir para nada:
Castilleja se va a quedar igual de mal vigilada, los maderos igual de cabreados y, a la población, va a seguir dándole lo mismo todo. Porque esa es otra. ¿Qué más le tiene que hacer la tropa de Benítez, Anguas, Herrera y compañía a este pueblo para que reaccione? Parece que, se le olvida al personal que, los impuestos, se los cobran, los gestionan y los gastan esos señores. Parece que, el miedo a señalarse, impide a los valientes anónimos virtuales de los foros, decir lo mismo poniéndose cara y mirando a los ojitos.
Lo mismo tiene razón, quien advierte que tenemos lo que nos merecemos. En cualquier caso, no me voy a cansar de decir que, ya va bien porque, vuelvo a insistir, en el proceso de degradación, la antigua capital del Aljarafe, no es, a día de hoy, ni siquiera poblado del Oeste y es que, perdón por la gracia, allí, al menos, tenían al Sheriff de guardia.