sábado, 4 de diciembre de 2010

Breve apunte sobre la huelga de los controladores

Vaya por delante que no estoy muy puesto en la problemática de los controladores aéreos. No tengo la más remota idea de que reclaman; no sé, si quiera, si es justo. Solo sé, lo que sabemos todos: el oficio está bien pagado, es de responsabilidad máxima y, aún así, no están satisfechos.
Con esta profesión, como con otras muchas, es curioso lo que pasa en este país. Son ocupaciones donde se transmite el puesto de padres a hijos. No por ley pero sí en la práctica. Díganme, ¿cuantos de ustedes saben que hay que hacer para ser maquinista de tren? ¿cuantos de los que aquí leen, podrían acceder? No les hablo de otros casos pero, segurísimo, seríamos capaces, entre todos, de hacer un listado, de grandes sitios donde les apetecería colocarse. A algunos de ellos, les puedo asegurar, es virtualmente imposible que, cualquiera, pueda soñar con llegar. Si no es una formación carísima y donde prevalecen criterios subjetivos para su acceso, son los sindicatos quienes hacen la criba. Si no son unos requisitos extraños, son la ausencia de información. En fin, no me extiendo sobre este particular. Dejo en el aire, únicamente, la reflexión de la cerrazón de determinados cotos laborales donde, que me digan porque en el dos mil diez, en una España donde la Constitución nos iguala a todos, no pueden entrar los hijos de cualquier vecino.
Al lío, mi opinión sobre el suceso.
Es lamentable lo que ha pasado. Así no se hacen las cosas. Si tenían razón, quienes ordenan los vuelos en los cielos, la han perdido. No se puede hacer rehenes a unos pobres paisanos. Ahora bien, a mi lo que me parece es, que este Gobierno, solo sabe, ante los problemas, buscar culpables ajenos para eludir la responsabilidad y, eso sí que es grave porque, verán si dejan correr el tiempo, como, en breve, vuelve a haber lío. A ver entonces, qué le explican al sufrido contribuyente. Y es que, lo de la culpa es del PP, cansa. Además, no se lo cree ni el que asó la manteca, que quieren que les diga.