lunes, 28 de febrero de 2011

La solución es el cambio, no que vuelva lo antiguo

Igual que, hoy, no cabrían los dinosaurios en nuestra vida, igual que Luis Aguilé no se comería un colín en los Cuarenta, con sus canciones y sus corbatitas imposibles, ahora, media legislatura después, visto el desastre en que, por mor de la incapacidad de los que nos ¿gobiernan? se ha convertido nuestra Castilleja de la Cuesta, algunos han caído en la añoranza de pensar que, con Carmen Tovar, esto no habría pasado. Como si con Carmen Tovar, no hubiesen entrado todos estos. Como sin con Carmen Tovar, no funcionase el Ayuntamiento igual. Como si con Carmen Tovar, nuestra Villa no hubiese sido el paraíso del "sibuanismo". Es lo que tiene la memoria, que dulcifica a los que se fueron, que entierra en el olvido los malos momentos.
No. No me acuerdo de esta señora para nada. No pierdo ni un segundo en imaginarla como alternativa. No lo es y no debe serlo. Su tiempo, como el de muchos de los que ya no están y siguen vendiéndonos sus miserables conquistas, pasó, por mucho que se resistan, por mucho que pretendan postularse, por mucho que, de tapadillo, intenten seguir estando ahí.
Acaso, con la Delegada de la Junta de Andalucía en Sevilla, cargo inútil, por innecesario y duplicado, éramos todos los castillejanos tratados con igualdad por nuestra administración más cercana. Acaso, no vivían bien solo sus adláteres, sus lametraseros y sus guardaespaldas. Acaso, no nos contaron, que el cambio era necesario porque así, no podía seguirse ni un minuto más.
Es lo que tienen las dictaduras encubiertas. Que pretenden, cual trileros baratos, mover la pelotita de vasito a vasito, para que gane solo la banca. La banca son los de siempre. Cuatro caraduras que, a lo tonto, a lo tonto, viven como Dios. Cuatro espabilados que, como el Sol los calienta solo a ellos, ven un pueblo perfecto que no existe. El pueblo donde tener el carné del partido de la Tovar y el Tovar, de Anguas, Benítez y Herrera, vale más que todas las carreras y experiencias profesionales juntas.
Y no va a colar. Os tenemos calados. Aunque vengáis vestidos de lagarteranas. Nos sabemos todos vuestros asquerosos trucos. Estais muy vistos.


sábado, 26 de febrero de 2011

El día que Castilleja perdió el miedo

Dentro de mucho tiempo, cuando que, en las ciudades no haya humos por la polución de los coches, sea visto como lo más normal; cuando ver que, en cada hogar haya un ordenador, sea lo cotidiano; cuando que, un mismo partido político, esté ininterrumpidamente en el Gobierno treinta años, sea insólito... Dentro de todos esos años, el día de hoy, será recordado en Castilleja de la Cuesta, la capital de mi maravillosomundo, como el día en que, un puñado de valientes, no sé si diez, cien o quinientos y, realmente, me da igual, se rebelaron contra el abuso de un partido político que, había perdido cualquier atisbo de cordura en su interior.
Ese día, cuando nos hayamos hecho mayores, quedará en el recuerdo, como el de una manifestación de vecinos arropando a sus Policías, luchando por la vigilancia que, quien mandaba, se negaba a proporcionarles, dejándolos a merced de malhechores y gentes de mal vivir. Ese día, nadie recordará nuestros nombres, ni falta que hará, pero, seguro no, segurísimo, recordará la bella estampa, de los miembros de Izquierda Unida, Partido Popular y Centro Democrático y Social, sosteniendo en perfecta armonía, una pancarta; pidiendo pacíficamente, protección ante el peligro; marchando por las avenidas, ordenadamente; defendiendo, en suma, el derecho más elemental que, los ciudadanos como sostenedores de este invento llamado Democracia, poseen: el derecho a la seguridad.
Quedarán para el recuerdo fotografías. Quedarán pruebas video gráficas, que constataran que, lo narrado, fue tal que así. Quedarán las historias que pasemos a quienes nos sucedan. Por encima de todo eso, quedará una marcha apolítica, donde no hubo ni izquierda, ni derecha; donde, cada paso dado, vino acompañado por la incorporación de más personas que, espontáneamente, decidieron salir del cómodo refugio que es el anonimato; donde, desde los balcones y ventanas, desde los portales de los edificios, una multitud de curiosos, tomaron conciencia que, ellos, los políticos, son quienes tienen que servirnos y servir nuestros intereses y que, unidos, somos invencibles porque, sin nosotros, no son nadie.
A mi, que no he querido ningún tipo de protagonismo, que me he confundido con el grueso de los participantes, que, incluso, me he retirado antes de tiempo, orgulloso de los castillejanos, satisfecho de mi pueblo, dichoso de ver una unión que es posible, por mucho que lleven tres décadas intentando separarnos en dos mitades, Nueva Sevilla y el Casco Antiguo, a mi, a título particular, me ha sabido a gloria y me ha llenado el alma, me ha reconfortado y reafirmado en que, en la pelea, cada vez estamos más, en que, con la palabra y sin temor, se puede cambiar el mundo; en que, el ejercito silencioso, se ha levantado y va a hacer frente a la dictadura de unos tipos (y tipas) que, mientras la Villa era un clamor, se tomaban una cervecita en un parque, celebrando, dos días antes, el Día de Andalucía o la Navidad, que se yo.
Ver al arbitro malo, a su chófer y a toda la caterva de ni nis, mientras, de la cocina del bar en el que se escondían cobardemente, salían cocinera y camareros, a unirse en los gritos, me ha resultado la viva representación, de lo solos que están. Y me ha dado pena, honda pena, negra pena, pena, penita, pena, comprobar que, por un asqueroso puñado de monedas, estos personajillos son capaces de vender, no a Cristo, si no a sus Padres, pero no pena por ellos que no van a moverse un palmo de sus posturas, pena por los que, todavía, sean capaces de defenderlos escudándose en la fidelidad a las siglas del PSOE, formación que, al menos aquí, es la digna representación del franquismo más clásico, en modos, en usos y en talante.
Solo me queda esperar, el refrendo en las urnas a cualquier alternativa, que las hay y bien válidas. Eso y el regusto dulce, de la victoria de una sociedad civil, armada solo con silbatos, carteles y a pecho descubierto.
Como debiera ser. Como no nos dejan que sea.


jueves, 24 de febrero de 2011

Una manifestación de la Policía y al tipo no se le cae la cara de vergüenza

Jamás una manifestación fue tan merecida.
Porque Castilleja de la Cuesta, mi pueblo, su pueblo, nuestro pueblo... El del Alcalde, no, que ese es de Bornos, nunca estuvo tan mal, como está hoy en día.
Porque Castilleja de la Cuesta, mi pueblo, su pueblo, nuestro pueblo... nunca fue tan insegura.
Porque Castilleja de la Cuesta, mi pueblo, su pueblo, nuestro pueblo... nunca estuvo tan a la cola de toda la provincia, como lo está ahora mismo.
Pero nada, como si no fuera con él, el asunto. Como si, a quien le fuesen a hacer la protesta, fuese a Gadafi. Como si, el arreglo, no estuviese en su mano.
Y a mi, que quieren que les diga, me da muchísima pena, muchísima lástima. Y rabia, tela de rabia. E impotencia, impotencia como para llorar.
Ahora no salen pidiendo los jóvenes koalas, mamarrachadas como que apaguemos la luz diez minutos, ni que nos pongamos un pañuelo negro en señal de protesta, por el secuestro de una activista de, Dios sabe donde, ni que firmemos para que, en el país de Nunca Jamás, dimita el Presidente tal, porque tiene a un tío en huelga de hambre. Ahora no. Ahora que tienen una ocasión de verdad, para demostrar compromiso con el sitio donde viven, donde aspiraran -digo yo- tener un hogar, para formar una familia, donde, en suma, se habrán criado.
¿Esta no es una causa justa? ¿Esta no es una forma de demostrar rebeldía?
Pues nada, guapos y guapas, a seguir comiendo mierda. A seguir callados y sonriendo, a ver si cae la breva. A seguir defendiendo lo que no tiene defensa.
Porque, lo que se está pidiendo, no es que pongan en el taco a los Policías. Lo que se está pidiendo, es que se les de medios y cuando decimos medios, no nos referimos a lo que vemos en las películas americanas. Medios, en el idioma castillejano, son una mampara de protección, en los coches patrullas. Medios, son calabozos. Medios, son los suficientes agentes por turno, con todas las horas cubiertas. Medios, son un radar, un etilómetro y poder para hacer cumplir las normas.
E intoxicar, manipular, mentir, con todas las letritas: M-E-N-T-I-R, eso es lo que están haciendo con los vecinos. Predisponerlos contra la autoridad. Hacer a los buenos, los malos del asunto. No darles respuesta, ni un arreglo, ni tranquilidad.
¿Por qué? Porque, con perdón a los menores que lean, les importa un carajo Castilleja de la Cuesta. A ellos, lo único que les importa, es seguir sentados en sus sillones en Mayo.
¿El pueblo? A la vista salta.
Por eso, YO ESTARÉ, porque este es el momento de los responsables, de los que se implican, de los que se mojan, de los que quieren al lugar donde crecieron.
El momento de los castillejanos.
El momento de pedir soluciones.
El momento de levantar la voz y hacernos oír.
Sábado, once de la mañana, Plaza de España, Nueva Sevilla.
Tenemos una cita con la Seguridad.
Perderselo es estar de acuerdo con ellos.


miércoles, 23 de febrero de 2011

La verdad del Monumento a las torteras

No soy objetivo en este tema. Si de mi hubiese dependido, Castilleja de la Cuesta seguiría teniendo la industria de la torta de aceite, como motor económico. Hemos dejado escapar a la gallina que ponía nuestra riqueza, no en forma de huevos dorados, si no en irregulares paquetitos. Cacareaba al nombre de Inés Rosales.
No es ese, no obstante, el tema que nos ocupa. Como la verdad es la verdad, la diga Agamenón, su porquero... o el sursum corda, con perdón a Machado por fusilarme sus palabras, vamos a poner, blanco sobre negro, clarito como el agua, un temita con el que, los amigos de lo ajeno, pretenden colgarse una medalla. Entiéndase como amigos de lo ajeno, a quienes, sin pudor alguno, como si estuviésemos censados diecisiete mil carajotes desmemoriados, se apropian de ideas que no son suyas. También son conocidos como ni nis de la Calle Convento o, por abreviar, como PSOE en los carteles.
¿Cual es el tema que hacen ahora suyo? Vamos, no hay que ser un lumbreras, leyendo como titulo este texto: El Monumento a las torteras.
¿De donde arranca la idea de hacer, este homenaje a quienes tanto dieron a este pueblo? Del Partido Popular que, en aquellos días, presidía nuestro amigo Rafael Baena, hoy cabeza de cartel del CDS, tras mantener los entonces Concejales, Teresa Lora, Juana Rodríguez y Pedro Hernando, una reunión con los propietarios de Inés Rosales.
¿Como? Como oyen.
¿Eso como va a ser, si esos no hacen nada? Ya ven, lo mismo, esa frase de, la oposición no aparece, es una leyenda urbana que, a fuerza de ser repetida, hay panolis que se la creen.
Si, en la rotonda que sirve de puerta a nuestra población, entrando desde la Cuesta del Caracol, vamos a tener, en breve, un reconocimiento a estas señoras, de las cuales, hubo un tiempo que la mayor con vida, fue mi queridísima abuela Carmelita Navarro... Si, cuando lleguemos donde antaño estuvo el Embrujo... Si, la entrada a nuestra Villa, la van a presidir, las legendarias y nunca lo suficientemente admiradas, torteras castillejanas, no será, si no gracias a una propuesta pepera, registrada el día treinta y uno de octubre de dos mil siete, por la hoy candidata Juana Rodríguez y, llevada a Pleno, en noviembre de ese mismo año.
Quien no se lo crea, ya sabe donde tiene que preguntar y que fecha tiene, el escrito que tiene que pedir ver. Es más, añado que, su número de entrada en el Registro es el 10511. Para que vayan a tiro hecho.
¿Y saben que pasó? Pasó que, los que ahora chulean, los que ahora vacilan, los que ahora, hacen suya esta gran ocurrencia, los señores miembros y miembras del Partido Socialista Jardinero Limpiador y Español, VOTARON EN CONTRA.
¿Por qué lo hicieron? Según ellos, porque era innecesario al tener estas laboriosas damas, una calle en la localidad.
Ahora, casi cuatro años después, el parecer de esta alegre pandilla ha variado, cosa que me alegra enormemente. Pero, al Cesar lo que es suyo, a Nerón, un mechero, a la Virgen del Rocío, velas y a Dios, lo que es de Dios. La propuesta nació en la oposición. Lo demás, chauchau barato. No dejen que les vendan burras, ni que les cuenten el cuento de la buena pipa, ni que, en el podio, suene el himno de quien no ha salido a correr siquiera. El monumento tiene Padre, Madre y Familia aunque, lo mismo, el día que lo inauguren, están arrinconados y, quienes cortan la cinta, son los que no lo creían importante.
Luego, habrá que aguantar que el señor Manolo Benítez, hable de demagogia, de electoralismo y de los peces de colores. ¿Esto como se llama entonces, fenómeno?
Vivir para ver.


martes, 22 de febrero de 2011

La vanguardia llega a Castilleja: tenemos carril-bici

¡Ea! ¡Pues ya no podemos quejarnos! Siempre prestos, siempre dispuestos, nuestros grandes gobernantes, esa colección de magníficos servidores públicos, nos traen la revolución del siglo que corre, el carril-bici. Aquí, como nos gusta darle nuestro puntito a las cosas, hemos hecho nuestra particular revisión, eso sí, el acera-bici mezclado con carril-bici. ¡Toma ya!
¿Como? Sí, como leen. Acera-bici mientras no haya contenedores y, cuando los haya, carril-bici... y de obstáculos, porque, entre farolas y señales de tráfico, la circulación se prevee divertida. No sé si se acuerdan del chiste del pianista de Lepe, aquel en el que, el espectador, deducía el lugar de nacimiento del intérprete, al ver como, cuando se sentaba, en lugar de arrimarse la banqueta, tiraba del piano. Nosotros y, cuando digo nosotros incluyo a todos los habitantes, a los que sepan donde está el Municipal Antonio Almendro y a los que no, nosotros, perdón por la reiteración, somos así. Genuinos, originales, únicos.
Somos tan espabilados que, en un pueblo cuyo apellido es de la Cuesta, hemos decidido sumarnos a la corriente imperante en movilidad. En Arcos de la Frontera y Estepa, también lo están barajando pero no acaban de verlo. Claro, era de cajón que, por mucho que buscásemos, empinado iba a estar. Esto no es Amsterdam. Esto no es Sevilla. Pero, puestos a encontrarle acomodo, a esta propuesta sostenible, ecologista y alternativa (como me conozco el argumentario socialista, Dios santo), podríamos haberlo pintado en la zona del Marqués. O haber unido Nueva Sevilla con el casco antiguo, por la parte de la antigua Venta del Aljarafe y, así, se le daba sentido al otro tramo ya existente, el que lleva a los pisos del Mueble Castellano. Lo digo porque, el carril-bici, en sitios con pendientes elevaditas, suele tener poco éxito. Solo hay que ver el que está teniendo en Alcalá de Guadaira. La gente, que es muy desagradecida, se cansa pedaleando cuesta arriba.
Lo del carril-bici, ahora en serio, es una boutade como la del teleférico del Alcalde de Tomares. Anda, se me habrá escapado esta crítica porque, como todo el mundo sabe, el menda, es facha perdido y tiene a los peperos idealizados... y los pueblos donde mandan, más. Aclaro, para lectores con gafas de leer entrelíneas, esto vuelve a ser i-ro-ní-a.
Esto, ya no. A mi, en concreto, me gustaría saber cuales han sido los criterios para elegir donde se hacía. Me encantaría me contasen quien lo ha diseñado. Me chiflaría me dijesen cuanto ha costado. Porque todo lo que sea más de cero, es caro. Porque, ese dinero, era necesario para otras cosas. Un poné: solucionar el asuntillo ese, de la Policía Local. Otro poné: crear empleo para ayudar a nuestros vecinos en apuros.
Me quedaré con las ganas una mano más.
Total, que tenemos un magnífico carril-bici, que recorre la trasera de Puerta Castilleja. Eso sí, de poco más o menos, medio kilómetro de largo. Como para que luego no le demos las gracias a la "ni-ni pandi", cuando nos salga un Indurain. Aunque, si el Indurain del mañana quiere ser Hijo Predilecto, le recomendaría a sus padres que tuviesen la precaución, de hacerlo nacer dentro de nuestros dos kilómetros cuadrados, aunque sea en un taxi. Que si no, no podrá serlo con el Reglamento de Honores en la mano. Matiz que, bien mirado, nos va a ahorrar ver al jardinero de Bornos, con ese galardón.
Por sus inmensas contribuciones al futuro de nuestra Villa. ¡Cachis!



lunes, 21 de febrero de 2011

Sirviéndose de las instituciones para medrar

Tras las Hermandades y el Ayuntamiento, en ese orden histórico además, el Castilleja Club de Fútbol es el cuarto pilar de nuestra Villa. Porque, la escuadra del Camino del Solís, como quien no quiere la cosa, es más que octogenaria y tiene un peso indiscutible en la vida social local. Peso que se ha ganado con una trayectoria de servicios desinteresados al conjunto de la población. Hablamos de inculcar valores, de evitar perniciosos vicios, de formar individuos, de educar.
Si ha sido tan longeva, única y exclusivamente, ha sido por la gran labor de una colección de personas que, de manera altruista, han dado su tiempo e incluso, su patrimonio, para que pudiesen hacer deporte muchísimos críos, para que nuestra población tuviese representación, para, en suma, añadir un nuevo motivo de orgullo e identificación colectiva.
La Sociedad como tal, no tiene ni ideología, ni creencias religiosas. Sus socios, como ciudadanos que son, pueden pertenecer a cualquier credo, confesión o partido. Quienes la dirigen, bien harían en honrar los estatutos que rigen la actividad, no metiéndola en líos, a los que no está llamada. Ejemplo, la política.
Eso es lo que el Presidente, Paco Cidoncha, ha hecho anunciándose en las listas del PSOE. Meter a una institución, de la calidad de la que tiene sede en el Estadio Antonio Almendro, en un fangal en el que no debiera estar. Servirse del cargo que ocupa para medrar. Hacer valer su condición de primero de los castillejistas, para beneficiarse personalmente. Porque el Castilleja C.F. nada gana con que su máximo mandatario sea Concejal electo. Es más, pierde y mucho pues, desde ese instante, cualquier cosa que pudiese obtener legítimamente, podría ser señalada como una dádiva del poder cuando la realidad es, que si en esta relación, alguien le ha dado a alguien, ese ha sido el equipo albiazul que, por darle, le ha dado a Castilleja de la Cuesta, la finca sobre la que se erige su terreno de juego, estando hoy en día, sometido incluso, a un convenio de uso que limita sus movimientos y lo hace dependiente del beneficiado final, de un regalo que era para otro. Porque convendría recordar, que la parcela del Municipal, fue una donación al Castilleja Club de Fútbol y no a nuestro Ayuntamiento. Cosa esta, que olvidan quienes nos gobiernan con una facilidad pasmosa. Lo único que hizo el Consistorio fue edificar, eso sí, apropiándose de la titularidad de la finca. Todo esto, sin pararnos a pensar que pudiese perder las Elecciones el partido que lo va a cobijar. Entonces, ¿qué pasaría?
Paco Cidoncha, si hubiese tenido dignidad y respeto por el cargo que ostenta, antes de aceptar la invitación de los socialistas, habría presentado su dimisión. Porque aunque legalmente no sea incompatible lo que va a hacer (que habría que interpretar los estatutos), moralmente es reprobable y denota una falta de ética y de principios, terrible. Ahora se entiende, la mansedumbre de un tipo que, antepuso en su día el silencio, a la protesta por el lamentable abandono de las instalaciones. Ahora se comprende por qué se la envainó cuando le recortaron la subvención, pese a saber que, a un club de Judo con cuatro pelagatos, la cantidad se le había duplicado. Ahora, la incomodidad con la publicación del sencillo boletín que se repartía antes de los partidos, donde se protestaba por el retraso y los defectos constructivos de la grada que, en cuanto pudo, eliminó para no molestar a sus verdaderos jefes, los políticos del PSOE.
Paco Cidoncha señalándose, no ha demostrado querer servir a un deporte, ni a unos deportistas, ni a unos socios, ni si quiera a un club. Paco Cidoncha lo que ha querido, es servirse a sí mismo, no se si por vanidad o para mejorar su posición y la de sus familiares. Eso es así, por mucho que quiera encontrar justificaciones y, con todo el dolor de mi corazón, se lo tengo que decir. Ahora, si quiere tomárselo mal, que lo haga. Yo no soy ni de Paco Cidoncha, ni de Pepito el de los palotes, yo soy del Castilleja, quiero lo mejor para el Castilleja y, esto, no lo es. Lo peor es que él también lo sabe.


viernes, 18 de febrero de 2011

Si tan seguro está ¿por qué está tan nervioso Señor Alcalde?

Hoy, el Ayuntamiento de Castilleja de la Cuesta se ha reunido en Pleno. Lo ha hecho de manera extraordinaria para, principalmente, aprobar el nuevo Reglamento de Honores de la Corporación. Como está el patio, a nuestros gobernantes no se les ha ocurrido otra cosa. Se ve que esto era importantísimo. Se ve que, sin esta norma, los vecinos de la población no podían seguir viviendo. Se ve que, como lo que sobran en las arcas son euros, era necesario gastar unos cuantos de los mismos, en pagar las asistencias de los concejales que lo han hecho. Porque esa es otra, Superman no ha ido. Estaba malito. Ya ni los súper héroes son lo que eran.
Quienes si han estado allí para, con su callada y educada presencia, protestar por la situación en la que tienen que trabajar, han sido nuestros policías. El menda también. Como cada vez que se me reclame. Porque, a diferencia de quienes tienen en su mano solucionar el tema, a mi me preocupa. Mucho, además. Como para no preocuparme cuando, mientras escribo estas líneas, un solo agente, ¡UNO! está de guardia. Quiera la Santísima Trinidad no suceda nada. Invoco a Padre, Hijo y Espíritu Santo porque, con Dios únicamente atento, anoche robaron en el Convento. Ni lo muertos, ni los santos, están a salvo en el poblado del oeste en que se ha convertido nuestra Villa. Esperemos que con estos tres, más el servidor público que vigilará, haya más fortuna. Mañana más de lo mismo. Un solo tipo vestido de azul para diecisiete mil... Y Superman Anguas enfermo. Mejórese campeón, le necesitamos en plena forma. Si puede llamar a Spiderman y a Batman, que son colegas, le estaríamos agradecido. No creo que le resulte complicado hacerlo: Manolo Chaves, que es el único hombre capaz de no darse cuenta que se está jubilando hasta... quien ni trabaja en la empresa, va a venir a ver la gran remodelación de la Plaza de España de Nueva Sevilla. La gestión, se la apuntan al griposo ausente que, lo digo yo Manolo Benítez, es quien manda de verdad en el pueblo. Amenáceme también a mi con el desalojo, como ha hecho con la portavoz de un partido de la oposición.
De la matinal lo mejor que se puede decir, es que no ha servido para nada. Si no fuera porque va a valer para que, el PSOE pueda seguir con su electoralismo barato. Sí, sí. Electoralismo barato. Porque, el cuento que nos ha contado la limpiadora de los rizos de oro, no se lo cree ni ella. Quien asó la manteca tampoco. Eso de que, no se ha traído antes a debate, porque lleva su tiempo elaborar un documento como ese, suena tan falso como un cedé de Falete rapeando. Ni-nis y jetas, lo que faltaba.
Si se ha aprobado ahora, si se ha corrido tanto faltando tan poco para las Elecciones, ha sido porque, una Hermandad, la Calle Real, es la mitad del electorado. Y el cabreo de la mitad de los votantes es mucho cabreo. Y muchos votos en el aire. Y porque lo que pidió era de justicia, no se lo dieron por ser quien es el Hermano Mayor y hay que arreglarlo. Por mucho que haya augurado usted, que es candidato porque hicieron irse a la legítima Alcaldesa, otra victoria y otros cuatro años de calentar el sillón de los perdedores, a comunistas y peperos. No lo tendrá tan claro. La soberbia, la chulería, la prepotencia, esconde realmente miedo y nerviosismo. Porque se le ve nervioso, señor Benítez, don Manué. Tela. Se le ve atacado, alterado.
Decir, como ha dicho delante de tantas personas, que todos los que lo criticamos, somos marionetas de Juana Rodríguez, solo puede entenderse como un síntoma de paranoia. Confiéselo, en ocasiones ve fantasmas. No me extraña. Tantas horas alejado de la realidad y dando crédito, a tanto sopla gaitas como le rodea, trae estas consecuencias. Además, tampoco es tan extraño ver fantasmas a su vera.
En fin, que de aquí al día de autos, nos vamos a divertir tela. Aunque la cosa esté para pocas bromas. Aunque no tenga ni pizca de gracia. Aunque tengamos que tener los pestillos cerrados a todas horas. Ojalá Rappel, como lo han llamado, o el Padre, como lo han definido igualmente, o el Alcalde, que es lo que, por obra y arte de una traición, esa sí, coordinada por usted y no la persecución que dice le hacemos, ojalá que me disperso, se equivoque en su predicción. Tampoco es tan complicado: la ha hecho uno, de un partido político que decía que no había crisis.


miércoles, 16 de febrero de 2011

La lista del PSOE (2)

Como dijo un hombre sabio: "Decíamos ayer."
Y decíamos ayer, que la lista era del tebeo. Sin anestesia. De historieta de Mortadelo y Filemón. Compuesta por personas, sin peso específico en la vida pública castillejana, sin experiencia demostrable en política o con poca y sin responsabilidad, con una trayectoria profesional, corta por no decir nula y, donde en la mayoría de los casos, no constan puestos de importancia. No, al menos, tan transcendentes como gobernar sobre diecisiete mil ciudadanos, gestionando dos mil kilitos de las antiguas pesetas.
Dirán ustedes que, Botín, Amancio Ortega o Florentino Perez no van a venir a presentarse. Cierto. Pero, convendrán conmigo que, al igual que no confían las decisiones de interés y transcendencia en sus casas, a los niños, aquí, en la común, no tiene lógica alguna que, quienes pretendan hacerlo, sean críos que, en el mejor de los casos han acabado la Universidad. En el peor no saben hacer la o con un canuto.
Prueba de que lo que escribo es así, fue la asamblea donde se confeccionó la lista. Les doy los datos:
Asistentes, ochenta y cuatro.
Votos sí, cuarenta y ocho.
Votos no, doce.
Votos en blanco, veintitrés.
Votos nulos, uno.
¿Qué quieren decir estos guarismos? Muy simple.
En garbanzos y chícharos que, treinta y cinco personas de ochenta y cuatro presentes, no lo tuvieron claro. Unos dijeron que esto como iba a ser y, los demás, prefirieron no señalarse pero tampoco les dijeron que sí, que estaban aptos. Al que se equivocó votando, que digo yo que no se votaría como en el Senado, ni se contarían los votos con un programa informático, ni tendría aquello un protocolo como para errar, a ese, no lo considero. Los calificativos sobre el personaje los dejo de su cuenta. Muy espabilado no es, desde luego, eso sin dudar. Equivocarse en esto, que es más fácil que la tabla del cero, no lo deja en buen lugar. Le auguro éxito si se ofrece a ZP. Los cuarenta y ocho favorables, para más inri, tienen una interpretación terrible, si nos paramos a comprobar que, la candidatura socialista, la conforman veinticuatro que, es obvio, se votarían a sí mismos. O sea que, de casi ocho decenas y media, solo dos y media, descontados sus propios votos, confían en los que nos envían al examen que son las Elecciones de Mayo. Como para que confiemos los demás.
Ellos lo verán como lo más normal del mundo. Tengan en cuenta que, lo de no tener narices de ponerse de acuerdo, no es de ayer. Llevan años a la greña, porque no se pueden ver entre sí, hagan el papel que hagan, de ahora en adelante. Por eso, no deberían de estar extrañados, con la reacción de una calle de la que llevan riéndose mucho tiempo. Convendría no se diesen por vencedores tan rápido.
Mañana más.

martes, 15 de febrero de 2011

La lista del PSOE

Ayer presentó el PSOE local, en el Centro Cívico de Nueva Sevilla, su candidatura completa, para las próximas elecciones municipales.
Para mi que se han tenido que confundir de fecha. No encuentro otra explicación convincente. Han confundido el día de los inocentes con el de los enamorados. O será que, como es Carnaval, han montado una chirigota. Si no, no se entiende. Porque la lista es de broma. La lista es un insulto a la inteligencia del votante, especialmente, del socialista. Además, me sugiere una prepotencia enorme. Con esta corte, lo que nos vienen a decir ustedes es, presentemos a los que presentemos, ganaremos.
Como estos sean los que van a arreglar el pueblo, aviados vamos.
Cambiamos arbitro malo por electricista enchufado. Ahora se entiende la meteórica carrera de uno que, en el cole, era de los de delante... a la hora del bocadillo y que, sin duda gracias a no haber gastado una neurona estudiando entonces, ha pasado unas oposiciones, con una facilidad, que ha dejado, con la boca abierta a todos. Quisiera haber visto el examen. ¿Seguro que ya no comete faltas de ortografía? Lo dudo.
Mantenemos a nuestros tres mosqueteros: jardinero, limpiadora y superman.
Continua en la lista, la eterna estudiante de magisterio. Igual que el célebre sindicalista de IKEA. Célebre en su casa, claro está.
Por fin sale de su oscura cueva, el genio de Canal Sur. Ya era hora que diese la cara, caballero. Ahora, solo esperamos todos los vecinos que, siquiera, se digne a saludar. El rumor apunta, el renacimiento de nuestra clausurada emisora local de radio. Vaya juguetito, si es así, le vamos a dejar al del sombrero. ¿Será igual de sectaria que la que denominan "la nuestra"? ¿logrará acabar con la influencia de los temidos y odiados blogueros? Un consejo monstruo, llama al que largó tu amigo y déjalo trabajar. Porque, la culpa de que muriera Radio Nueva Castilleja, la tuvo Paco Tovar, sí, tu colega, despidiendo, todavía no sabemos por qué, a Miguel Navarro Cansino... Sí, a mi padre y, son datos objetivos y no pasión de hijo, desde ese día, ese punto del dial de la F.M. no volvió a escucharlo ni Dios en esta Villa. No me voy a colgar ninguna medalla de ese tiempo... y podría. No soy como él que va de descubridor de talentos futbolísticos. Podría hablar de fútbol (soy entrenador y árbitro) y no lo hago. Solo hablo de lo que conozco. No soy maestro de todo, que es lo que se creen algunos.
El resto, jóvenes koalas y relleno. Haciendo méritos. Buscando la colocación fácil. Apuntándose a caballo ganador porque, indagando, indagando, no es muy difícil encontrar pasado de derechas en sus historiales.
Y yo me pregunto: ¿estos son los que tienen más formación que la oposición? ¿estos son los que motivan, que nuestro Alcalde, llame falta de preparación a Juana Rodríguez? ¿estos son los que justifican la espera, tras la huida de la Tovar? ¿estos son los que pretendéis que gobiernen Castilleja de la Cuesta? ¿estos son mejores que los temidos miembros del PP? ¡Vamos, no jodáis! ¿en serio? ¿os lo creéis, si quiera vosotros?
Para echarse a temblar.

lunes, 14 de febrero de 2011

El heraldo de Brasil

Se va a los treinta y cuatro años, Ronaldo, uno de los dos mejores centro delanteros que vi, en todos mis días de aficionado. El otro fue Hugo Sánchez. Lo hace porque, según ha explicado, su cuerpo le ha abandonado. Más bien parece lo contrario. Fue él quien, hace años, entregó su castigado físico y, en lugar de cuidarlo como hacen muchos deportistas, alimentándolo correctamente y dándole su descanso, lo tiró a la buena vida. Los genios son así.
A Ronaldo, los libros lo pondrán en el sitio que merece, junto a los más grandes. Un tipo que, entre otros logros, tiene dos balones de oro, otro de plata y otro más, de bronce; un señor que, a los tres FIFA World Player, fue capaz de arrimar, una bota de oro, dos Pichichis, un once de oro y el trofeo Bravo; un futbolista que es, máximo goleador de la historia de los Mundiales, no cae en el olvido. Y menos, con la lista de títulos que ha juntado, en sus años de profesional en Cruzeiro, PSV, Barcelona, Real Madrid, Inter, Milan y Corinthians, amen de en la Selección de Brasil. ¡Casi ná!
El gordito ganó lo más grande: Dos Campeonatos del Mundo, dos Copas América, una Confederaciones, el Bronce olímpico... Una Recopa, una UEFA, dos Súper-copas de Europa, la Intercontinental y el Mundial de Clubes... El Paulista, el Mineiro, dos Copas de Brasil, una Copa holandesa... Y Liga, Copa y Súper-copa españolas. ¡He dicho algo!
Por eso, ahora que se pira, en la previa de ese Carnaval que lo tuvo loco siempre, me ha dado por pensar que nunca le agradecimos, ser, quizás, la primera gran estrella que vino a España tras Maradona y que, al abrir la puerta y pasar, el despliegue mediático que arrastraba, enseñó al mundo que, en nuestro país, se jugaba a la pelota muy bien, a diferencia del aburrimiento que era el Calcio y de lo directa que era la Premier.
Cuando pasen los años, su oronda figura tendrá el cariñoso recuerdo que, ahora, le quitan sus muchas juergas y su poca disciplina. El caso de Best, me hace verlo de ese modo. Entretanto, me quedaré con el regusto de su inteligencia de depredador de área, pero, sobre todo, lo haré con el dato del párrafo anterior: Fue el heraldo del jogo bonito en el territorio de la furia. Ahí es nada.

domingo, 13 de febrero de 2011

El régimen

En nuestro pueblo hay un régimen, no le den más vueltas. Como en Cuba, como en China, como lo había en México, como lo hubo en Italia, en Alemania o en España. Sí, con todas las letras: un régimen. No he escrito dictadura. No soy tan tonto como para hacerme el harakiri y darle el motivo que necesita para denunciarme, al busca ruinas a sueldo, al abogadito ecologista, al medio pensionado de los cuatrocientos talegos al mes. Sí a usted, que se que me lee intentando encontrar el hueco para colocarme una querella. Sí a usted, que tiene genes de derecha y, más peligro que un mono (chiste fácil) con una ballesta.
Un régimen decía y, en los regímenes, solo viven bien los allegados, los adeptos, estómagos come mierdas que, encima, son tan golfos que, a cara descubierta, refriegan su fortuna al resto del mundo. Que hay una Escuela Taller con sueldecito incorporado, para los familiares de mis amigos. Que hay que dar privilegios en el uso de pistas de fútbol-sala o padel, para el club creado a propósito por los colegas. Que hay que privilegiar un deporte, el judo, con monitores tan bien pagados como los de nuestros olímpicos, veinticuatro mil euritos al canto y oigan, lo que hagan con esa pasta, no lo podemos controlar como entenderán. Que hay que llenar un autocar para una excursión con almuerzo de balde, para los míos. Que tiene que ayudarse a una Asociación a crecer, se le subvenciona un local y se mira para otro lado, con la licencia de su bar, aunque compita ilegalmente con el resto de emprendedores. Que se queda parada la hija o el hijo de uno del partido, se lo mete y se le asegura el comer, con una oposición tele-dirigida. Que la cosa se pone fea, se saca una revista y se lanzan proclamas y vivas a go-go.
Luego, se disfraza de legal, buscando todos los subterfugios para hacerlo. Bases, reglamentos, procedimientos, códigos... Y, si no les gusta, denuncien. Entenderán que, el ciudadano anónimo, lo de emprender una cruzada contra su Ayuntamiento, no lo contempla como opción porque es largo, es costoso, no garantiza nada y predispone en contra. Jugada perfecta.
Lo malo de los regímenes es que se acaban. Al de nuestra Villa, sin ir más lejos, se le empieza a poner cara de muerto. Normal, ya no le caben más golfadas de puertas adentro. Lógico, no hay un duro y, al vecino, no se le puede apretar más porque, más de lo que se le quita, no se le puede quitar. Porque se le quita, lo más grande.
Lo principal de lo sustraído es seguridad. Si uno quita del cortijo el doberman que ladra, los malos saben que, en ese, es en el que tienen que entrar porque, por lo menos, si los pillan no les muerde ningún perro. Cambien el can por la poli y cuadran el problema de nuestra casa.
Lo siguiente en importancia, es la comida. Si uno quita la única manera independiente de colocarse y obtener un salario, al habitante, solo le quedará ir al consistorio a mendigar. Una vez logrado eso, quien manda pasa a ser cacique y de su graciosa dádiva, dependerá el sustento y el pago de las letras, de honrados padres de familia. Ese fue el motivo, por el que se largó a los dueños de Inés Rosales con tanta prisa. Quien depende de un jornal, no mosqueará en la vida a quien se lo da. Cuenten cuantos trabajadores tiene la administración local. Es razonable que de sus bocas solo salgan palabras de amor y que su voto esté decidido.
Podríamos seguir pero haríamos esto extenso, pesado y deprimente. Lo es. Son treinta años de mamoneo y compadreo. Dan para muchas anécdotas y para muchas historias.
Así son los regímenes y, por eso, es de recibo catalogar de ese modo, el tipo de gobierno que tenemos, en nuestros dos kilómetros cuadrados de término. Un régimen socialista, obrero y español, por los cojones. Lo grave es, que aquí, quien manda, no es un militar, con lo socorrido que es eso, a la hora de hablar de autoritarismo y de quita de libertades. No, en la capital de mi maravillosomundo, no mandan los coroneles como en Egipto o en Libia. Aquí manda un jardinero y una limpiadora. Deduzco que a esto se referían, cuando nos hablaban de igualdad, paridad e integración. Los modos, no obstante, son los mismos. Dentro de este PSOE, está mucho de la Falange de Franco. Qué podía esperarse, con esa escuela. Hacen lo que saben hacer.

sábado, 12 de febrero de 2011

Anécdota anti-tabaco

Verídico, que diría el gran Paco Gandía. Les ubico:
Centro de la ciudad. Señora con su niño sentado en el carrito y conversación alegre con prójima, de buen ver. Vecino de edad no precisable, pertrechado con magnífico abrigo gris marengo y con puro de considerables dimensiones, pasea ufano y ajeno al trajín mañanero. Enorme humareda en torno al varón cuando, de improvisto, le suena el teléfono y se para en seco, a la altura de las hembras, para mirar en la pantalla quien llamaba. Descuelga y comienza a hablar, quedando detenido junto a las señoras, eso sí, dándoles la espalda.

Entonces sucede esto:
La portadora del cochecito infantil le toca el hombro, mientras le señala el habano y le indica, asperamente, las molestias que las volutas ocasionan a su crío.

Ahora viene lo bueno, la respuesta de un tocado por la gracia de Dios:
"Si no quiere que le moleste el humo, métase en un bar."

No precisa más aclaraciones. Memorable.



viernes, 11 de febrero de 2011

Loperismo sin Lopera: se puede ser más corto

No se agotará mi capacidad de sorpresa. Nunca dejarán de causarme asombro los avatares de la vida. Iluso de mi, quise pensar que algunos pobres, una vez les demostrasen que, Manuel Ruíz de Lopera merecía ser juzgado por el supuesto saqueo del único que es Real y Balompié, rectificarían su posición defensora y, porque se es del equipo más que de quienes lo rigen, repudiarían a tan nefasto personaje. Pues nada, ni por esas. Les enseñen lo que les enseñen, les desmonten las teorías que les desmonten, les cuenten lo que les cuenten, su loperismo no está en duda. Primero un ditero y luego, su club. Claro, tampoco es tan extraño lo que ocurre parándose a cavilar, si tenemos en cuenta que, varias décadas después de muerto un dictador, Franco, aún continúa habiendo franquistas en España. Ojo, que yo no estoy diciendo que los loperistas sean franquistas. Aclaro para los maliciosos. Lo que hago es constatar una realidad: la pervivencia de los admiradores de los regímenes.
Normalmente, quien añora tiempos pasados es, por nostalgia de una época que, seguramente, fuese mejor en lo personal. No me cabe duda que, en el caso que nos ocupa, es así. A uno al que, sin tener ningún tipo de formación ni de capacitación, más que la paciencia infinita de leer y leer documentos en los archivos, lo hacen Historiador Oficial, por la cara y no precisamente por la bonita, no lo van a escuchar jamás, criticar a quien lo puso en el cargo. A un señor al que se le ocurrió fundar, una Asociación de Admiradores de quien mandó en la entidad heliopolitana, no lo van a ver nunca, decir una mala palabra de alguien a quien idolatró. A un caballero que compuso un pasodoble alabando a don Manué, no lo van a encontrar un día, censurando a quien le sirvió de inspiración. Máxime, cuando su manera de actuar es idéntica. Solo hay que ver que, en la web contigosiemprebetis.es, es administrador, director y redactor. No hay más cargos por eso no los ocupa. Como el acorralado inquilino, del edificio de oficinas de INCECOSA en la sevillana calle Jabugo.
Siendo consecuente con mi manera de ser, debería respetar la postura de este cartero metido a periodista, dice que imparcial. Pero como lo que se está tocando aquí, es un sentimiento que heredé de mis antepasados, es imposible tolerar la mínima argumentación, tendente a justificar la actuación de quien, según informes periciales, se llevó del patrimonio construido por millones de personas, a lo largo de ciento cuatro años casi, un considerable pico. No se puede y no lo voy a hacer. Menos cuando, lo que valía para un fulano llamado Luis Oliver -lucrarse a costa de su trabajo- no se le consiente a un icono como Rafael Gordillo que, lo único que está haciendo, es cobrar un sueldo que, encima, no va a salir de las arcas de la institución y que no lo va a hacer millonario porque, es seguro que, habiendo jugado en el Real Madrid y contando con más de setenta internacionalidades, hambre no se pasa. Porque las mentiras tienen las extremidades minúsculas. Al vendaval quien le ha puesto soldada es la Justicia. Quien le tendrá que pagar, nunca será el dueño del Villamarín... ni quien se sienta en sus butacas. Se ve que, tanto leer legajos nubla la vista. ¿No decía que ofender al Presidente era ofender al Betis? O, ahora no vale aquello de que, a quien preside el Palco de Honor, hay que defenderlo porque nos representa a todos. ¿Para el cuchara, el de la gomina y el prestamista, sí? ¿para Galera y Gordillo, no? ¿en qué quedamos?
Curiosamente, sobre aspectos más censurables, como el menosprecio a los históricos de la causa, gente del peso de Cardeñosa, de Luis del Sol, de Lorenzo Serra Ferrer, de Alfonso o de Hipólito Rincón, no opina esta eminencia del pasado. Sobre que los cuantiosos ingresos se desviasen a empresas que no hacían nada, nada tiene que decir este lumbreras. Sobre contratos leoninos que hipotecan el mañana, no tiene parecer. Sobre la monumental deuda, guarda silencio. Sobre el maltrato al aficionado, no comment. Podría enumerar, punto por punto, temas más candentes y más cruciales, pero no lo haré. Para qué serviría.
Me da lástima, lo tenía por justo, por cabal, por hombre de fútbol. Veo que me equivoque. Usted, Manolo Carmona, por desgracia para si mismo, no es merecedor de ser algo que, en el subconsciente de media ciudad, es símbolo de grandeza. Usted y los que son como usted, no son béticos, son las tristes marionetas de un beato, que solo pensó en como quedarse con el cepillo mientras iba a misa.




miércoles, 9 de febrero de 2011

Zapatero a tus zapatos

¡Qué sabio es el refranero español! ¡Cuanta validez encierran esas pequeñas sentencias! Titulo, con uno de esos célebres comprimidos de inteligencia, el escrito de esta tarde. El dicho le viene pintado a más de uno y más de dos (y más de...) que, porque la ignorancia es muy atrevida, piensan que, la cualificación, como las buenas fichas en el dominó, viene sola cuando, porque es verdad, no todo el mundo está preparado para hacer todas las cosas. Especialización, creo que llaman a eso pero, ya saben, este humilde junta líneas, nunca se entera de nada así que, puede que esté errado. O puede que los que no se enteren sean otros. Juzguen vuestras mercedes.
Zapatero a tus zapatos. En esto pensaba el pasado domingo, mientras veía el divertidísimo monólogo de Gabino Diego, en el Quintero de la calle Cuna. ¿Por qué? Porque me parecía del TBO que, a alguien que en su vida había estado metido en el espectáculo, se le hubiese ocurrido poner un teatro. Pero es que, hay quien sirve lo mismo para un roto que para un descosido (Cuento y me salen unos pocos, así que la cosa va de refranes). Aquello, estaba cantado, acabó como el rosario de la aurora (Otro). Veremos como concluye la magnífica labor en la que andamos hoy en día. Dicen que, la cosa, va por sesenta kilos de roncha. En pesetas, son diez mil con unos cuantos ceritos detrás. Y como ese, muchos compañeros de viaje que, un buen día, decidieron en nuestra Castilleja de la Cuesta. Siento no ser más clarito. A buen entendedor, pocas palabras bastan (Sigo sumando tópicos). Hasta hoy padecemos el dicho. Jardinero a tus jardines. Limpiadora a tus pasillos. ¿Superman, el sindicalista, el arbitro, el talibán... esos, donde acabaran? ¡Dios sabe!
Aún así, hay quien los añora. En mi casa, no. Ninguno de los que agarraron la vara de mando municipal, nos dejaron ganarnos la vida con tranquilidad. Ninguno, es ninguno... y ninguna. Los que los rodearon. Los que los idolatraron. Los que los defendieron a capa y espada. Esos sí, esos se la ganaron di-vi-na-men-te. Los Navarro Barrera fueron tratados con el pie. No hubo para ellos compasión, ni respeto. Más bien, lo que hubo fue persecución.
Un tal Miguel Navarro Cansino, antes de ser parte del cuerpo técnico del Valencia de Rafa Benítez (¡He dicho algo!), tuvo que soportar como, tras inventar la Escuela Municipal de Fútbol, el pago fue... una patada en el trasero, para que el caramelito se lo comiera un amigo. Ese mismo, después de hacer que, de la nada, surgiera una Emisora de radio, tuvo que aguantar como... un maestro liendre, lo largaba para que, los buenos sueldos, se los llevaran estómagos agradecidos. ¡Qué te creías, pobre diablo, que se nos había olvidado!
Una tal Carmen Navarro Cansino, tuvo que sufrir no poder ir en toda su vejez, a ninguno de los viajes que nuestro Consistorio organizó, de gratis total, porque, los jefecillos sostenían que, su pensión, era suficientemente alta para costeárselos de ahí. A esa misma, nunca le fue concedida, pese a merecerla, la célebre ayuda para rehabilitación de viviendas antiguas. Vivió toda su tercera edad de prestada en casa de su hijo. Casi, casi, en el suceso final, se queda sin cobrar la Ley de la Dependencia. Ingresaba seiscientos y pico euros, no se crean, de una gran invalidez.
Podría seguir. La lista, por ejemplo, contiene el contrato más pequeño que jamás hizo este Ayuntamiento a una limpiadora. Dos días. La colección de agravios, tiene una multa de tráfico a un autobús en una parada de autobuses. El mío.
Agua pasada no mueve molino (parezco Sancho Panza).
No soy perfecto. No olvidé, ni voy a perdonar. Muchísimo tiempo después, me cae la pelota, por fin, en condiciones de hacer jugada. Cortita y al pie. Como nos gusta a los artistas. Y voy a repartir juego. Porque el partido no había terminado, el marcador no era tan claro y, porque, por mis muertos, hasta que no pite el arbitro, aquí va a sudar hasta el tato.
No se si ganaréis vosotros, lo haré yo o empataremos. Lo que si sé es, que en nombre de la amistad, no tengo que hacer nada por vosotros. Porque no somos amigos. Porque no os debo nada. Porque os habéis pasado. Porque este muerto está muy vivo. Porque os merecéis todo lo que os está pasando. Porque os ha llegado la hora de desfilar. Porque se acabó el tiempo de los desmanes. Porque no os tengo ningún miedo. Porque nos habéis dado la razón, a todos los que sosteníamos que no valíais ni para estar escondidos. Porque os habéis cargado Castilleja de la Cuesta. Porque sois muy malos y muy sectarios. Porque, donde tenéis que estar, es en vuestras casitas, mirando como trabajan los que valen.
Así que no saquéis la bandera blanca. No vale cagarse. De nada os van a valer las promesas, ni intentar comprar mi conciencia. Las primas a terceros no son legales. No sois de nuestro equipo (ni del de los Navarro Barrera, ni del de nadie del resto de la Villa). Jugad de una vez y dejaos de lamentaciones, de justificaciones y de tongos. A fin de cuentas, a este partido ninguno pedimos ir en la convocatoria.



martes, 8 de febrero de 2011

Arturo, que te vea un especialista

La enfermedad se llama andalufobia.
La padecen mayoritariamente los catalanes y vascos.
Su síntoma principal, una terrible paranoia que los hace ver favoritismos y agravios, a favor de Andalucía, en contra de sus regiones. Porque son regiones, cuenten lo que cuenten, inventen lo que inventen y se pongan como se pongan.
Tratamiento por desgracia no tiene. Una vez se pilla, el enfermo se la lleva al cajón. Es contagiosa. Grave no, aunque merma la calidad de vida por el resentimiento.
La última víctima conocida es Arturo Mas, el Presidente número... ni se sabe, de ese ente, con Embajadas en el extranjero y bandera plagiada a Aragón.
No me molesto en contestarle. Es absurdo. Como hacerle una felación a un difunto. No sirve para nada. Eso sí, espero, tras observar los motivos que lo han llevado a enfermar que, en lo sucesivo, nadie se atreva jamás, a hablarnos de lo bien que gestionan el dinero en Cataluña. Ha quedado claro que es una mentira tan grande como su Historia.

lunes, 7 de febrero de 2011

Creeré que quieren a Castilleja, cuando los perros viejos ladren a los nuevos

Cuando las cosas suceden de hito en hito, son noticia. Cuando lo extraordinario se convierte en cotidiano, no. Tal es lo que acaece en Castilleja de la Cuesta. Antaño, para encontrar un incidente, tenían que pasar tantas fechas que, el día que lo había, era destacado en las páginas de todos los rotativos de tirada provincial. Ahora, rara es la vez que lees Diario de Sevilla, ABC o El Correo, por citar algunos de los que tienen edición local, que no hay una novedad en nuestra Villa. A fuerza de salir en los papeles, ha terminado por no ser destacado y, hay manos que, como la madrugada del sábado al domingo, ni siquiera adquiere eco algo tan grave, como una puñalada a un ciudadano.
Lo dijo Machado: La verdad es la verdad la diga Agamenón o su porquero.
Aún así, todavía quedan personas que, como las que creen en duendes, como los que creen que los alienigenas están entre nosotros, como las que creen que María Antonia Iglesias es imparcial, como los que defienden la independencia de Jiménez Losantos, creen que el aumento de la delincuencia en nuestro pueblo, es casual. A estos, a los que un día bautice como koalas con fortuna, por ser término que ha calado y se repite por todos los foros, los hago tan culpables como a los que nos gobiernan. Por cómplices necesarios.
Pero al margen de estos casos perdidos, hay una colección de señores, a los que se les llena la boca declarando amor, a un conjunto de calles y personas, a los cuales han traicionado. Son silentes garantes de que no varíen ni los usos, ni los modos, con los que se gestiona el Ayuntamiento. Si, como hace años se vetó a un empresario de la repostería tradicional, pudiese volver a hacerse tal cosa, no dudaría en pedir el unánime repudio, para esos a los que, solemnemente, denominan vieja guardia socialista. Ellos, levantando el pulgar en señal de aprobación, cerrando la boca como muestra de conformidad, nos han dejado en herencia a estos, sus cachorros. Nos maltratan porque aprendieron de quienes les precedieron. Ningunean nuestra fuerza colectiva porque están ebrios de poder. Los han criado en la creencia de que, con gobernar para un barrio, los demás eran inofensivos. De aquella leche cortada, este mal café.
La pega del plan es que hasta su feudo se tambalea. La histórica hostilidad del casco antiguo ha llegado al barrio más habitado. De ahí, la toma de distancia con respecto a sus herederos. El giro de unos perros viejos de hacer política que, intentan distraernos, recordándonos una Historia que, por sí sola, no es sustitutiva de este negro ahora. Agua que pasó la piedra, no moverá el molino.
No debemos caer en su sucia trampa. No hay que consentirles que nos embauquen con recuerdos. Hay que ponerlos en el aprieto de manifestar sus opiniones sobre el hoy. Verán como no hay tanta discrepancia. Están de acuerdo con todo, porque no son fieles al vecindario. Son más del PSOE que de Castilleja de la Cuesta.
Si no, que nos demuestren lo contrario. Porque solo hay dos maneras de ver esto. Está fenomenal, con lo que, o bien están en el ajo, o bien son idiotas, no sé que es peor. Esta mal, luego no cabe esa cerrazón de pico y, deben pedir, que se vayan todos los miembros y miembras, de esta casa de dementes auto-denominados equipo de gobierno. No hay más, reitero el recuerdo de la cita machadiana.
Luego estáis señalados. Ahora solo os queda decidir si queréis cambio o continuidad. Ya va bien de tanto marear la perdiz. Ya va bien de tanta palabrería hueca. Ya va bien de querer que nos comamos lo amargo nosotros y, lo dulce, vosotros y vuestra prole. Se acabó el tiempo de nadar y guardar la ropa. Está en juego el mañana de nuestros hijos. Aquí o se es redondo o se es cuadrado. Que bastante ha durado el jueguecito.


sábado, 5 de febrero de 2011

Y al tercer día, resucitó Manolo

Pedíamos explicaciones ayer y, como el Señor Alcalde y su tropa, son un derroche de atenciones, ya las tenemos. De verdad, cuanto honor querido Manolo, qué lujo doña Carmen Herrera. Pueden tomarse el fin de semana libre. Tanto esfuerzo merece un descanso. Tres días solo, para escribir y enviar, la misma nota de prensa de siempre. Ven como estudiar es bueno. Se notan las horas de caligrafía, ortografía y mecanografía. No, si al final vamos a hacer de ustedes, unos hombres y mujeres de provecho. Verán como tiene premio tanta entrega. Lo mismo, con un poquito de suerte y, con la destreza que le han pillado a lo de escribir con el ordenador, les sale un currículum guay donde, un poné, pueden señalarse, como experiencia profesional para cuando, a partir de Mayo, tengan que buscar colocación, mandar al carajo una empresa como Castilleja de la Cuesta que, por si no lo recuerdan, era admirada en toda la provincia por ser referente en multitud de cosas.
Una de esas cosas era la seguridad. En el pueblo teníamos unos policías que eran respetados por todo quisque. Gracias a ellos, no nos sacaban la navaja a plena luz del día, ni entraban en un comercio a atracar a cara descubierta, ni había que tener todo el tiempo los pestillos corridos, ni, nuestro cementerio, era desvalijado. De tráfico no hablamos. No, hasta que se saque el carné de conducir el Señor Vega, don Francisco, Concejal del ramo. Es por tener una conversación de igual a igual. A mi me gusta hablar con quien me pueda entender y, no es por ser malo, pero lo mismo, me pongo a hablar de semáforos, señales verticales u otros aspectos y se me pierde este caballero. De reglamento de fútbol me imagino que se podrá platicar algo más. Tampoco mucho porque muy lejos no llegó tocando el pito.
Me disperso. Explicaciones decíamos. Nos dice, el antiguo jardinero hoy mandamás socialista, que no va a ceder a las pretensiones de los agentes porque, tienen unos sueldos más que dignos y, pretenden mantener privilegios, que no derechos. Es demagogo para colocar el mensaje de que los vecinos lo están pasando mal con la crisis. Añade que, con la interpretación de los últimos sucesos, puede parecer que hay inseguridad pero que, con la Guardia Civil y tres nuevas plazas que van a sacar, estamos súper bien protegidos. Insulta a la oposición llamándolos faltos de vergüenza, vagos y, explica, que hay que laborar cuatro años y, desde hace dos, observa que no curran. (Inciso: luego se molestan cuando se les dicen las verdades del barquero y se nos hacen las víctimas porque, según su obtusa manera de entender, los insultamos desde internet. Reitero, flojos y sinvergüenzas hoy y, el otro día, analfabetos y, se han quedado tan panchos).
Nada nuevo bajo el sol. Lo de siempre.
Somos muy buenos. Nos estamos partiendo la cara por vosotros. Como entren los del PP, los comunistas, o los del CDS, esto va a ser un desastre. Aquí no pasa nada. Estáis en las mejores manos. Como se vive aquí no se vive en ningún lado.
Consignas que, por mucho que lancen, no se creen ni ellos mismos.
Y, puesto que no les puedo pedir honradez ni decencia que, de eso, no hay un miligramo en todos sus seres, me van a permitir que les pida, por lo menos respeto. Respeten a quienes tienen que servir. Respeten a sus vecinos. No ofendan su inteligencia. No crean que les hablan a tontos de babero. Que están jugando con fuego. Que les tienen infladas las pelotas a muchos y se va a liar gorda. Y a ver si entonces van a llorar, por no tener un Policía Local, de esos que no hacen falta, a la vera.





viernes, 4 de febrero de 2011

Toc-toc... ¡Hay alguien ahí!

Acaba de descubrirse una nueva fórmula matemática. Lío en Castilleja de la Cuesta más falta de solución, es igual a desaparición del equipo de Gobierno. En garbanzos y chícharos, que para dar con los dicharacheros miembros y miembras de nuestro consistorio, van a tener que llamar a Lobatón. ¡Qué antiguo! O, que nos están haciendo la maña del avestruz. Cabeza en agujero.
La experiencia nos dice que siempre fue así. Por eso, esta vez, no iba a ser distinto. ¿Salió a dar la cara alguien cuando apuñalaron a un joven en una cafetería local? ¿Salió a dar la cara alguien cada vez que el pueblo fue un caos circulatorio? ¿Salió a dar la cara alguien cuando empezaron los robos a viviendas? ¿Salió a dar la cara alguien cuando comenzaron los atracos y los tirones en nuestras calles? ¿Salió a dar la cara alguien cuando se manifestaron los Policías en Robles?
No, ¿verdad?
Qué creían, qué ahora iba a ser distinto. A ver cuando se acaban de enterar los poquitos que no lo hacen. Aquí manda la banda de Pepe Gotera y Otilio. Aquí, tiene la responsabilidad el partido de los ni-nis. Aquí, le hemos dejado las llaves a un jardinero y una limpiadora. Hemos puesto de Delegado de Tráfico a uno que no tiene ni carné de conducir.
¿Qué pretendíamos? ¿Decisión, coherencia, gestión? Eso era una quimera.
Lo que hemos logrado es la normalización de la chapuza. Que se vea normal lo inaudito. Que la gente se avergüence de vivir en una Villa que era la envidia del Aljarafe.
Han destrozado el cementerio ¿y qué? -piensan ellos-. Les da igual, no se engañen, ellos no tienen enterrado ahí a nadie. A ellos lo que los tiene locos es lo de Mayo y, como saben que la calle la tienen perdida, no la pisan. Su guerra es tener amarrados los apoyos dentro. ¿Como? Comprando voluntades. ¿Comprendido?
De ahí, lo de ayer tarde. La reunión de los sindicalistas y tal y tal. Arriba parias de la tierra, en pie famélica legión. Las consignas machacadas en los cerebros reblandecidos. Recordad camaradas que si viene la derecha, se acaba la fiesta. Recordad cual es el voto útil. Recordad que el capital es enemigo del obrero. Recordad las siglas que os respaldan. Recordad que si entran otros podéis ir al paro. Solo que aquí, la Pasionaria es Delegada de Personal y tiene rizos. Rizos sí, ideas poquitas y muy malas.
Claro que, si no les gusta, ya saben lo que tienen que hacer: irse a Tomares que aquello lo tienen los fachas de pena. Salta a la vista.











jueves, 3 de febrero de 2011

Yo acuso

Me gustaría saber, que tienen que decir a la profanación masiva de lápidas en el cementerio municipal, los señores Benítez, don Manuel, Anguas, don Juan Manuel, Vega, don Francisco y la señora Herrera, doña Carmen. Me gustaría... pero me voy a quedar con las ganas. Porque, como siempre que hay un problema en Castilleja de la Cuesta, se han metido en el búnker y, de ahí, no los va a sacar ni la mayor de las bombas atómicas, hasta que no amaine la tormenta tóxica. Que se le va a hacer. Ellos son así. Cobardes por naturaleza.
Cuando salgan, dentro de mucho, no darán la cara. Traerán excusas de un repertorio que nos sabemos de pe a pa. Buscaran culpables externos. Escurrirán el bulto. Pretenderán ser víctimas. Cuando, las únicas que hay en esta terrible situación, son los vecinos de la población. Cuando, la única realidad es que, si nuestra Villa está de pena es, exclusivamente, por su acción o inacción, mejor dicho.
Y es que ha quedado claro, queridos incompetentes, que no son hechos aislados. La perla del Aljarafe se desangra. Presenta graves problemas de movilidad y está dejada, salvo las habituales manitas de pintura y obritas de tres al cuarto que -hay que justificar el salario- periódicamente nos concedéis. Nunca como ahora, ha sido tan patente el descaro. Hay familias enteras en nómina de nuestro Ayuntamiento. Son sorpresivamente, siempre los mismos, los beneficiarios de cualquier tipo de ayuda, bien en forma de bonificación, bien en forma de subvención. La carga fiscal es enorme y las trabas a la apertura de negocios gigantescas.
Mas, la mayor de las preocupaciones de los habitantes, es la inseguridad. Da miedo salir a la calle. Robos, peleas violentas con heridos graves y, ahora, profanación del camposanto. Claro que, esto último, a vosotros os da igual. Vuestros muertos no están ahí. Están lejos, muy lejos, a salvo de la vergüenza que supone ver, como el día que vas a llevarles flores y a rezarles en sus tumbas, las letras que salvaguardan del olvido su memoria, no están. Vuestros muertos no descansan en el final de la Calle Virgen de Loreto. Descansan en los pueblos de los que no sé porque salisteis, en los que vuestra incapacidad seguro que es notoria, en los que, a personajes tan oscuros como vosotros, me juego el cuello que no dejarían mandar ni en los casinos.
Esa es vuestra fortuna y nuestra pena. Que habéis venido a destruir el legado de nuestros ancestros y que vais a salir impunes. Que os habéis cargado nuestro futuro arreglando de paso el vuestro. Que cuando, con una mano delante y otra detrás, os sacó la asquerosa mafia socialista que nos acaudilla, de los confines más insospechados, la fortuna os sonrío.
Porque dígame, Excelentísimo Alcalde, ¿cuando iba a imaginarse usted, mientras podaba frutales, cavaba zanjas y plantaba rosales, que lo dejarían gestionar dos mil millones de pesetas?
Dígame, señor Anguas, ¿en qué delirio pensaba que lo iban a reverenciar, cuando lo tenían entretenido en el corta y pega, en el pinta, dibuja y colorea, de esa guardería de niñitos traviesos jugando a ser políticos, que son las Juventudes Socialistas?
Dígame, señora Herrera, ¿con la bata puesta, el walkman colocado y la fregona agarrada, pensaba que iba a prosperar tanto como para ser temida? ¿pensaba mientras aprendía a sumar y restar que, con algunas reglillas de ortografía son los grandes estudios que posee, que llegaría a decidir sobre el empleo de un pueblo?
Dígame, señor Vega al que, por cierto, tengo que recomendar que, en vez de perdonarme la vida con la mirada, cuando se cruce conmigo; en vez de odiarme mentalmente y desearme una infelicidad que no puede controlar, ponga esa gran pasión al servicio de su deficiente trabajo, para que, la próxima vez, quien tenga que abochornarme sea yo, pero porque ha arreglado el conflicto con nuestra Policía pues, habrá notado que, antes, a mi usted me importaba un pimiento que, por otra parte, es lo que, siempre, le ha importado usted a sus Jefes. Usted ha pasado a importarme cuando, porque es así, empezaron a dormir mis Padres con los pestillos cerrados, una silla atrancando la puerta y el teléfono móvil en la mesita de noche. Explíqueme, ¿cuando pitaba duelos de Champions como el Brenes-Cantillana, el Su Eminencia-La Liara, el Albaida-Mures, soñaba con tocarle el pito a diecisiete mil personas? ¿soñaba con sacarnos amarilla si le protestábamos? ¿soñaba con expulsarnos con ademanes chulescos?
En esas manos estamos. En las de gente cuyos imaginarios proyectos de vida han sido ampliamente superados. Los malos, no obstante, para muchísimos casos perdidos que, aún así, justifican tanto desmán, tanto palo al agua mal dado, tanta cortedad de pensamiento, tanta fracasada mandando, tanto incapaz con voz y voto, los malos reitero, somos los que criticamos, los que enseñamos impudicias ajenas, los que queremos una ciudad de primera en vez de una aldea de quinta.
Y a mi, que quieren que les diga, me la trae al fresco. Quiero lo mejor, para eso lo pago. Quiero que no haya protegidos. Quiero la igualdad. Quiero que, cuando repartan, no cuelen a los enchufados. Quiero el orgullo y la dignidad de nuestros abuelos que, cuando se montaban en los autobuses de la Cooperativa y llegaban al Mercado de entradores, hacían que, los que parecían catetos, eran los del Arenal. Lo de ahora, seré suave, es una risión. ¿Os suena, concejales socialistas, la palabra? En eso nos habéis convertido. En el choteo de los bormujeros, los tomareños, los ginencinos, los cameros y, hasta en el de los espartineros, que eran una pobre calle según el dicho y, los guzmaneños, que son una urbanización de tres mil habitantes.
Lo dejo ya, no quiero aburrirlos. Mis muertos bien ¿y los suyos?

miércoles, 2 de febrero de 2011

El precio de Fernando Torres

Según algunos intelectuales de tres al cuarto, pamplinosos que se creen más cultos y mejores personas, por no ser aficionados al fútbol, lo que se ha pagado por Fernando Torres es inmoral. Una vergüenza -dicen- que un ruso, encaprichado de un equipo que compró, al sobre volar su estadio y coincidir, los colores de sus butacas con el suyo favorito, se gaste cincuenta y ocho millones de euros, en comprar el pase de un futbolista. Con la crisis que hay y la de cosas que se podrían hacer, no solo con ese taco, sino también, con el de los abonos, las entradas y la mercadotecnia.
Cerremos el chiringuito. El dinero de esa industria es la clave. Que un cuadro cueste cinco mil kilos de pesetas, no es lo mismo. Que por un violín se paguen ciento sesenta, tampoco. Que una maricona de Gibraltar, cobre lo más grande por diseñar un vestido, es diferente. Que por comprarse un libro te levanten tres mil quinientas calas, está bien. Que haya que pagar dos mil cucas por tener un cedé, es lógico. Lo lamentable, siempre, es lo del balompié. Reducto donde se concentran, todos los culpables y males de la época que vivimos. Enfermedad que carcome la evolución del mundo.
Quien no ha escuchado eso de ¿qué encuentran de divertido, miles de imbéciles viendo correr a once notas tras una pelota? ¡Den le una a cada uno! ¡Ja-ja-ja-ja!
Ahora, no le vayan a soltar a esos mismos que, los cuadros de los Museos de Arte abstracto, los podría pintar un chiquillo. Ni, que lo increíble es, tirarse dos horas mirando con interés, como saltan once tipos con un pantalón largo ajustado y el torso desnudo, sobre un puente de titanio, mientras otras once señoritas con tu-tu, dan volteretas al son de unos tambores arrítmicos, en el ballet contemporáneo. ¡Como puede compararse, Virgen santísima! ¡Lo bien pagado que está el abono de la temporada de danza! ¡Diez billetes de diez, por dos butacas, dos!
Hipócritas al poder. Paso mucho, muchísimo, de vosotros.

martes, 1 de febrero de 2011

Spain... on the road again

Las actrices Gwyneth Paltrow y Claudia Bassols, el chef Mario Batali y el crítico del New York Times, Mark Bittman, protagonizan Spain... on the road again, una serie de reportajes que tienen, como nudo central, la gastronomía española. Emitidos por el canal Viajar, son una magnífica promoción sobre la cultura, el modo de vida y la manera de alimentarnos que, desde el dos mil ocho, venden nuestras excelencias culinarias en las televisiones del mundo y, que si están interesados en el tema, no deben dejar de ver, bien haciéndose con los mismos en el video-club de cualquier gran superficie, bien buscándolos vía google.
En cada capítulo, se cubre una región diferente de nuestra península. Así, en el llamado "Los molinos de viento", descubrimos Castilla-La Mancha; en "De lo sublime a lo realista", Cataluña; "De isla en isla" versa sobre las Baleares; "Pura Paella", nos adentra en la típica elaboración de arroz de la Comunidad de Valencia y "Ver un sultán de Andalucía", nos retrata a nosotros, los paisanos de la mejor región del país. No es cuestión de enumerarlos todos, baste señalar que no queda fuera ninguna zona de la piel de toro.
España en la carretera, aparte de un magnífico reclamo, al estar protagonizado por una súper estrella del cine americano, es un cuaderno de viaje que, aunque está realizado por extranjeros, no es únicamente para extranjeros. Tiene el mérito de no caer en los tópicos y, muestra la evolución de nuestra cocina, desde las papas arrugas, el gazpacho, el vino de La Rioja o la paella, a las mezclas con hidrógeno, los caldos de autor, los cocineros galácticos y las estrellas Michelin, de las cuales ya conocen mi opinión. Sobradamente, para más inri.
A mi, personalmente, me llama muchísimo la atención que, pese a ser una de nuestras mejores armas, el turismo gastronómico no esté lo suficientemente bien mostrado aquí, en Andalucía. Sé que me van a hablar de la tapa, de la vida en la calle y de las turistadas que les largamos a los guiris. Lo acepto como argumento pero, les observo: no les parece que eso es solo rasgar la superficie de un producto que, bien enseñado, bien envuelto, bien tratado, podría ser un filón. No les parece que, con mucho menos, los catalanes se están haciendo de oro. No están de acuerdo conmigo que, a quienes nos visitan, pocas veces les enseñamos bodegas como las de Jerez o Sanlucar, les damos a probar delicatessens como la carne de membrillo o la torta de aceite, los llevamos a comer a templos como Becerrita o Bigote.
Piénsenlo. Visualicen una opción completamente desaprovechada. No dicen que a los hombres y mujeres se nos conquista por el estómago. Pues estamos dejando que se escapen vivos, no mostrándoles de nuestra casa, la mejor parte, el comedor.