viernes, 29 de abril de 2011

El bueno es él, no le den más vueltas

Capítulo un millón y medio, del culebrón de la seguridad en Castilleja de la Cuesta.
Manolo Benítez, Alcalde aupado al cargo, no por los vecinos, si no por el PSOE, tras traicionar el grueso de los concejales socialistas a la legítima electa, Carmen Tovar, cuestiona en diferentes medios de comunicación, la realidad de las bajas de los agentes de Policía local. Se atreve, en el colmo del cinismo, a establecer una comparación con las de los controladores aéreos. Insiste en lo bien vigilada que estuvo nuestra Villa. Obvia que, gran parte de las labores, las desempeñaron miembros de Protección Civil y alumnos en prácticas. Se ratifica en su posición y denuncia persecución de sindicatos no afines. Del tema de la gasolina, no dice ni pío. Del de las multas que, según quien fuese el denunciado seguían o no su curso, menos todavía.
Comparece a petición propia tras enviar una nota. Nada de dar una rueda de prensa abierta al público para responder a cuestiones incómodas. Nada de hablar en los Plenos. Dictado puro y duro, para seguir intoxicando. No le basta con usar en su provecho la web del Ayuntamiento. No tiene bastante con servirse de una revista pagada con dinero del contribuyente. No le es suficiente, con el uso partidista e interesado, de cualquier acto organizado por las diferentes Delegaciones. También necesita de la difusión mayoritaria y, puesto que la guerra 2.0 la tiene más que perdida -solo hay que ver el estado de las diferentes páginas cibernéticas, del universo del puño y la rosa- recurre a Diario de Sevilla, a El correo y a ABC, que son los que he podido constatar se han hecho eco... Para seguir vendiéndonos la burra, de quien es el bueno y quienes los malos.
Solo que, esta vez, se ha pasado tres pueblos (Setenil, el nuestro y otro que dejo a su elección). Porque poner en solfa un dictamen médico, es enormemente grave. Significa que opina que, los maderos, han convencido a un profesional sanitario, para que los declare enfermos. Luego implica a otro funcionario público en un fraude. No se conforma con demonizar a los suyos, también lo hace con los trabajadores de la salud. Imagino que, de esto, tendrá pruebas porque, de no ser así, me temo que va a pasar a tener un trío de causas judiciales abiertas, en lugar de la pareja de hoy.
Y yo, inocentemente, quisiera interrogarle y como sé que me lee, le digo, señor Benítez: ¿es posible ir al ambulatorio y que le firmen a uno una baja sin estar enfermo? ¿conoce usted, quizás, a alguien que lo haya hecho? ¿Se puede inventar uno un catarro? ¿Se puede inventar uno una fractura ósea? ¿Se puede inventar uno un problema muscular? ¿O se puede inventar uno una depresión? ¿vigila con el mismo celo las bajas del resto de personal? ¿vigila con el mismo interés las bajas de quienes le rodean? ¿vigila con tanto desvelo, las bajas de sus compañeros de siglas?
Ahí le dejo estas dudillas, por si tiene a bien resolvérmelas aunque, mucho me temo, me voy a quedar con las ganas.

miércoles, 27 de abril de 2011

Ni la Cultura está a salvo del politiqueo de los ni-nis

Tengo, desde hace días, una invitación al evento del año. Desgraciadamente, el documento es tan inservible como una antena parabólica en El barco y es que, el acto, que iba a celebrarse el próximo sábado, ha quedado suspendido, parece ser, porque el tiempo va a ser malo. Aclaro para los despistados: el pase de favor no era para la boda del niño de Lady Di. Era para la presentación del último libro de nuestro paisano Juan Prieto Gordillo, sobre la Historia de nuestra Castilleja de la Cuesta, tema este en el que, a este Señor, no hay quien le tosa porque es el que más sabe.
Que con una Casa de la Cultura que cuenta con espacios descubiertos y cubiertos, que disponiendo de otros lugares igualmente válidos como alternativa, se tenga que suspender algo por inclemencias meteorológicas, suena a broma. Máxime, teniendo la suerte de conocer con tanta antelación, el tiempo que vamos a tener. Porque convendrán conmigo, es una inmensa fortuna tener tan buena información. Ya quisieran haberla tenido, las Juntas de Gobierno de las Hermandades sevillanas. O eso o es que, definitivamente, quienes mandan en el Ayuntamiento, se han convencido de que los vecinos tenemos que ser idiotas perdidos. Porque no se cree ni el que asó la manteca que, el verdadero motivo que da lugar a la suspensión y aplazamiento, sea un motivo relacionado con el cambiante clima de esta época. Como si no pudiese hacerse en otro emplazamiento.
La realidad es que quieren hacer política con esto. La verdad es, que lo van a postergar para que quede lo más cerca posible del día de las Elecciones. Así arriman el ascua a su sardina. Así se presentan como los paladines de la Cultura local. Así pueden aprovechar para, con dinero público, hacer algo de propaganda de su partido, el PSOE. Como si no aprovechasen lo suficiente, los medios municipales, léase, Castilleja al mes; léase, página web de la Casa Grande de la Calle Convento. ¡Ventajistas!
Lo malo de este plan es, que con la Ley en la mano, este sarao puede ser considerado un acto de promoción ilegal. Y, creo, lo mismo esto no le gusta mucho ni a P.P., ni a I.U., ni a P.A. que ni tienen la posibilidad de tomar la palabra ese día, ni pueden vender su gestión aunque, llegados a este punto, justo sería decir que, para poner en el escaparate la misma, primero tendrían que haber hecho algo que no es el caso porque, en la magnífica Hacienda de la Calle Enmedio, Cultura, lo que se dice Cultura, hay poca, empezando por la Concejala que está al frente y terminando por el técnico que, ni viviendo dos vidas, se creerá la potra que ha tenido pues no valiendo ni para conserje, ha acabado mandando.
Bien mirado, es una lástima que nos hayan privado de semejante espectáculo. Nos hemos perdido la magnífica oratoria de nuestro sin par Manolo Benítez. Nos hemos perdido la comilona posterior. Nos hemos perdido el olor a Gotas de oro de las palmeras habituales. Nos hemos perdido el circo socialista en estado puro. Ciertamente, Juan Prieto, le ha tocado la lotería. Si la Junta electoral hace lo que tiene que hacer, los grandes protagonistas de ese día, serán quienes tienen que serlo: su libro y usted. Y yo estaré allí para dejarme las manos aplaudiendo, como merecen personas así. Aunque a muchos les fastidie mi presencia. Para eso, esa también es mi casa.

sábado, 23 de abril de 2011

Águila roja o como aprovechar un filón televisivo para hacer una película

No soy seguidor de Águila roja. No tengo tiempo para hacer todas las cosas que me gustan que, por suerte, son muchas, muchísimas podría decirse. No lo soy y bien que me apena. Acabo de salir hace un rato del cine y, la adaptación cinematográfica, me ha parecido interesante y entretenida. No entiendo como no me he parado a verla nunca. Habrá que enmendarlo.
Sabrán que, servidor, para crítico no serviría. Para que un filme no cumpla los parámetros que exijo al séptimo arte, la cinta tiene que ser mala... de solemnidad que diría Butanito. No es el caso. Águila roja, la película, es un producto que logra, con creces, cumplir su cometido. Distraer dos horas mi cerebro y hacer que piense en otra cosa que no sea, acabar con quienes mandan en Castilleja de la Cuesta (esta es una ironía con tela de mala uva). Ambientada en el siglo XVII y, por concretar, en el reinado de Felipe IV, el argumento es sencillo: un súper héroe enmascarado, hace de justiciero del pueblo.
Y no hay más. Parece ser que, si son acérrimos de este serial, lo que encuentran es lo que iban buscando. Encuentran a Inma Cuesta, a Francis Lorenzo (me cae usted fatal, caballero), a David Janer, a Myriam Gallego (a su delantera también) y a Javier Gutierrez (que lo borda). También encuentran a la tal Martina Klein que -no soy capaz de entender que le ven- tiene que puntuar en la baremación de las subvenciones, pues está en todos lados. Lo mismo vale para pasar modelos que para escribir columnas. Para contar chistes que para actuar. Para vender chocolate que para presentar programas. La tía lleva aquí la tira de tiempo y el acento argentino no lo pierde ni a la de tres, con lo que, su personaje, es poco creíble porque, en esos años, tenía que ser tela de complicado que, del otro lado del charco, emigrase nadie a quien le hubiese dado lugar tener esa pronunciación.
Todo esto quien lo dirige, es José Ramón Ayerra, que debuta en la pantalla grande tras su exitoso paso por series como Los Serrano, Javier ya no vive solo, Los hombres de Paco o Lex aunque, me da a mi, que el papel de Daniel Écija como productor, no ha quedado solo en ese cometido.
Vayan a verla. No es el típico bodrio al que los chicos de la ceja nos tienen acostumbrados. ¿Será porque no hay ninguno por ahí?

jueves, 21 de abril de 2011

Empieza la Semana Santa

Hoy empieza la Semana Santa. Sí, no me he vuelto loco, ni estoy escribiendo bajo los efectos del alcohol o de las drogas. Hoy, tras el preludio que fueron pregones, traslados y demás actos religiosos, en Castilleja de la Cuesta, capital de mi maravillosomundo, se inicia, puede que con algunos días de retraso con respecto a otros lares que, desgraciadamente, no tienen la fortuna de ser este cachito del universo, la verdadera Semana de Pasión.
Aquí, aún a riesgo de parecer fundamentalista, tenemos la mejor representación de lo acaecido -va ya para dos mil once años- en Judea. Dos Hermandades (no necesitamos más) pondrán en las calles de la Villa, todos sus tesoros para disfrute del resto del planeta Tierra. No es que no tengan la posibilidad de contemplar los mismos, el resto del año. No es que no puedan planificar en cualquier momento del calendario, una visita para sentir lo que, afortunadamente, sentimos los paisanos de esta población. No es eso. Lo que pasa es, que si quieren vivirlo en todo su esplendor, tendrán que hacer lo contrario a lo que hacen en el resto de países. Así, en lugar de presenciar las cofradías y marchar a la playa o al campo, en los días finales, tendrán que descansar previamente, para poder, de este modo, estar en plenitud de condiciones físicas, cuando llegue la tarde del Jueves Santo, la Madrugá, la jornada vespertina del Viernes y el Domingo de Resurrección, del alba a la noche. Tampoco es tan complicado. Simplemente, tienen que explicar en sus agencias de viajes, que quieren conocer la más grande de las Semanas Santas y, si el tipo es inteligente y está informado, si es un buen profesional en definitiva, sabrá como tiene que organizar su tour. A los castillejanos nos encanta recibir foráneos y somos unos magníficos anfitriones, así que, por la acogida, no tienen que estar preocupados. Por el alojamiento tampoco. Tenemos hoteles a su disposición y, si completamos las plazas, cerquita, en Sevilla y alrededores, tienen otros que entienden perfectamente cual es su obligación. Dar servicio a este evento sin igual que, por otra parte, esperan como Maná caído del cielo, porque es el que les arregla los números al final del ejercicio.
¿Qué van a descubrir?
Van a descubrir las simpares imágenes de María Santísima de los Dolores, Inmaculada Concepción, Nuestra Señora de la Soledad, Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y Nuestro Padre Jesús de los Remedios. Van a vivir, las legendarias Vueltas de la Calle Real y de la Plaza. Van a poder conocer, la exquisita gastronomía de un buen puñado de restaurantes y la célebre repostería artesanal, exportada a los cinco continentes. Van a emocionarse con nuestra música cofrade y nuestros saeteros y saeteras, alguna de las cuales, es sobradamente popular por su actuación en espacios televisivos internacionales, de cadenas como Canarsú.
Quedan pues, lectores de este sitio de todas las partes del globo, invitados a venir. Aquí los esperamos. Estaremos encantados de darles la bienvenida y de hacerles partícipes. Siéntanse como en casa. Disfruten la experiencia de ser castillejanos si quiera por unas horas. Seguro que, después, entenderán mejor porque estamos tan orgullosos de nuestro pueblo y por qué, exhibimos como blasón distintivo en nuestros pasaportes, el hecho diferencial de ser de aquí.



miércoles, 20 de abril de 2011

Enhorabuena Manolo: ya tiene usted la parejita

Como las ruedas de las bicicletas y de las motos. Como los calcetines. Como los donuts. Como los mellizos, Manolo, nuestro Manolo, ya tiene la parejita. ¡Enhorabuena Alcalde! ¡Qué callado se lo tenía! ¡Está hecho usted todo un campeón!
Dos, número par que dobla, ahí es nada, la cantidad de denuncias que habían sumado, el resto de primeros ediles de las Corporaciones precedentes, desde que la Democracia arribo a nuestra amada y añorada Castilleja de la Cuesta. Ni Julian Salguero, ni Paco Carrero, ni Carmen Tovar, habían sido denunciados jamás en primera persona. Manolo Benítez en, curiosamente, dos años, ha logrado lo que parecía imposible en los treinta previos.
Si escuchamos a los voceros paniaguados, todo esto es un rollo que nos hemos inventado tres o cuatro fachas. Fachas como Tomás Arias. Fachas como los autores de los blogs Castilleja protesta y Castilleja, la verdad. Fachas como Rafael Baena. Fachas como Juana Rodríguez y fachas, como los miembros del sindicato, que han ido con el cuento a la Justicia o, los editores de los principales diarios. Todos fachas. Porque, aquí, todo aquel vecino que no adule a los adalides del pensamiento único, es un facha. Con un par de... que también son dos.
La segunda, que no es donde juega mi Betis precisamente, parece ser que es por, presuntamente, prevaricar. Parece ser que, los maderos, ponían multas. Parece ser que, los multados, no aceptaban las sanciones. Parece ser que, se iban a ver a Manolo y, por concluir, parece ser que, este, graciosamente, decidía cual de las mismas seguía su curso. Repito: parece ser.
Ahora, un Juzgado tendrá que decir si esto es verdad o no y, hasta ese instante, quien encabeza la lista del PSOE, es inocente. Falta, alguna explicación en la prensa o en la radio. Faltan, aquellas respuestas que decían tener, para la otrora capital del Aljarafe. Faltan... y van a seguir faltando. Porque se han quedado más mudos que el de la bocina de los Hermanos Marx. A los ni-nis, lo de dar la cara se les ha dado históricamente fatal. Lo de amenazar con partírnosla, indiscutiblemente, mejor. Y pensar que, estas cosas, uno pensaba que eran más propias de otros lares. Queda claro que, la pasta, no es lo único que hemos importado de Italia. ¡Porca miseria!

sábado, 16 de abril de 2011

Los barberos de Castilleja de la Cuesta

Como soy un enamorado de Castilleja de la Cuesta. Como me interesa absolutamente todo lo que tenga que ver con la misma. Como considero que nuestra Historia es preciosa. Como pienso que darla a conocer debiera ser obligación. Como no me guía ningún interés partidista. Como, por tanto, me precio de ser hombre justo, no tengo ningún reparo, es más, tengo la gran satisfacción, de recibir con alegría el último número de la revista La asociación, que imprime el colectivo agrupado en torno a la figura de don Rafael Bellido Caro.
¿Significa esto que he dejado de pensar lo que pienso sobre esta agrupación? Rotundamente no.
Considero que, por ser quienes son sus líderes, gozan del favor de nuestro Ayuntamiento. Así lo escribí y me reitero. En un pueblo donde pasan las de Caín, Peñas Bética y Sevillista. En una Villa donde han desaparecido dos Casinos. En un sitio donde hasta los Partidos políticos sufren apuros económicos. En una vecindad donde solo poseen fortaleza como conjunto, sus Hermandades, que un grupo pueda mantener sede con bar, varios viajes al año, un calendario de actividades como el que mantienen y hasta una revista de cierto postín, a mi personalmente, no me cuadra. Dirán que es por el esfuerzo de sus asociados. Que sí, que lo que ustedes quieran, pero que, ese esfuerzo cuesta perras, las perras escasean y, los números, cuadran mejor si es más gorda la subvención. Porque de lo que no me va a convencer nadie, es de la autosuficiencia sin el apoyo público, de una u otra manera, ahí no entro.
No es este el tema hoy. Hoy me levanto y aplaudo, con ganas además, por el artículo escrito por Antonio García Borrego. Si no lo han leído, busquen un ejemplar y háganlo. Versa sobre los barberos locales a lo largo de los tiempos. Lo que ha hecho este hombre es rescatar nuestro pasado, ponerlo en papel y entregárnoslo para que lo tengamos presente. Eso es hacer Cultura. Eso debería ser, lo que nuestros prebostes de la cosa pública tendrían que hacer. Chapó por Antonio García Borrego. Me descubro ante el trabajo, la documentación y el cariño con el que se ha tratado el tema. Un lujo, sin exageraciones, donde aprenden los que no saben; recuerdan los que sí y que queda como legado, para los que vengan.
Así, sí. Así solo nos queda decir amen, hasta a los más críticos. Ven como es sencillo cuando se demuestra amor al vecindario y no a uno mismo. Eso es lo que ha hecho este caballero y, este humilde junta letras, no tiene reparo en destacarlo.
Para que luego digan.

jueves, 14 de abril de 2011

¡Indignaos! de Stèphane Hessel

He dedicado el último par de horas, de esta preciosa tarde primaveral con la que nos está obsequiando Abril (hasta hoy), para leer con calma, paladeando cada palabra, intentando asimilar los conceptos, el librito de Destino, cuyo nombre y autor titulan esta parrafada. Lo catalogo así porque, su extensión, es únicamente de sesenta páginas.
No puede hablarse de este volumen sin indicar que, quien lo ha escrito, es un francés nacido en Berlín de noventa y cuatro años en la actualidad. Socialista aunque no muy convencido. Miembro de la Resistencia. Superviviente del horror de los campos de exterminio nazis. Diplomático y único miembro vivo, del equipo redactor de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
¡Indignaos! es un alegato contra la indiferencia y a favor de la insurrección pacífica, de unas veintisiete cuartillas. Se hace más grande, gracias al magnífico prólogo de José Luis Sampedro, donde se incide en la dictadura de los mercados, en el trato a los inmigrantes y a las minorías étnicas. Mediante el mismo, se invita a las generaciones que le suceden, a rebelarse y a no sucumbir al consumismo feroz y a la distracción de unos medios de comunicación, propiedad de emporios económicos. En Francia, ha sido adquirido por un millón y medio de lectores. En España, está a la venta en cualquier librería por cinco euros.
Recomiendo leerlo. Aporta la lúcida visión de un tipo vivido y comprometido. A esos, con los pocos que quedan, hay que hacerles caso, mucho caso.

miércoles, 13 de abril de 2011

La Ley del menor: un error subsanable

Mozart no había cumplido cinco años, cuando ya componía obras musicales en Salzburgo, que asombraban a la realeza y a la aristocracia. Beethoven, sobre los siete de edad, debutó en Colonia y, a los once, realizó su primera composición musical Nueve variaciones sobre una marcha de Erns Christoph Dressler. No tenía aún doce Blaise Pascal, cuando le había dado lugar de reinventar la geometría euclídea. Diecisiete gastaba Rimbaud cuando nos legó Le bateu ivre. Los mismos, por otra parte, que rondaba Raúl, cuando empezó a escribir su leyenda con el Real de Madrid. Federico García Lorca publicó su primer libro, Impresiones y paisajes, con escasos veinte añitos. Ducasse, Cantos de Maldoror con solo uno más. Saint Just, veinticinco veranos, impuso a la Asamblea el regicidio de Luis XVI. Misma fecha de cumpleaños tenía Holderling, redactando el proyecto del idealismo alemán, junto a Schelling y Hegel. Alejandro de Macedonia había conquistado medio mundo conocido con apenas veintiséis añillos y, por concluir, John Keats, con los mismos tacos de almanaque, se había ido a criar malvas dejando, eso sí, un legado poético inmenso.
No hay edad para ser genial. No hay una norma que impida a los niños hacer cosas de adultos. Algunos hacen la faena cumbre de sus vidas tan pronto que, el resto, pueden emplearlo en la contemplación de la misma. Lo mismo que para hacer el bien, también están preparados los seres para hacer el mal, desde la infancia. No creerlo, no contemplarlo, es de necios.
Llevamos muchísimos telediarios en el cuerpo como para no entender que, quien es capaz de decidir asesinar a los quince es lo bastante maduro, como para acatar la pena que le caería al que cometiese el crimen a los cuarenta. Mientras más tiempo perdamos en reformar nuestras leyes, más posibilidades hay de seguir llenando horas de televisión, con crímenes como los que no citaré aunque todos tengamos presentes.
En breve seré padre. Dos renacuajos llenarán de sonrisas, lágrimas, desvelos y satisfacciones mi vida. Sé, porque llevo más de doce años trabajando con niños, lo que supone un crío para su familia. Son los príncipes de las casas. Imaginar lo que tiene que ser perder un hijo, no está a mi alcance de momento. Mas no por esto permanezco insensible a esta problemática. En el 2012 hay Elecciones Generales, espero y deseo ver, en los programas electorales de los respectivos partidos, la propuesta de reforma de esta terrible Ley del menor, que habrá que cambiar para que haga, de verdad, Justicia. Mi voto será para la formación que arregle esto. No entiendo como, a estas alturas, sigue en vigor. Seguro que tiene que ver el hecho de que, de momento, no le ha pasado nada a la hija o hijo de ninguno de nuestros políticos. Otro gallo hubiese cantado si, en vez de del Castillo, la pobre Marta se hubiese apellidado Zapatero o Rajoy.


lunes, 11 de abril de 2011

Robles y el PSOE, como para no pensar mal

Eterno revival. Esta noche, el todavía Partido Socialista Obrero Español, tiene un acto en su restaurante habitual, Robles Aljarafe. Robles Aljarafe, viene siendo el sitio donde sucede todo lo que afecta a la escuadra acaudillada por Benítez, don Manué. Que hay que celebrar un mitín, a comer al Robles. Que hay que presentar a la ni-ni pandi, a beber al Robles. Que hay que agasajar a los militantes antiguos, todo quisqui para el Robles. Como si no hubiese otras opciones. Como si, en nuestra Castilleja de la Cuesta, no tuviésemos magníficos establecimientos hoteleros. No les vale el Calamocha. No les sirve el Iguana ranas. No les viene bien, Casa Chari, Casa Joselito, Bodega Parra o el Marengo. No es de su agrado, el italiano de la Calle Real que regentan los mismos propietarios del Cañaveral. No ven, como el resto del mundo, precioso el Hotel Hacienda Santa Bárbara, del entrañable Pepe y de la gentil Zoqui. A Robles y, al resto, que le vayan dando mucho por donde amargan los pepinos. ¡Sí, señor! Así se apoya al empresariado local. Así se defiende a quienes crean riqueza en nuestra Villa. Luego, intentarán liarlos para que participen en eventos como, la Muestra del comercio y las empresas castillejanas (MARCO), la Feria del bebé o la del marisco gallego. En ese momento, sí. Ahora, para dejar los duros en la caja, no.
No quisiera pensar que, tanto ágape en los salones del antiguo Semáforo, tiene que ver con un episodio, acaecido hace algunos años por el cual, un pico del Parque verde, terminó siendo aparcamiento de esa casa. No quisiera, pero me es harto complicado apartar esos malos pensamientos. Desde esa fecha, siempre que hay que festejar, se hace en esos lares. Serán casualidades de la vida, que se yo.

sábado, 9 de abril de 2011

Sobre la ausencia de sociedad civil

Es una realidad incuestionable que, en los sitios donde la gente tiene la capacidad de juntarse, de aglutinar intereses, de hacer piña, en garbanzos y chícharos, es virtualmente imposible que, quienes les gobiernan, caigan en la tiranía y el despotismo.
¿Por qué? Simple.
Donde se articulan movimientos al margen del poder para crear, para observar, para debatir, para lo que sea, la sociedad da muestras de madurez, da muestras de ser independiente, da muestras de fortaleza en las relaciones interpersonales y de haber tomado conciencia, de la verdadera importancia del ciudadano que es, aunque muchísimas veces no lo parezca, el destinatario final de las decisiones políticas.
En la Castilleja de nuestros días, gran parte del problema se solucionaría si, aparte de las Hermandades, hubiese foros de discusión donde la población, conociese y asumiese, sus deberes y derechos. En esos espacios, aparte de aficiones y gustos, se fomentaría el conocimiento y el cariño a lo propio, entendiendo como tal, el conjunto de calles, casas y personas que conviven en un territorio común, anexas a lo privativo o particular.
Es obvio que esto, a quienes rigen nuestros destinos desde la Casa Grande de la Calle Convento, no le interesa y, para evitar el verdadero objetivo con el que nace cualquier tipo de movimiento asociativo, posee una serie de mecanismos que activa en cuanto, de la nada, surge una iniciativa alternativa. Veámoslos.
Como participante en la fundación de cuatro asociaciones, el primer problema al que me he tenido que enfrentar, es lo complicado que resulta inscribir en el registro municipal creado a tal fin, cualquiera de mis criaturas. Quien no haya tenido que cumplimentar unos estatutos, quien no haya tenido que enfrentarse a la burocracia, quien no haya, en suma, tenido que legalizar, no es consciente de las trabas que se ponen, a los inquietos que quieren caminar con los papeles en regla. De ahí que, una vez superados estos escollos, que en el ámbito de actuación local, se sumen otros papeleos igualmente procelosos, resulta cuando menos sintomático, de la nula colaboración que va a recibirse de la Administración más cercana.
¿Qué se pretende con esto? Fácil. Se quiere controlar la aparición de posibles focos opositores.
Si, aún así, superas esta última barrera, tendrás que enfrentarte a la más terrible de las indiferencias en cualquier actividad que pretendas realizar. Eso, cuando no te contra programen o, directamente, como fue mi caso, hagan lo posible por evitar la participación del mayor número de vecinos, negando el disfrute de Casa de la Cultura, Centro Cívico, jardines o Polideportivos o -es grave- retirando la cartelería que anunciaba los eventos.
De ahí que, para que se consolide cualquier invento de este tipo, la colaboración de nuestro Ayuntamiento sea primordial. Analicen cuales son las opciones que han prosperado de la nada y quienes están detrás de ellas. En un gran porcentaje, son ex-concejales, militantes o afines al Partido Socialista. Hablo de asociaciones pseudo-culturales, como la Rafael Bellido; asociaciones de mujeres, como AMFE o Tarazana donde, a sus Presidentes, pocas veces los van a ver posicionarse en contra de esta manera de llevar la Villa, cuando no los van a ver, haciendo bellas alabanzas a nuestros sucesivos Alcaldes. Así, gozan de la mayor asignación en subvenciones, gozan de espacios donde trabajar e, incluso, de no-dos con los que contribuir a la propagación del pensamiento único, el correcto.
Se que es duro lo que cuento. Se que, algunos de los que participan, no son conscientes de esto. Es lo que hay. Mientras en la capital de nuestro maravillosomundo, no sea posible participar en organizaciones no politizadas, no existirá la verdadera Libertad. Denunciarlo, como lo estoy haciendo, debería ser el primer paso para acabar con movimientos cuya génesis fue, en algunos casos, contrarrestar otros previos y, en otros, impedir iniciativas parecidas. Ahora, a recibir palos. Esta vez espero que, al menos, argumenten y no se queden en el insulto anónimo.

viernes, 8 de abril de 2011

Política de pintado de bordillos

Como cada cuatro años. Como cada vez que llega el examen que son las Elecciones Municipales. Como cada vez que le toca hablar al vecino, sufrido mantenedor del magnífico negocio que, para algunos (y algunas) es ser político, ha comenzado a ponerse en práctica el programa electoral de nuestros ilustrados socialistas.
El programa, no es eso que nos venden cuatro años antes, impreso en un libro con multitud de fotos, propuestas virtuales y promesas inverosímiles. ¡Qué va! El programa es lo que, curiosamente, cuatro meses antes de la asistencia del votante a su cita con las urnas, comienza a hacerse realidad en las calles de nuestra Castilleja de la Cuesta. El programa verdadero, comprende una serie de acciones que, por sí mismas, suponen un insulto a la inteligencia del ciudadano porque son las que, cotidianamente, tendría que realizar su Ayuntamiento sin que fueran noticia. Mediante ellas, se intenta tapar todo lo anterior.
Así, con la pintura de los bordillos, se oculta lo bordes que han sido los que no pintaban nada en las listas de doña Carmen. Con la sobre dosis de revistas informativas, se tapa el silencio con el que han ocultado lo interesante y se intenta manipular. Con la sobre-contratación de personal en precario, se esconde el fracaso de las políticas de empleo con las que, decían, se iba a acabar con el paro en la localidad. Con el adecentamiento de parques y jardines, se hace más visible el abandono de los meses previos, en los mismos espacios. Con la multitud de actos, son más diáfanas las nulas opciones de ocio que tenemos... Y así, hasta el infinito y más allá, que diría el personaje aquel de Toy story.
De esta guisa quieren hacer ver, lo duro y sacrificado de su labor. Como si las labores de mantenimiento, no formasen parte de sus tareas normales y corrientes. Como si reponer pintura, cortar malas hierbas o limpiar una calle fuesen un regalo cuando, precisamente para eso, es para lo que se pagan tributos. La lástima de esto, es que habrá quien pique y se quede con la última imagen, la de un Consistorio que parece estar pendiente de sus necesidades.
Este equipo de gobierno, ha sido el más incapaz y el más inoperante, de todos los que han llevado nuestro municipio. Se ha escondido en sus despachos y, en el colmo del cinismo y de la mentira, ha fingido abrir las puertas con el camelo de las Oficinas de Atención Vecinal, sitios donde, por norma, se les dan largas cambiadas, a una legítima demanda de la ciudadanía, la de ser oída por quien está puesto ahí para eso. Ha reducido al mínimo las inversiones y paralizado cualquier proyecto, sin ir más lejos, me permito recordar que la idea estrella con la que concurrieron a las últimas votaciones, era el soterramiento de la autovía y la conversión del espacio superior en un mega-espacio verde.
Soluciones en temas tan espinosos como, la seguridad, la movilidad o la educación, han quedado aparcadas y continuamos, con una guardería insuficiente para atender las solicitudes, colegios sin aula matinal, comedor y actividades extra escolares o, sin tener ningún tipo de conexión suficiente, a las redes de metro o cercanías. Continuamos durmiendo sin Policía que nos vigile y haga cumplir las ordenanzas. Continuamos quedándonos atascados, cada vez que a Ikea le da por rebajar la estantería Billy o como coño se llame. Continuamos viendo a los mismos, sumar y sumar contratos. Continuamos y continuaremos mientras nos gobierne un partido que, lo mejor que nos puede ofrecer, es un jardinero, una limpiadora y dimisionarios que no dimiten realmente, porque están agarrados al cargo como monos a columpio.
En fin, que triste, que penoso, es ver como, mano tras mano, pretenden meternos el mismo gol, hacernos el jaque mate pastor o, comerse nuestra ficha puesta en su casilla de salida con un cinco... que son, a vuela pluma, las maneras más estúpidas de ganar este partido, esta partida de ajedrez y este parchís, que son los juegos con los que nos quieren entretener. Juegos de niños, política de infantes, gestores de pacotilla... peligroso combinado que, a fuerza de tomar y tomar, nos ha dejado borrachos y atontados, a merced de lo que nos quieran hacer.


jueves, 7 de abril de 2011

¿Monumento a las torteras o cartel publicitario de Inés Rosales?

Hay veces que pienso que lo hacen adrede. Se sientan en sus despachos y, como les va la marcha, se ponen a pensar como meterse en un charco, aunque haga treinta y pico grados, lleve sin llover días y, lo más cerca que estemos de ver la lluvia, sea viendo el mapa del tiempo de Londres.
Si no, no se entiende.
Ni quedándose la idea de otros. Ni siendo facilito el asunto. Ni siquiera, gozando del favor popular que, ante la idea de homenajear a SUS torteras, ha aplaudido unánimemente. Por tener, tenían hasta mi aprobación que, desde estas líneas, defendí que se erigiera (eso sí, señalando quien había hecho la propuesta originalmente).
Nada, ni por esas. Han vuelto a meter la pata.
Porque, con todos mis respetos, la gigantesca mano que sostiene una torta donde, antiguamente, estaba el cruce del Embrujo, no es un Monumento a las torteras... es un cartel publicitario de la empresa Inés Rosales, colocado en terreno público y con vocación de permanencia eterna. Es propaganda de balde, en la puerta natural de Castilleja de la Cuesta. Es promoción gratuita, en el lugar por el que circulan más vehículos de toda la población. Es una cesión pagando la valla, de un emplazamiento fantástico... Para los restos.
Por eso entiendo el enfado de la propiedad, de las dos fábricas que continúan asentadas en nuestra Villa creando empleo, generando riqueza, honrado una tradición más que centenaria. Comprendo a la perfección, la carta que en nombre de Tortas Upita de los Reyes y de Tortas Hermanos Prieto Gordillo, han dirigido sus gerentes a su Alcalde. Es más, me solidarizo plenamente con ellos porque, el contenido que ayer hizo público el magnífico sitio castillejadelacuestalaverdad.blogspot.com, deja clarito que se sienten engañados y traicionados por quien debería defenderles, debería luchar codo con codo junto a ellos y debería ser el primer interesado, en el triunfo de estas dos industrias netamente locales.
Ignoro que de interesante puede haber, en la cesión de una porción de término municipal, para vender una marca que, aunque me disguste, aunque no entienda como se dejo marchar, aunque la considere históricamente castillejana, hoy por hoy, no mantiene más que vinculación sentimental con este lugar. Lo que no ignoro, es el agravio que se comete con las aún afincadas aquí. O con la heredera de don Andrés Gaviño. Si a Inés Rosales se le da esa posibilidad, bien debieran tener su propia parcela Upita y los Hermanos Prieto Gordillo, para colocar su logotipo bien visible, para vender su producto con las mismas posibilidades, para poder gritar, orgullosos a los cuatro vientos que, su repostería, es la única que sigue teniendo denominación de origen, cien por cien autóctona.
Lo que yo les diga, quienes nos gobiernan son tan desastrosos, que si se cayeran de espaldas se partirían el pecho.

miércoles, 6 de abril de 2011

La camiseta de Quico

Si viviera Quijano, no tendría que explicar quien fue Quico porque, al bueno de don Antonio, no se le olvidaban ni el nombre ni los apellidos, de ninguna de las fichas del Real Betis Balompié que, en una cantidad equivalente al tamaño de una montaña, había tenido que rellenar. Quijano, como Quico, no está entre nosotros ya. Uno, con la única compañía de un chófer de Tussam, se marchó al cuarto anillo cuando, a lo que iba en el urbano, era a cumplir su cometido en las oficinas del Estadio. Otro, joven, lozano, pleno aún, se fue a vestir la albiverde, a los prados de la gloria, va ya para siete años.
Quico fue un defensa central que, de la mano del gran Lorenzo Serra Ferrer, tomó la alternativa en aquella escuadra heliopolitana de mediados de los noventa, que asombró a Europa entera, con victorias de tronío en Estambul o en Kaiserslautern y, a la que solo pudieron detener, el Barcelona de Ronaldo y Figo, en una final de Copa inmerecidamente perdida, la del Bernabéu y, el Chelsea de Zola, Gullit y Tore Andre Flo, a la postre Campeón de la extinta Recopa. La enfermedad puso fin, prematuramente, a la carrera de un chico que, como Tristán, como Aurelio, como otros tantos, pudo haber comido del fútbol perfectamente. El pago que recibió fue, el desprecio de un Lopera que, en el colmo de la crueldad, lo puso a limpiar las gradas de la Ciudad Deportiva, mientras se resolvía su jubilación.
Hace unos días, en medio de la tonelada de material que acumulaba, en un almacén de las inmediaciones de Jabugo quien, jamás de los jamases, debería volver a salir a la calle, por tirano, por carente de ética, por malo, apareció una tercibarrada con el veintitrés y el nombre de ese tipo, al que tuve la suerte de tratar en el Marengo de Castilleja de la Cuesta, en un tiempo donde estuvo de novio con una paisana y al que, porque es verdad, recordaré siempre como una buena persona y un caballero. Esa camisola, le ha sido entregada a un amigo por un compañero suyo, Juan Ureña, componente del cuadro técnico de la entidad.
Y a mi, que soy un romántico, que soy un mitómano, me parece que, la misma, donde debiera estar sería en el futuro Museo del Club, como recuerdo indeleble de alguien que, es cierto, no pasará a la Historia por sus logros deportivos, ni dejará recuerdo, mas que por haber sudado, como tantos miles, los colores de la casaca verdiblanca pero que, en como fue tratado y vejado, representa el odio que quien se dice cristiano, profesó a todos los que no le rieron las gracias. A mi, que creo en la Justicia del tiempo, me da la impresión que, esa confección escondida y secuestrada a su legítimo propietario, el Betis, simboliza dos nefastas décadas donde, mi alma y la de una afición, fueron maltratadas por un déspota que, en el colmo del egocentrismo, creyó que era suyo lo que no es de nadie y es de todos. A mi, que se que al final todos tenemos lo que merecemos, me da alegría que, hoy, mientras llega el día en que sea realidad ese espacio para el recuerdo, se haya hecho depositario de ese retal cosido con la sangre, el sudor y las lágrimas de generaciones de béticos, a uno que recordará a quien lleva más de seis años en el cielo. Porque lo que hizo un ditero del Fontanal con Quico, es lo que hizo con todos nosotros y, esa camiseta, la única que se ha encontrado, la que lo libra del olvido, no es que esté hecha de oro, no es que valga un potosí, pero de lo que se ha fabricado, es del mismo material con el que se crean los sueños y eso, eso sí que es un tesoro digno de tener expuesto en una vitrina, para que todos sepan que, con los que sufren por lo que acontece en la Avenida de la Palmera, no va a haber quien pueda nunca.


lunes, 4 de abril de 2011

Información, opinión y debate

Aprovecho hoy, que la cosa está floja de noticias de interés, para aclarar unos conceptos que, alguno de los que por aquí se deja caer, no termina de entender.
Esto es INFORMACIÓN:
Ayer tarde, estreno su espectáculo en el Teatro Maestranza, Ángel Corella, bailarín principal y director artístico que, en su larga trayectoria que arrancó, cuando este caballero de las tablas tenía apenas diez años, ha obtenido el Premio Nacional de Danza, la Medalla Internacional de las Artes de Madrid, el Micrófono de Oro o el Premio Galileo, entre otros. Que ha sido estrella invitada en el Royal Ballet de Londres, la Scala de Milán, el Ballet de Australia, el de Tokio, el de Chile, el de Hungría y el Kirov de San Petersburgo, amen del American Ballet. Que ha formado parte, de la Compañía de Víctor Ullate antes de formar la suya propia...
Su formación, auspiciada por la Junta de Castilla y León, ofreció un show de dos horas casi, donde hubo tiempo para el estilo clásico, con la Suite de Raymonda coregrafiada, originalmente, por Petipá y Gorsky; el flamenco, con la Soleá Pas de Deux, de María Pagés y el contemporáneo, con las composiciones For 4 y DGV: Danse a grand Vitesse, ambas de Christopher Wheeldon.
Esto es OPINIÓN:
Mi impresión personal luego de asistir es, que en la programación de este veinte aniversario de la sala con forma de olla, ubicada en el Paseo Colón, deberían programarse más eventos de este estilo porque, hasta a los no entendidos, como este humilde junta letras, les encantó a tenor de los comentarios escuchados, a la salida y coincidentes con mi parecer. Sin duda, considero un error haber limitado el abono de esta especialidad, a dos fechas. Mínimo, tendrían que haberse programado, dos actuaciones más, como en los años previos.
¿Qué es DEBATE?
Debate es, discrepar sobre esa apreciación y, argumentando, construir una réplica donde se aporte o reste, según los conocimientos que se tengan o no. Imprescindible que haya educación. Necesario y deseable, respeto pese a la divergencia.

Se ha entendido, ¿verdad? A ver por qué, cuando en vez de sobre ballet, escribo sobre la gestión de unos tipos que están para servirnos, que pagamos con nuestros impuestos, que deberían partirse la cara por concedernos mejores oportunidades y más calidad de vida, sale siempre el tonto a las tres de turno, a faltar. ¿Tan complicado de entender es esto, cuando no dejo de escuchar en los mismos que no aguantan lo más mínimo, que España ahora sí es un país democrático? ¿Seguro?

viernes, 1 de abril de 2011

Mentirosos y mentirosas profesionales

Me duelen... los centros, de soportar voceros y voceras, comeollas y enchufados, soltando las mismas frasesitas, como si el respetable se hubiese criado en un verano. ¿Por qué, en vez de dedicarse a dar mítines en las puertas de los colegios, en el cementerio, en las cercanías de las obras, en los establecimientos hosteleros cercanos a las dependencias municipales o en los parques, las limpiadoras, los albañiles, los chupatintas, no se dedican a trabajar? ¿Por qué, esa defensa encendida de un tipo al que han denunciado por, supuestamente, repostar gasolina con vales del erario público? ¿Por qué no pedimos que se aclare el asunto, ya que afecta a nuestros impuestos? ¿Por qué estamos con la cantinela de que es una trampa de la oposición? ¿Por qué, si es tan falso el tema, no ha presentado su partido, una denuncia por ídem falsa? ¿Por qué, se niegan a dar explicaciones en el Salón de Plenos? ¿Por qué, no dejan de hablar de las propuestas de I.U. y P.P. y nos hablan de lo que ha hecho su amado PSOE? ¿Por qué tienen la desvergüenza de afirmar que, ni populares ni comunistas han hecho nada en esta legislatura y no le cuentan al pueblo, que han tirado para atrás todas las ideas que les han presentado ambos? ¿Por qué no cuentan como han logrado hacerse con sus plazas en propiedad? ¿Por qué no dan una explicación de que hacen empleados, supuestamente independientes, que han conseguido su plaza en una oposición, supuestamente limpia, con todas las garantías para los opositores, en Plenos y en inauguraciones de piscinas, en horario laboral?
La respuesta es solo una: tienen las manos manchadas de mierda. Son siervos de un cacique que los tiraniza. Han vendido su conciencia por un sueldecito.
Ahora, queridos y queridas, ya sí... Ya podéis decir que, el del blog, ha hablado de vosotros. Embusteros y embusteras profesionales. Trileros de la política local. Pero, por favor, contestad a alguna de estas preguntitas ya que os gusta tanto la charla de casino y vender burritas cojas. ¿O no os da permiso mami ricitos de oro -antes compañera de escoba y fregona- y papi-jardi?