miércoles, 28 de septiembre de 2011

El Casti está que se sale

El Casti, nuestro viejo Casti, comanda con autoridad la Primera División, Andaluza claro está. Lo hace porque, como en el caso del Betis, Real y Balompié es, a día de hoy, el mejor de su grupo. Los de José Antonio Granja, puntito a puntito, se acercan a su objetivo real esta temporada y, con perdón, mientras no mejore la cuestión económica (entre otras), la próxima y la siguiente y las sucesivas: la permanencia.
Lo cierto es, que pese a que, a los castillejistas entre los que me cuento (no en vano soy el socio número 121), nos encantaría ver al Decano del fútbol local en Tercera, con la masa social que tiene, con las estructuras internas que lo sostienen, con la precariedad de sus instalaciones y con el escaso apoyo institucional que lo respalda, el ascenso no es que sea imposible pero, objetivamente hablando, no es aconsejable.
El Castilleja Club de Fútbol, como miembro selecto, de la sociedad de sociedades con más de cincuenta años de Historia en nuestra Villa, goza de una salud de hierro que, con ambiciones no bien calibradas, con pasos en falso, con saltos poco estudiados, podrían poner en peligro su pervivencia. Ejemplos cercanos, bien cercanos, tenemos que avalan esta teoría.
Y aquí, en mi humilde opinión de aficionado despegado del día a día, lo realmente necesario es, que la impagable labor que hace esta asociación, continúe hasta el fin de los tiempos. Porque, más allá de su vertiente deportiva, la casaca albiazul transmite valores que, difícilmente, pueden obtenerse en otros lugares: educación, esfuerzo, solidaridad, compañerismo, trabajo, disciplina... Valores que se regalan a cambio de nada, pues nada se exige a quienes se apuntan más que compromiso y seriedad.
Por eso, el verdadero trabajo de la tercera pata histórica de este pueblo, debe seguir siendo ese: ser una escuela de la vida consagrada a formar hombres de bien. Aunque nos quedemos con las ganas de ver, el escudo triangular de los del Camino del Solís, anunciado en los carteles de la Ciudad deportiva del Sevilla, del Estadio Guadalquivir o del Bahía Sur.
Eso sí, que le quiten lo bailado a nuestro equipo y a nuestra afición, que bien lo merecen.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

gracias Miguel, por esta magnifica exposición que haces de nuestro equipo. Y aun pensando como tu, que el ascenso a la ultima de las categorias nacionales (3ªdivision), seria algo muy costoso y no se si posible de soportar, no quiero dejar de soñar con esa posibilidad, si bien, si esta claro, de que habia que contar con el apoyo, sobre todo, de mas masa social, y de gente que este por la labor de participar en la busqueda de recursos.
Un abrazo.

José Miguel Navarro dijo...

Saludos y de nada, aunque no lo merezca.