sábado, 24 de septiembre de 2011

Una cita de Ayn Rand

En el magnífico Castilleja de la Cuesta, la verdad, del amigo... llamémosle Leónidas, aparece una cita, en el lateral derecho de su portada, de la escritora y filósofa Ayn Rand que, ciertamente, viene al caso porque, con gran veracidad, ejemplifica lo que está sucediendo en nuestra amada Villa.
Ayn Rand nació en San Petersburgo, el dos de Febrero de mil novecientos cinco. Falleció como norteamericana en Nueva York, el seis de Marzo de mil novecientos ochenta y dos. Fue famosa, fundamentalmente, por dos de sus libros: El Manantial y La rebelión de Atlas.
Desarrolló un sistema filosófico llamado objetivismo que, como entenderán, no vamos a exponer aquí. Si les diré que, Ayn, rechazaba el socialismo, el altruismo y la religión; que era fuertemente individualista y que tenía la convicción de que, los gobiernos, tienen una función legítima pero limitada. No era anarquista más bien, era liberal. Como apunte personal más destacado, habría que subrayar el hecho de que, en su propia persona, había padecido la Revolución de 1917, que había expropiado a su padre su negocio de farmacia, empeorando sus condiciones de vida y transformándola, en una gran detractora del comunismo.
Añado de mi cosecha. El menda ha estado dos veces en la antigua Unión Soviética. Una, con mi querido y tristemente fallecido amigo, Ángel Rejano, traductor de la lengua de los hijos de Putin, donde convivimos bastante con los ciudadanos moscovitas, cuyo parecer sobre la ideología que defiende Tomás Arias, era diáfano. Comunismo para el pueblo, capitalismo para sus mandamases. ¿Les suena?
Les dejo, sin más dilación, la cita para que analicen y reflexionen:
"Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las Leyes no lo protegen contra ellos sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad está condenada."

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta este pensamiento, también aplicable a lo que hoy se denomina " El poder de los Mercados"

José Miguel Navarro dijo...

Me gustaría me explicase la relación.

Gracias.

Un saludo.

Anónimo dijo...

¿Quien nos protege de ellos?, especulan, gobiernan sobre los gobiernos, han generado con la aplicación del ultraliberlismo sin control la peor de las crisis (distinto es com se ha tratado esta a nivel local, es otra discusión), cada vez acumulan mas riqueza económica a costa de mayor numero de pobres en el planeta, por supuesto están por encima de las leyes, porque siempre tendrá los mejores abogados y lobbies para influir sobre jueces y gobernantes, cambiar y manipular la opinión publica, porque tienen absoluto control de los medios de comunicación, etc...

José Miguel Navarro dijo...

Expuesto queda.

Saludos.