martes, 4 de enero de 2011

Mister X de camino

Diga lo que diga el E.G.M., el mejor programa deportivo de la radio española, está en la COPE y se llama Tiempo de juego. Lo presenta Paco González, lo anima Pepe Domingo Castaño y, para completar el elenco, llevaba meses mirando a la puerta de entrada, semanas con un soniquete, mitad guasa, mitad retórica, donde se preguntaba cuanto faltaba; días de eterna espera, para la llegada del mejor narrador de partidos de fútbol que, ahora mismo, existe en este país.
Manolo Lama, el cordobés que emociona, enloquece y apasiona, que, de todas las estrellas que había tenido Carrusel, era la única que permanecía frente a los micrófonos de la SER, dijo adiós ayer y, se supone, a finales de enero, contará las jornadas en su nueva casa. Con su llegada, no solo se cierra un ciclo sino que, para PRISA, se hace cada vez más evidente que, su caída como imperio, no va a ser paulatina y pausada, si no acelerada e inmediata.
Porque lo único que ataba a Lama a la emisora amarilla, era su informativo de Cuatro en televisión. Absorbida esta cadena por el entorno de Tele Cinco, nada amarraba ya, al sucesor de Gaspar Rosety en la monarquía de los locutores estrella.
Así que, con la noticia de esta mañana, se confirma lo que era un secreto a voces. Mister X va de camino. Se despejó la incógnita. José Francisco Pérez Sánchez, no tienes que contestar, lo hago yo: no queda nada, el partido se ha acabado. Perdieron los herederos de Polanco, ganaron los curas.