lunes, 4 de abril de 2011

Información, opinión y debate

Aprovecho hoy, que la cosa está floja de noticias de interés, para aclarar unos conceptos que, alguno de los que por aquí se deja caer, no termina de entender.
Esto es INFORMACIÓN:
Ayer tarde, estreno su espectáculo en el Teatro Maestranza, Ángel Corella, bailarín principal y director artístico que, en su larga trayectoria que arrancó, cuando este caballero de las tablas tenía apenas diez años, ha obtenido el Premio Nacional de Danza, la Medalla Internacional de las Artes de Madrid, el Micrófono de Oro o el Premio Galileo, entre otros. Que ha sido estrella invitada en el Royal Ballet de Londres, la Scala de Milán, el Ballet de Australia, el de Tokio, el de Chile, el de Hungría y el Kirov de San Petersburgo, amen del American Ballet. Que ha formado parte, de la Compañía de Víctor Ullate antes de formar la suya propia...
Su formación, auspiciada por la Junta de Castilla y León, ofreció un show de dos horas casi, donde hubo tiempo para el estilo clásico, con la Suite de Raymonda coregrafiada, originalmente, por Petipá y Gorsky; el flamenco, con la Soleá Pas de Deux, de María Pagés y el contemporáneo, con las composiciones For 4 y DGV: Danse a grand Vitesse, ambas de Christopher Wheeldon.
Esto es OPINIÓN:
Mi impresión personal luego de asistir es, que en la programación de este veinte aniversario de la sala con forma de olla, ubicada en el Paseo Colón, deberían programarse más eventos de este estilo porque, hasta a los no entendidos, como este humilde junta letras, les encantó a tenor de los comentarios escuchados, a la salida y coincidentes con mi parecer. Sin duda, considero un error haber limitado el abono de esta especialidad, a dos fechas. Mínimo, tendrían que haberse programado, dos actuaciones más, como en los años previos.
¿Qué es DEBATE?
Debate es, discrepar sobre esa apreciación y, argumentando, construir una réplica donde se aporte o reste, según los conocimientos que se tengan o no. Imprescindible que haya educación. Necesario y deseable, respeto pese a la divergencia.

Se ha entendido, ¿verdad? A ver por qué, cuando en vez de sobre ballet, escribo sobre la gestión de unos tipos que están para servirnos, que pagamos con nuestros impuestos, que deberían partirse la cara por concedernos mejores oportunidades y más calidad de vida, sale siempre el tonto a las tres de turno, a faltar. ¿Tan complicado de entender es esto, cuando no dejo de escuchar en los mismos que no aguantan lo más mínimo, que España ahora sí es un país democrático? ¿Seguro?