lunes, 2 de mayo de 2011

Tontos de interné

Las cosas como son. En Castilleja de la Cuesta, el PSOE no todo lo hace mal, es más, algunas cosas las hace, muy, pero que muy bien. Por eso no pierde la poltrona, obviamente.
-¡Qué me dices, Miguelito el del bus! ¿Te has dado un porrazo esta mañana, al levantarte de la cama y, se te ha nublado el pensamiento?
-No, criaturita, simple y llanamente soy objetivo.
-Entonces ¿vas a hablar bien de la alegre ni-ni pandi?
-Cuando haya que hacerlo, se hará.
Los afortunados poseedores de dos sedes sociales, los que tienen las respuestas, a no se sabe bien qué preguntas, los jerarcas del régimen, son unos maestros consumados en el arte de la propaganda. En ese particular, ni PP, ni IU, ni PA, ni UPyD, ni CDS, ni ninguna otra sigla que haya estado, esté o vaya a estar, son mejores que ellos. Nadie, repito, nadie será capaz de vender burras como las venden ellos. Ciertamente, también hay que hacer notar que, los medios que tienen a su alcance, son infinitamente superiores a los que tienen los demás pero, un poné, los mismos medios tiene el Real Madrid que el F.C. Barcelona y, con todo el dolor de mi corazón, no hay color en el uso que le dan. Luego, aunque la cuestión sea tenerlos o no tenerlos, llegados a ese punto, hay que saber emplearlos y, en esto, vuelvo a insistir, no hay otro partido mejor que el de nuestra Calle Jesús del Gran Poder, con extensión a la Avenida Juan Carlos I, el partido de la tropa conspiradora que, desde tiempo inmemorial, ha basado su superioridad en las urnas, no en la calidad de su proyecto, si no en la buena venta de un ideario que, con poquitas variaciones, viene a decir lo mismo cada vez:
  • Nuestro pueblo está en buenas manos.
  • La oposición no vale ni para estar escondida.
  • Esta Villa es el mejor sitio del mundo para vivir.
  • Si manda otro que no seamos nosotros, se va a ver un ejemplar.
La situación era perfecta y con pocos visos de ser reversible hasta que, inesperadamente, el terreno de juego se amplió, con la aparición de internet. Ahora, ni tener, no una si no dos revistas (Castilleja al mes y la que financia su agrupación, dirigida al público koala); ni tener el favor de los grandes medios (Canal Sur, El Correo, El País, SER...); ni tener más pasta que nadie para poner carteles (y mandar quitar los de los demás); puede evitar que, espontáneamente, hayan surgido ciudadanos que, en el legítimo uso de su libertad de expresión, desde foros autofinanciados y casi gratuitos (este dominio, por ejemplo, me salió de balde y el ADSL, lo costeo por cuatro perras), ejerzan su derecho a protestar, contando su verdad. Y, claro, como al que es conservador, porque el PSOE es lo más conservador que hay en el espectro político andaluz, los cambios le repelen, están intentando cargarse el invento.
Cual es el problema. El problema es, que al campo no se le pueden poner puertas y que, para su disgusto, la red ha venido para quedarse y, en un futuro no muy lejano, las campañas se harán aquí. Porque, el mundo cibernético, es la televisión en la España de los sesenta. Es, la ventana desde la que se entra y se va a entrar, en las casas desde ya. Ahora, quien no esté aquí, no existe. Y, el Partido ¿Socialista? ¿Obrero? ¿Español? ha trabajado en este arado, menos que el Ángel de la guarda de los Kennedy.
Por eso, como no han currado, no tienen plataforma desde la que intoxicar que, según nuestro sin par Manolo Benítez, es lo que hacemos, el póquer de blogueros que lo tenemos desvelado. Por eso, regularmente, se dejan caer por esta negra página que intentan nadie lea, con truquitos como vetar el acceso desde los ordenadores del Centro del Conocimiento (sí, sí, un familiar muy cercano lo ha comprobado y alucinaba), herederos y herederas de la ideología de Pablo Iglesias; miembros y miembras que ejercen de comisarios políticos y, ofenden, advierten y amenazan. Son, los que denomino "tontos de interné", "anónimos a sueldo" o "paniaguados haciendo méritos". Unos pobres infelices que, como no tienen otra manera de demostrar su valía, se hacen notar ante quienes los acaudillan, intentando anular un contra poder que, si calase, podría hacerlos perder su cobijo laboral. Unos lelos que, dejando caer una mierda imaginaria que, en la pobredumbre de sus mentes atrofiadas, consideran deslegitima mi parecer y me condena, a las mayores desgracias, pretenden terminar con elmaravillosomundodemiguel, sin comprender que, si me aburro y me voy, hay relevos muchísimo mejor preparados que este humilde junta letras que, con sumo gusto, seguirán la senda que, don Rafael Baena, el pionero de los blogs castillejanos, abrió hace más de cuatro años.
Me dan pena, me dan lástima. Donde no hay, no hay. Hablo de inteligencia, claro está. Podrían, si quisieran, vender el cerebro a buen precio porque está sin estrenar. Son tan cortitos (paso de añadir cortitas) que no se han dado cuenta aún, que están intentando tapar el Sol con un dedo.