lunes, 9 de mayo de 2011

Unos disparan con un cañón y otros con una pistola de agua pero, en ambos casos, la munición la compramos todos

Imagínense salir a cazar a la selva... con un tira chinas. Imagínense salir a pescar tiburones... en una lancha neumática. Imagínenselo. Ahora, observen la realidad de la campaña electoral, en nuestra querida Castilleja de la Cuesta. Observen la cartelería de unos partidos y la de otros. Observen la propaganda buzoneada. Observen el despliegue de medios en los mítines.
No hay que ser un lumbreras, para llegar a la conclusión de cual es la agrupación rica y cuales las pobres y, si a la capacidad de observación, unimos la de análisis, no hay que ser muy inteligente asimismo, para concluir que, quienes disponen de más, tendrán más opciones para vendernos su producto.
¿De donde sale el dinero que financia a los partidos?
Básicamente, de dos conceptos: Uno, cuotas de afiliados. Dos, asignaciones por representación, esto es, a tanto por concejal puesto en el Salón de Plenos.
En nuestra Villa, quien más presupuesto para actos maneja, es quien más recibe, el PSOE. Curioso, ¿no? O sea que, las fotos que ven por las farolas, los folletos que les meten por debajo de la puerta, las sedes a las que les invitan a ir y las comilonas que les dan a los afines, las pagamos todos. Sí, sí. La verdad es esa. Alguno de los cubiertos de Robles, también los han pagado votantes del PP y de IU. Por supuesto, al revés sucede igual. En el Salón Paradas, invitaron los de la gaviota pero los billetes salieron de nuestras carteras.
De ahí, el ahínco con el que se emplean en esta contienda, todos y cada uno de los componentes de las diferentes marcas. En juego, ahí es nada, está no solo el poder, con lo que ello conlleva, si no el taco que manejará la agrupación para seguir viva.
Solo hay dos excepciones en este duelo: CDS y P.A.
El día de la presentación de Rafael Baena en el Centro Cívico, al no tener concejales los años previos en nuestra Casa Grande, pagaron de su propia bolsa los otrora liderados por Adolfo Suarez. El criticado folio de los invisibles andalucistas -las cosas como son- no lleva en su composición, ni un gramo de dinero público.
Quería que supiesen esto porque, muchos vecinos, se cuestionan de donde sacan para tanto como destacan. Si sospechaban, ya saben que es cierto. De nuestros impuestos, aunque sea en una parte no cuantificada, pero de los mismos, con todas las letritas. Luego hablaran de sacrificios y de apretarse el cinturón.