domingo, 15 de mayo de 2011

Sobre el nuevo libro de Juan Prieto Gordillo

Ayer no, antes de ayer, a eso de las ocho de la tarde, en el precioso jardín de la Hacienda que -dicen- cobija la Cultura en la capital de mi maravillosomundo, rodeado de los suyos o sea, rodeado de Castilleja de la Cuesta, como no podía ser menos porque, el autor, es tan castillejano como el gato de La carboná, se presentó, el nuevo de los volúmenes, de esa locura en la que se ha embarcado este señor y que no es otra que historiar nuestra Villa.
Tras "La villa de Castilleja de la Cuesta. Calles históricas". Tras "La Hermandad de la Plaza de Castilleja de la Cuesta (1370-2000)" viene "La villa de Castilleja de la Cuesta. Puerta del Aljarafe. Historia social".
Y es que, a Juan, a nuestro Juan, le vienen que ni pintados, los versos de Miguel Hernández:
"Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte a parte
a dentelladas secas y calientes.
Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte [...] "
Porque eso es lo que hace Juan. Escarbar. Escarbar entres los legajos. Apartar lo prescindible. Regresar del olvido el verdadero saber, nuestro pasado. Y muy bien, añado con orgullo de paisano convencido.
Juan Prieto no es un cualquiera. Juan Prieto es profesor de Historia del Arte en la Universidad de Huelva; Doctor en Geografía e Historia, especialidad de Historia del Arte por la Universidad de Sevilla; Profesor-Tutor de la UNED de Huelva; Profesor en el Aula de la Experiencia de Castilleja de la Cuesta; Doctor; componente de diferentes grupos de investigación de la Junta de Andalucía; Archivero... Podría seguir, pero creo que lo mismo cuando se entere que estoy escribiendo sobre su persona, se incomoda porque también es humilde, muy humilde y tampoco es plan incomodarlo.
Por eso, a mi me indigna, que a estas alturas se haya dado la mínima difusión a este acto. Ni siquiera en la web del Ayuntamiento que fue el organizador y que, en el apartado de su Concejalía de Cultura, señala como objetivos (esto es textual):
" facilitar el acceso de todos los ciudadanos (¡como se entere doña Bibi que no habéis puesto ciudadanas!) a productos y bienes culturales de calidad, tanto relativos a nuestro patrimonio histórico como a los movimientos culturales actuales, sirviendo además de plataforma y cauce de nuestros artistas locales".
Y, como esto merecía ser reseñado, como esto era Cultura con mayúsculas, como esto era patrimonio histórico, como esto era de un artista local, habéis vuelto a meter la pata. De verdad, si tanto os molesta que os llame ni-nis, ¿por qué no os empleáis con más interés? Veis como me cargáis de razón, cuando digo lo que digo, de Concejala y Director (quise decir ordenanza bien pagado). Parece que os diese vergüenza, con lo bien que estuvo aquello. Recalco: estuvo bien, sensacional para ser concretos. Como dice Mourinho ¿por qué? ¿por qué no darlo a conocer a los medios de comunicación? ¿por qué no publicitar convenientemente el cambio de día? ¿por qué en medio de una campaña electoral?
Por suerte, a quienes nos gusta lo de nuestro terruño, nos enteramos de todo. Hubo lleno y ovación cerrada para María del Valle Carreras, presentadora del acto; para el grupo musical que amenizó; para Ignacio Tovar, introductor del artista; para Juan Prieto Gordillo, para los componentes del Aula de la experiencia. Hubo colas para recibir el ejemplar y la firma del escritor. Hubo fiesta después.
Ojalá, más pronto que tarde, vuelva a juntarse la Castilleja autentica, la que no quiere más políticos de pacotilla, la que quiere volver a ser puntera, la de verdad, la que es como Juan, para presentar el resto de una colección que, por primera vez desde hace muchos años, ha vuelto a poner a nuestro pueblo en su sitio: a la cabeza del Aljarafe en innovación. Ahora, que el resto de municipios copie, si puede porque, para hacerlo, hay que tener lo que tenemos aquí. Una Historia y un Historiador a su altura.