lunes, 20 de junio de 2011

Mercado persa

Hoy lunes, como en los días finales de la pasada semana, continuaran las reuniones entre los diferentes grupos políticos. Habrá que ampliar el escenario porque, el edil no adscrito, se suma a las mismas pues, su voto, puede tener su importancia. Por aquí iban los tiros, queridos lectores, en lo tocante a su salida de las filas de la gaviota. Quedándose junto a Juana, Roque, Rafael y compañía, su papel iba a ser el de mero levanta manos y, a un tío con tanta auto estima y tan alto concepto de su persona, el papel de simple Concejal no le gustaba nada. Quería más y a fe que lo ha conseguido. Ahora ya puede hacer causa común con Tomás Arias, el tipo que lo tiene fascinado y que ha sabido llevárselo al huerto. ¿Pactos, consenso, independencia? Me da la risa. Compadreo y afán de notoriedad, más bien. Demagógicos usos que, habría que ver como sentaban en la propia casa.
A día de hoy, tiremos de tópico, la situación es esta:
Los socialistas, cuyo equipo negociador encabeza el jardinero hooligan, solicitan cuatro liberados. Él mismo, Superman, la novia de Don Limpio y, ¡chan-ta-ta-chan! Inmaculada Oliver. A cambio, ofrecen aumentar las asignaciones por representación y concejal electo. El Partido Popular, sabedor de que, un Ayuntamiento no puede funcionar sin gente con exclusividad, llega solo a tres. Quiten a la que sigue a la musiquita circense y tienen los nombres. En el resto tiene poco que decir porque, en honor a la verdad, salvo saliendo adelante la propuesta de Izquierda Unida, cosa que, desde ya, señalo es imposible, mejora su retribución ostensiblemente, como corresponde a su magnífico resultado electoral y a los usos y costumbres de la Casa Grande de la Villa.
¿En qué ha cambiado el asunto?
Muy sencillo. Sumen. Ocho del PSOE y uno no adscrito son... ¡bingo! Nueve. Ya pueden oponerse todo lo que quieran comunistas y peperos que, con los números en la mano, son minoría.
¿Significa esto que el Señor Sánchez Moya, va a votar favorablemente a los intereses de quienes nos han gobernado y van a seguir haciéndolo?
No lo sabemos pues sigue callado pero, viendo como ha terminado con quienes concurrió a los comicios, no puede descartarse como hipótesis. Tampoco tendría que hacerlo. Con abstenerse, dejaría igualados a PP e IU por un lado (si votasen juntos en este tema) y a los del puño y la rosa, por el otro. Ahí, quien decidiría sería el Alcalde, con su voto de calidad. Si amen de hacerlo él, lo hace el otro "independiente", los ni-nis se habrían salido con la suya y, en poco más de un mes, las promesas de cambio... se habrían ido a hacer lo que rima con Parla
¡Curioso, eh! Lo sería si no estuviesen hablando de dinero. Su dinero y el mío. Nuestro dinero. El dinero de todos. Dinero de un consistorio que debe casi mil kilitos de las antiguas pesetas.
Como para no indignarse y escribir con rabia. ¿Qué haga el menda auto crítica? ¿Qué escriba con responsabilidad? ¿Qué me calle? Y que no se le haya ocurrido a nadie en España, exportar tontos y tontas, cuando los criamos a manojos.